• martes, 05 de julio de 2022
  • Actualizado 12:03
 
 

SOCIEDAD

La batalla de Oroquieta y primera intervención de Cruz Roja cobra vida con 150 figurantes

La localidad navarra acogió este sábado una representación del conflicto bélico por su 150 aniversario y contó con la participación de grupos especializados en el siglo XIX y en el manejo de las armas de la época.

Un herido pide ayuda junto a un médico de la Cruz Roja. IRANZU LARRASOAÑA
Un herido pide ayuda junto a un médico de la Cruz Roja. IRANZU LARRASOAÑA

La localidad de Oroquieta recreó este sábado su batalla más célebre. A iniciativa de Cruz Roja Navarra, alrededor de 150 figurantes, entre los que se encontraban vecinos del pueblo, representaron el primer conflicto bélico en el que participó Cruz Roja Española

Tras su creación en Pamplona, el 5 de julio de 1864, Cruz Roja Navarra realizó su primera intervención en campo de batalla el 5 de mayo de 1872. Y lo hizo tras este evento acaecido en los inicios de la III Guerra Carlista.

150 años después de aquella primera intervención, y bajo la dirección de José María Turudi, Oroquieta volvió a revivir lo acontecido gracias a diferentes grupos de recreación especializados en el siglo XIX y en el manejo de las armas de la época: Asociación histórico cultural Blas de Lezo, Grupo Batalla de Vitoria 1813, Andía Kultur Elkartea, Urgull Histórico y Grupo 31 de agosto. La actuación también contó con integrantes de la Escuela Navarra de Teatro, caballistas, voluntariado de Cruz Roja y residentes de Oroquieta . La narración corrió a cargo de Pablo Larraz, quien hizo las veces de relator.

LA BATALLA

El día 4, las tropas carlistas se juntaron en Oroquieta tras la entrada en España de su rey Carlos de Borbón 'Carlos VII', pretendiente del trono que ostentaba el liberal Amadeo I de Saboya. Enterados los amadeistas de la posición y el precario estado de las tropas carlistas, con el general Moriones a la cabeza, dispusieron la marcha para hacerles frente a través de un ataque imprevisto.

La batalla, que se prolongó a lo largo de hora y media hasta la rendición de los seguidores de Carlos VII, tuvo el balance de 38 muertos, 10 heridos y 749 prisioneros carlistas, mientras que los amadeístas sufrieron seis muertos y 24 heridos.

El fundador de la Cruz Roja Española y médico militar, Nicasio Landa, se encontraba con el ejército amaedista en el campo de batalla desde el comienzo del enfrentamiento. Pero, siguiendo los acuerdos de la primera Convención de Ginebra, estableció un hospital en la primera casa del pueblo donde fueron llegando heridos de los dos bandos. A la mañana siguiente, trasladó a 14 de ellos hasta Pamplona.

Previendo lo que pudiera suceder, la junta de la Cruz Roja en Navarra ya se había abastecido de equipamiento (botiquines, camillas y diverso material sanitario) y había preparado al personal sanitario. Médicos y voluntarios se desplazaron a Oroquieta al día siguiente, el 5 de mayo. Era la primera 'ambulancia' de la Cruz Roja Española, como se denominaba entonces a las expediciones sanitarias. 

Trasladaron a Pamplona la mayoría de los heridos pero, debido a la gravedad, doce no pudieron ser evacuados. Parte del equipo sanitario se quedó con ellos. Aquellos denominados 'camilleros de Landa', regresaron el 11 de mayo al valle para recoger a los heridos graves.

En la recreación de Oroquieta no faltaron elementos históricos de la época. Por ejemplo, la primera bandera de la Cruz Roja, conservada por la institución y que portaron aquellos 'camilleros de Landa'. Esta recién restaurada porque forma parte de la exposición temática 'Luz en la penumbra. Sanidad y humanismo en los conflictos bélicos. Siglos XIX y XX', organizada por el Museo del Carlismo, en Estella-Lizarra, y comisariada por el doctor Pablo Larraz.

La representación de la Batalla de Oroquieta contó con la presencia de Mercedes Babé, presidenta de la Comisión Permanente de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, acompañada de Rafael Huarte, presidente de Cruz Roja Navarra. Al acto también acudieron, el presidente del Concejo de Oroquieta , Iñaki Landa; Javier Remírez, vicepresidente primero del Gobierno de Navarra; José Luís Arasti, delegado del Gobierno en Navarra; Santos Induráin, consejera de Salud, Santos Etxegia, concejal del Ayuntamiento de Basaburúa; y Kiko Betelu, subdirector de Urgencias del Gobierno de Navarra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La batalla de Oroquieta y primera intervención de Cruz Roja cobra vida con 150 figurantes