• lunes, 02 de agosto de 2021
  • Actualizado 15:46

 

 
 

EMPLEO

Los trabajadores de un banco con presencia en Navarra, a la huelga ante un "salvaje ERE"

CaixaBank ha mostrado su intención de realizar 7.400 extinciones de contrato así como casi 700 recolocaciones.

Entrada al edificio central de Caixabank en Pamplona. Cedida.
Entrada al edificio central de Caixabank en Pamplona.CEDIDA

Los sindicatos de CaixaBank han convocado este martes una huelga en toda España que llega a una semana de que concluya el plazo para negociar el ERE presentado por el banco, que prevé unas 7.400 extinciones de contrato y 686 recolocaciones en empresas filiales.

Con la huelga, los sindicatos tratan de presionar al banco para que rebaje la cifra de afectados, eleve las indemnizaciones y para que garantice que todas las salidas incluidas en el ERE son estrictamente voluntarias.

Además de la huelga, los sindicatos han convocado también mañana concentraciones en una treintena de ciudades españolas, entre ellas Barcelona, Madrid, Pamplona, Valencia, Bilbao, Sevilla o Zaragoza, entre otras.

La semana pasada la dirección de CaixaBank abrió la puerta a no aplicar la clausula de equilibrio generacional en el ajuste de plantilla si los sindicatos aceptan otras fórmulas, como fijar cupos máximos de salidas para determinadas generaciones.

Hasta el momento, CaixaBank ha planteado en la mesa de negociación limitar el porcentaje de salidas de mayores de 50 años al 60 %, y está por ver si rebaja o no ese límite y en qué medida.

Los sindicatos esperan que la huelga tenga un amplio seguimiento y se preparan para una nuevo encuentro negociador, también mañana, con la dirección del banco.

En un comunicado, CCOO, primer sindicato en la entidad, ha denunciado que CaixaBank "sigue sin retirar las medidas forzosas de su ERE salvaje", por lo que ha justificado la huelga por la posición "inmovilista" de la entidad.

La UGT, en otro comunicado, también ha criticado que el banco mantenga la "forzosidad" en las salidas propuestas y asegura que las recolocaciones prometidas por el banco son en realidad "despidos encubiertos", porque esas personas saldrían "despedidos" de la matriz hacia empresas filiales.

Los sindicatos suponen que el banco hará nuevos movimientos, y esperan que no apure al último día del período de consultas -el 29 de junio- para flexibilizar su postura porque avisan de que no firmarán una propuesta como la actual.

También la semana pasada el banco incrementó las compensaciones previstas para todos los colectivos y planteó un nuevo esquema de indemnizaciones para los empleados entre 56 y 63 años. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los trabajadores de un banco con presencia en Navarra, a la huelga ante un "salvaje ERE"