SOCIEDAD

Las villavesas se adaptan a la expansión del coronavirus y adoptan una serie de relevantes cambios

Varias de las medidas entran en vigor este mismo domingos con el objetivo de evitar los contagios de la enfermedad.

Interior de una villavesa en Pamplona. ARCHIVO
Interior de una villavesa en Pamplona. ARCHIVO  

Los servicios de los autobuses del Transporte Urbano Comarcal (TCC) en Pamplona y su comarca van a sufrir importantes modificaciones debido a la expansión del coronavirus en Navarra.

Todas estas iniciativas se han tomado en una reunión celebrada esta tarde de sábado, a partir de las 16 horas. El lunes, además, se mantendrá otra cita con la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona.

El cambio más sustancia es que a partir de este domingo, día 15 de marzo, los usuarios deberán acceder a los autobuses por las puertas traseras y, además, no se permitirá el cobro en metálico. Por ello, se está habilitando la máquina trasera para el cobro de las tarjetas.

Por otro lado, durante la noche de este sábado al domingo, se procederá a aislar el puesto del conductor, desde la máquina de cobro trasera hasta el primer asiento del vehículo, con el objetivo de protegerlo y evitar que terminara contagiado del COVID-19.

Aunque en un principio se había barajado que, desde el lunes día 16, todos los servicios de la totalidad de líneas fueran de domingo, lo que implicaría una menor frecuencia de los viajes y un menor número de autobuses por las calles de la capital navarra y las demás localidades de la comarca, finalmente el servicio del transporte urbano comarcal se prestará sin modificaciones en lo que se refiere a horarios y frecuencias.

LA SUSPENSIÓN DEL SERVICIO

Desde la comisión de crisis se ha planteado a la dirección de la empresa la suspensión del servicio de las villavesas. Una reclamación que se discutirá este lunes en una reunión con la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona.

TCC ha indicado este sábado, por otra parte, que dos conductores no han acudido a trabajar, al exponer que padecían síntomas compatibles con el coronavirus. Por redes sociales, ha corrido el bulo de que habían dado positivo en COVID-19, pero desde la empresa han explicado que a ninguno de ellos se le había realizado la correspondiente prueba.

Por último, 15 conductores de villavesas han solicitado conciliaciones, una petición que se ha concedido; mientras que se ha solicitado una reunión con los responsables de limpieza de la noche, ya que no se estaba cumpliendo lo acordado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las villavesas se adaptan a la expansión del coronavirus y adoptan una serie de relevantes cambios