PREMIUM  JAVIERADAS 2019

El 'caldico' más famoso de la Javierada: los repartidores de Huarte que van de generación en generación

Diez vecinos de Huarte llevan desde el jueves preparando los 360 litros de 'caldico' que han repartido durante este sábado a los peregrinos de la primera Javierada del 2019.

Cientos de navarros durante la primera Javierada de 2019. MIGUEL OSÉS 6
Cientos de navarros durante la primera Javierada de 2019. MIGUEL OSÉS 6  

Durante este fin de semana, cientos de navarros han emprendido el camino a Javier en la primera de las jornadas de la Javierada 2019. Entre los peregrinos, gente de todos los lugares de Navarra, que madrugan para peregrinar hasta el Castillo de Javier.

A pesar del esfuerzo que supone, los peregrinos no han estados solos. El buen tiempo les ha acompañado, así como también lo han hecho las personas que han trabajado creando esos pequeños "oasis" voluntariamente en los que los peregrinos han podido parar a beber caldo, agua, comer diferentes cosas o lavarse los pies y darse un masaje. Todo esto ha sido posible gracias a los voluntarios de asociaciones como Cruz Roja o Asvona en los puestos de avituallamiento.

Sin embargo, hay otro grupo no perteneciente a ninguna asociación que lleva colaborando numerosos años en hacer el camino más fácil a los peregrinos. Estos son los vecinos de Huarte, diez hombres que llevan desde el jueves preparando 360 litros de caldo en ocho garrafas para darlo a los peregrinos.

El grupo 'Huarte por Javier' reparte este famoso 'caldico' desde hace más de 20 años, y es una tradición que pasa de generación en generación.

Grupos de peregrinos hacen una parada en el camino para coger un vaso de ‘caldico’.MIGUEL OSÉS

Han instalado el puesto a las ocho de la mañana y por él han pasado decenas de peregrinos. Carmelo Buttini Echarte ha sucedido a su padre en esta tradición de repartir caldo. "Este año falleció mi padre y como siempre solía venir a repartir el caldo con sus amigos, este año he decidido venir yo en su lugar para que estas buenas costumbres no se pierdan", explicaba.

"Es muy emocionante cuando vienen a recoger el caldico los peregrinos, son muy agradecidos, creo que el caldico es una costumbre que no se debe perder porque la gente espera con ganas el momento de llegar al puesto. La semana que viene, el sábado, volveremos a hacer caldo pero en esa ocasión lo pondremos en la carretera de Liédena", añade.

José Salas, otro vecino de Huarte, lleva casi 30 años repartiendo este caldo. "Rellenamos las garrafas con caldo, que llevamos haciendo durante toda esta semana y los traemos aquí. Todo el mundo dice que nos sale muy bueno, pero es que llevamos mucho tiempo haciéndolo, y bueno, tanto yo como mis compañeros seguiremos haciéndolo hasta el día en que faltemos", ha recalcado. 

"Merece la pena madrugar para preparar el agua y el caldo porque los peregrinos se merecen esta parada y este detalle", ha sentenciado.

Grupos de peregrinos hacen una parada en el camino para coger un vaso de ‘caldico’.MIGUEL OSÉS


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El 'caldico' más famoso de la Javierada: los repartidores de Huarte que van de generación en generación