PREMIUM  SOCIEDAD

Los bomberos de Navarra podrán pasar a desempeñar otra actividad en el servicio desde los 55 años

La tramitación del proyecto de este decreto foral se inició en febrero del pasado año y ha sido objeto de negociación sindical en sucesivas reuniones de trabajo

Los bomberos combaten las llamas del incendio de Arazuri, que ha obligado a desalojar a los vecinos de Gazólaz. PABLO LASAOSA (17)
Los bomberos combaten las llamas del incendio de Arazuri, que ha obligado a desalojar a los vecinos de Gazólaz. PABLO LASAOSA (17)  

El Gobierno de Navarra ha aprobado en su sesión de este miércoles un proyecto de decreto foral que regula la situación de segunda actividad del personal que desempeña puestos de trabajo de bombero o cabo de bombero.

Las nuevas medidas entrarán en vigor a mediados de junio, una vez se publique el decreto en el Boletín Oficial de Navarra.

Según ha dicho en conferencia de prensa la portavoz del Gobierno, María Solana, la situación de segunda actividad será optativa con 55 años y obligatoria con 60 o por enfermedad.

En la actualidad hay 43 personas entre cabos y bomberos que ya se encuentran en esta situación, 21 que la puede solicitar porque han cumplido ya los 55 años, y otras 22 que podrán hacerlo en los dos próximos años.

La tramitación del proyecto de este decreto foral se inició en febrero del pasado año y ha sido objeto de negociación sindical en sucesivas reuniones de trabajo y mesas sectoriales hasta diciembre y ya la semana pasada el Consejo de Navarra emitió su dictamen favorable.

La situación de segunda actividad está prevista en la ley foral de Protección Civil y Atención de Emergencias para aquellos funcionarios de los servicios de prevención, extinción de incendios y salvamento que desempeñen puestos de trabajo de bombero o cabo de bombero y que por enfermedad o por accidente queden incapacitados para el ejercicio de las funciones de su puesto de trabajo, así como aquellos que hayan cumplido 60 años o quienes opten por ello a partir de los 55 años.

Se trata de una situación administrativa, que tiene como objeto fundamental garantizar una adecuada aptitud psicofísica del personal, asegurando la eficacia en el servicio y la seguridad de sus trabajadores.

El proyecto de decreto aprobado desarrolla y concreta las circunstancias y características de esta situación: causas de acceso, puestos y funciones a desarrollar, las condiciones de trabajo y los procedimientos administrativos para alcanzarla.

La función principal de este personal es prestar soporte a la atención de las emergencias, de forma previa en tareas de prevención y divulgación, durante el incidente en labores de logística y con posterioridad para la recuperación y restablecimiento de la normalidad.

Los puestos de trabajo que pueden desempeñar se agrupan en varios tipos de actividad: mantenimiento de vehículos y herramientas, mantenimiento de equipos de respiración autónoma y equipos especiales, supervisión del almacén central y de equipos, atención de la central de comunicaciones del parque central, y colaboración en la formación para el ingreso y la promoción y en cursos especializados.

Otras actividades son el apoyo a la red de parques de bomberos voluntarios, el apoyo a la prevención y extinción forestal, y el apoyo a las funciones del responsable del parque.

La consejera María José Beaumont considera que con este decreto "se da cumplimiento a un mandato de una Ley Foral de hace trece años tras la inacción absoluta" de los anteriores Gobiernos de UPN.

Por su parte, Javier Bayona, director del Servicio de Bomberos ha mostrado su satisfacción por reglamentar un derecho legal que es "compatible con la permanencia en el puesto hasta los 60 años, algo que se incentiva siempre que se superen las pruebas físicas y médicas pertinentes".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los bomberos de Navarra podrán pasar a desempeñar otra actividad en el servicio desde los 55 años