• jueves, 23 de septiembre de 2021
  • Actualizado 15:08

 

 
 

SOCIEDAD

Los organizadores de la Korrika se muestran agradecidos a Barkos y Asirón, mientras denuncian "trabas" de UPN en anteriores ediciones

El alcalde de Pamplona se ha mostrado eufórico con el final de la carrera en Pamplona: "Es el año del cambio y viene a la capital histórica del euskera".

La Korrika de 2017 finaliza en el Paseo Sarasate de Pamplona. PABLO LASAOSA (11)
La Korrika de 2017 finaliza en el Paseo Sarasate de Pamplona. PABLO LASAOSA

La vigésima edición de la Korrika, la carrera promovida por el colectivo AEK y que desde la izquierda abertzale se usa para defender la anexión de Navarra al País Vasco y a los etarras apresados por terrorismo, ha finalizado este domingo en Pamplona después de recorrer 2.535 kilómetros congregando a miles de personas.

Aunque será el lunes cuando realicen una valoración del desarrollo de la Korrika, desde la organización han indicado a Efe que quienes han acompañado la carrera "han visto más gente que nunca y más fuerza en la carrera".

"Hace 10 años acabó en la plaza del Castillo con lluvia, a veces con cambio de recorrido por parte del Ayuntamiento y trabas por parte del Gobierno, hace 14 años tuvimos que alquilar la plaza de toros y ahora llega la vigésima edición coincidiendo con un cambio institucional e histórico", lo que han celebrado desde la organización de AEK.


La carrera ha recorrido este domingo la comarca de Pamplona y a su paso por el centro de la capital, en concreto por la plaza Consistorial, ha contado con la participación del alcalde Joseba Asiron, quien en representación de la Corporación municipal ha recogido el testigo en forma de ikurriña y lo ha portado acompañado por los concejales del cuatripartito.

En declaraciones a Efe, Asiron ha sostenido que "cualquier esfuerzo" que se haga "en favor del euskera está bienvenido". "Aquí hay una tradición, la Korrika lleva muchísimos años dando vueltas por Euskal Herria en favor del euskera y este año es un año especial, es el año del cambio y viene a Pamplona, la capital histórica del euskera, por lo que es una grandísima noticia".

UN MENSAJE DEFENDIENDO LAS LENGUAS: "SON UN TESORO"

La carrera ha llegado a su fin en el paseo de Sarasate con un último relevo, portado por miembros de AEK en Navarra, que ha sido recibido en torno a las 12.30 horas entre aplausos y gritos a favor de la Korrika y lemas como "hemen gaude, euskararen alde" ("estamos aquí a favor del euskera").

Allí se ha desvelado el mensaje introducido en el testigo y que ha ido pasando de mano en mano. Al mensaje de hace dos años sobre el empoderamiento de la periodista y antropóloga Lorea Aguirre, que, ha tenido "mucho calado", según han reconocido los organizadores, ha seguido en esta ocasión un mensaje grabado del escritor Joseba Sarrionandia en el que ha hecho hincapié en que las lenguas son un tesoro y sería una pena que se pierda un tesoro universal como el euskera.

La actuación de Julio Soto, quien este pasado sábado conquistó su carta txapela en el campeonato navarro de betsolaris, y la interpretación de la canción de esta edición de la Korrika han dado por concluido este acto, si bien la celebración de AEK ha continuado durante toda la jornada en Pamplona.

La carrera, que ha discurrido durante 11 días, comenzó el 30 de marzo en Otxandio en Vizcaya con un homenaje, durante su primer kilómetro, a quien fuera uno de sus fundadores en 1980, Joseba Kanpo, fallecido en 2013.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los organizadores de la Korrika se muestran agradecidos a Barkos y Asirón, mientras denuncian "trabas" de UPN en anteriores ediciones