• miércoles, 16 de junio de 2021
  • Actualizado 01:02

 

 
 

SOCIEDAD

Seis bares de Burlada se desmarcan del acuerdo con los otros locales y abrirán sus terrazas desde este lunes

La propietaria de uno de estos establecimientos afirma que entiende las reivindicaciones de los demás locales, pero no las apoya en su totalidad.

Desinfección de la terraza de un bar en Burlada (2) CEDIDA
Desinfección de la terraza de un bar en Burlada. CEDIDA

Seis bares de Burlada no van a formar parte del acuerdo al que han llegado los demás establecimientos hosteleros de la localidad para no abrir sus terrazas a partir de este lunes, cuando Navarra entra en la fase 1 de la desescalada.

Según ha indicado la propietaria de uno de estos establecimientos, los seis bares son: el Café Bar Nahia, la Cervecería Williams y el bar El Porche, junto con otros tres que han preferido que su nombre no se haga público.

La alcaldesa de Burlada, Ana Góngora, confirmó el sábado el acuerdo al que habían llegado los negocios de hostelería del municipio, pero estos seis bares han decidido desmarcarse y subir sus persianas este lunes.

La dueña de uno de estos bares indica que, a ella, el acuerdo no la representa. "Nos hemos reunido con los otros bares, pero no apoyo las reivindicaciones que reclaman, porque no las veo completamente necesarias", apunta.

En su opinión, los gastos que afrontará durante esta próxima semana serán superiores a los beneficios que pueda obtener con solo el 50% del aforo permitido en las terrazas, y más con unos días en los que la previsión meteorológica anuncia lluvias y bajada de las temperaturas en la comarca de Pamplona.

Sin embargo, reclama que se respete su decisión de abrir su local. "Yo apoyo parte de las reivindicaciones, porque entiendo que nos ayuden, pero yo no quiero, por ejemplo, que se permita un aforo del 75%. No lo quiero ni por mí, ni por mis clientes. Porque, ante todo, tengo que mirar por mi salud", expone.

EL MOMENTO DE LA REAPERTURA

Pero tras dos meses cerrados, llega el momento de la reapertura, subraya, al tiempo que apunta que "va a ser una semana muy extraña, pero vamos a arrancar, que es de lo que se trata. Mis clientes me apoyan y están esperando a que abramos. Yo hoy mismo estoy desinfectando la terraza. Me arriesgo, abriré el lunes y que salga el sol por donde sea".

Su caso, tal y como relata, es el de un matrimonio que no cuenta con empleados en el establecimiento, pero cuya única fuente de ingresos es el bar. "Entiendo y respeto las posición y situaciones de los demás, pero que me respeten también a mí", reclama.

En su opinión, el estado de alarma y el confinamiento, con todos los locales cerrados durante semanas, serán un gran lastre en el balance económico del año. "Está claro que estos dos meses cerrados pesan mucho, y más cuando eres un matrimonio que vive solo de esto. Comprendo a los que tienen empleados y ERTE, pero hay medidas que están pidiendo con las que no estoy de acuerdo", incide.

En este sentido, pide coherencia: "Se están exigiendo medidas al Ayuntamiento de Burlada, pero hay que ser coherentes, porque, si exige la hostelería, también podría hacerlo todo el comercio. Lo que nos puedan ayudar, lo van a hacer, eso seguro".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Seis bares de Burlada se desmarcan del acuerdo con los otros locales y abrirán sus terrazas desde este lunes