PREMIUM  OCIO

Los bares de Navarra inician una campaña de sensibilización sobre el ruido nocturno

La campaña de las asociaciones de la Hostelería lleva el lema 'Todos somos vecinos. En la calle, baja el volumen. Diviértete sin molestar'.

Cartel de la campaña. EP/ASOCIACIÓN CASCO ANTIGUO
Cartel de la campaña. EP/ASOCIACIÓN CASCO ANTIGUO  

Las asociaciones de la Pequeña Hostelería de Navarra, de Hostelería de Navarra y de Comercio y Hostelería del Casco Antiguo han puesto en marcha una campaña de sensibilización para reducir el impacto del ruido nocturno sobre los vecinos del Casco Antiguo con el lema 'Todos somos vecinos. En la calle, baja el volumen. Diviértete sin molestar'.

La pieza central de la campaña es un cartel, en castellano y euskera, que se colocará en las puertas de todos los establecimientos de hostelería donde aparece un mimo que en dos gestos resume el mensaje de la campaña: en una imagen aparece un mimo durmiendo  mientras que en la otra el mimo conmina a bajar el volumen de la voz.

En un comunicado, las asociaciones de hostelería han considerado el ruido nocturno como "un problema de civismo y de comportamiento colectivo" por lo que es "necesario concienciar a la gente en el respeto al vecino; que mientras algunos disfrutan, otros descansan y que es necesario compatibilizar la actividad hostelera con el derecho al descanso de las personas que viven en el Casco".

Asimismo las asociaciones de Hostelería han hecho llegar a sus asociados un código de buenas prácticas donde se informa sobre todas las normas que deben cumplirse, haciendo especial hincapié en aquellas que puedan contribuir a reducir los efectos de la presencia masiva de personas en la zona y sobre el descanso y bienestar de los vecinos: cierre de puertas, emisión musical, prohibición de sacar bebidas a la calle, limpieza del entorno, etc.

Por otro lado, estas asociaciones han demandado una "normativa antibotellón tal y como existe en otras 11 comunidades autónomas". Estas organizaciones han asegurado que controlar o restringir la actividad hostelera "no servirá para solucionar el problema del ruido y la suciedad en las calles" si no se limita igualmente el horario nocturno de venta de bebidas alcohólicas por el comercio, "bebidas que están destinadas a ser consumidas  en el espacio público, esto es, a hacer botellón, con los consiguientes perjuicios para los vecinos y las  calles". "No hacerlo supondría, además, un enorme agravio comparativo para la hostelería dado que  actualmente  existe un marco normativo de creciente control y restricción horaria (en la noche) sobre la actividad hostelera que no existe para ese tipo de actividades", han añadido.

Finalmente, las asociaciones hosteleras han considerado que, tras más de dos meses que se decretó la moratoria sobre nuevas actividades hosteleras en el Casco Antiguo, "a estas alturas debiera haber una propuesta de zonas saturadas de hostelería encima de la mesa así como de limitación de otras actividades comerciales". Además, han pedido que se limite la concesión de licencias exprés para la apertura de comercios de venta de bebidas y bocadillos "que aprovechan su apertura en las fiestas de San Fermín fomentando un enorme botellón, con las consiguientes repercusiones en los ruidos y especialmente en  la limpieza de las calles".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los bares de Navarra inician una campaña de sensibilización sobre el ruido nocturno