• sábado, 23 de octubre de 2021
  • Actualizado 01:40

 

 
 

SOCIEDAD

Una campaña de microdonaciones trata de ayudar a una asociación de Noáin de niños con una enfermedad rara

El objetivo de la iniciativa es que 205 familias dispongan de chapas con tecnología QR GPS por si los pequeños se pierden y no pueden comunicarse.

Un niño perdido ARCHIVO
El objetivo de la iniciativa es ayudar a estos niños si se pierden. ARCHIVO

CaixaBank, con la colaboración de la Obra Social “la Caixa”, ha puesto en marcha una campaña de crowdfunding solidario o micromecenazgo, cuyo objetivo es recaudar 2.040 euros en favor de la Asociación Dravet Noain. Es la cantidad que se necesita para conseguir 205 chapas con tecnología QR que permita la localización de los niños afectados por el síndrome Dravet en el caso de que alguno se extravíe.

La primera aportación la ha realizado CaixaBank por valor de 1.000 euros, y se espera recaudar los 1.050 restantes gracias a las pequeñas aportaciones de cualquier ciudadano o empresa, que podrán efectuarlas presencialmente en los cajeros automáticos y en las oficinas de Noáin, Beriáin, Aoiz, Sangüesa, Store Iturrama y Fuente del Hierro; así como digitalmente, desde el portal de CaixaBank, o a través del móvil con Bizum.

Los niños con Dravet están afectados por un importante retraso cognitivo y dificultades en el habla que les impiden comunicarse y actuar en situaciones que se pueden dar en la vida cotidiana. Si se pierden, no son capaces de pedir ayuda, de expresarse de forma adecuada para facilitar información sobre los nombres o teléfonos de sus padres, o de indicar dónde está su domicilio.

Además, por su patología, también requieren ser atendidos de una forma específica, en el caso de una crisis epiléptica o ante la tesitura de tener que tomar algún determinado fármaco.

Para minimizar los riesgos si se diera la circunstancia de que alguno de estos niños sufre un episodio como los anteriormente descritos cuando se encuentre fuera del alcance de sus padres o familiares cercanos, la asociación ha apostado por facilitar a estos menores unas chapas con tecnología QR GPS, que contienen un código que incluye los datos de contacto de los padres, la medicación que está tomando, e incluso el centro hospitalario de referencia. Y lo más importante, se podrá informar brevemente del protocolo de actuación en caso de emergencia.

El objetivo de la asociación, que nació en el año 2011 con la finalidad de promocionar, incentivar y conectar los principales centros de investigación mundiales del síndrome de Dravet y otras enfermedades relacionadas, es el de proporcionar estas chapas de manera gratuita a las 205 familias asociadas. La campaña ha comenzado esta semana y terminará el próximo 31 de diciembre.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una campaña de microdonaciones trata de ayudar a una asociación de Noáin de niños con una enfermedad rara