PREMIUM  SOCIEDAD

Los daños en el sector agrario por la riada superan los 5 millones y afectan a más de 20 localidades navarras

El Gobierno foral ha expuesto las exenciones tributarias a las que pueden acogerse las personas físicas y jurídicas afectadas por las inundaciones.

Vista aérea de las inundaciones en Beire por al crecida de los ríos. GOBIERNO DE NAVARRA
Vista aérea de las inundaciones en Beire por al crecida de los ríos. GOBIERNO DE NAVARRA  

Según la primera estimación oficial del Gobierno de Navarra, los daños en el sector agrario debido a las inundaciones en la Zona Media rondarían 5,1 millones de euros

El Gobierno de Navarra, en funciones, ha ratificado en su sesión de este miércoles la Orden Foral 210/2019, de 30 de julio, por la que se aprueba la relación de municipios afectados por los fenómenos de lluvia e inundaciones extraordinarias acaecidos en la Zona Media el pasado 8 de julio.

Según se recoge en la orden foral han sido 23 los términos municipales considerados como zona afectada por las precipitaciones extraordinarias, así como por las avenidas que se produjeron en la cuenca del río Cidacos el día 8 de julio por la tarde-noche y en la madrugada del 9 de julio.

Se trata de los siguientes municipios: Barásoain, Beire, Caparroso, Eslava, Ezprogui, Garínoain, Ibargoiti, Izagaondoa, Leoz, Lerga, Monreal, Murillo el Cuende, Olite, Olóriz, Orísoain, Pitillas, Pueyo, Sada, San Martín de Unx, Tafalla, Ujué, Unciti y Urroz Villa.

La orden determina las exenciones tributarias a las que pueden acogerse las personas físicas y jurídicas afectadas por la crecida, así como las compensaciones a practicar a los municipios que hayan aplicado dichas exenciones.

Según los términos de la orden foral se prevé la exención de los siguientes impuestos: contribución territorial en el caso de bienes inmuebles afectados, del Impuesto de Actividades Económicas y del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, en el porcentaje afectado. El Gobierno de Navarra compensará a las entidades locales los ingresos tributarios dejados de percibir por esta medida.

Las personas físicas o jurídicas que deseen acogerse a las exenciones tributarias deberán formular una solicitud ante el ayuntamiento correspondiente, definiéndose en la orden foral indica la documentación que debe presentarse tanto en el caso de que los bienes dañados estén o no asegurados.

En relación con las posibles líneas de ayudas, tal y como se adelantó a los miembros del Consejo Agrario la semana pasada, desde Dirección General de Desarrollo Rural, Agricultura y Ganadería, está previsto articular convocatorias para cubrir daños en infraestructuras agrarias de titularidad pública, infraestructuras agrarias de comunidades de regantes, daños en elementos afectados en explotaciones agrícolas o ganaderas y lucro cesante por imposibilidad de cultivo en las instalaciones bajo cubierta (invernaderos), que compensarán la pérdida de renta derivada de la imposibilidad de realizar un ciclo normal de cultivo como consecuencia de las inundaciones.

COMPENSACIONES SUBSIDIARIAS

El pasado 23 de julio, la Comisión Foral de Régimen Local dio el visto bueno a la orden foral, que ha sido ratificada ahora por el Gobierno, tal y como indica el artículo 3 de la Ley Foral 11/2009, de 30 de octubre, de atención y apoyo a personas afectadas por catástrofes producidas por inundaciones, fuertes vientos y otros fenómenos meteorológicos.

La consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, informó al Consejo Agrario sobre los datos provisionales de los daños registrados en el sector agrario, tanto en lo que se refiere a infraestructuras agrarias como a daños en cultivo, si bien faltaba por completar la estimación de daños en elementos afectos a explotaciones agrarias. Asimismo presentó a representantes del sector un avance de las líneas de ayudas previstas para compensarlos, con el objetivo de posibilitar que realicen las aportaciones que estimen oportunas.

Tanto las exenciones y compensaciones tributarias, a las que podrán acogerse las personas físicas y jurídicas, como las ayudas que se articulen desde el Gobierno de Navarra, serán siempre complementarias y subsidiarias, por este orden, de las compensaciones de las pólizas de los seguros suscritos, así como de otras ayudas que, para situaciones similares, pudieran existir en el ámbito nacional o de la Unión Europea.

Así, tanto la orden foral como los informes y valoraciones emitidos por los servicios técnicos serán remitidos al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, así como a la Delegación del Gobierno en Navarra para los efectos oportunos.

UN CAUDAL EXTRAORDINARIO

Según el informe elaborado por el Servicio de Economía Circular y Agua del Departamento, las precipitaciones registradas el pasado 8 de julio en las estaciones meteorológicas fueron extraordinarias en Olite, Tafalla, Barásoain, Lerga, Guetadar, Monreal y Olóriz, donde ese día se acumularon entre 60 y 170 mm en seis horas.

Según los datos de las estaciones automáticas del Gobierno de Navarra, el mayor golpe de precipitación se recibió en Guetadar, con una intensidad máxima de casi 25 mm en 10 minutos. Posteriormente decayó, y 40 minutos más tarde fue en Tafalla donde se produjo el mayor pico de precipitación con 19,4 mm en diez minutos.

Para cuando se recibió en Tafalla este golpe de precipitación, el agua que estaba cayendo en la parte alta de la Valdorba (Lerga y Guetadar) ya iba de camino al Cidacos, lo que explicaría la velocidad a la que subió el nivel del río.

Analizando el conjunto de estaciones de la zona, queda de manifiesto que el máximo de intensidad de precipitación se centró en Tafalla, así como en las cabeceras del Cidacos (zona de Lerga) y el Barranco de la Vizcaya (Guetadar), mientras que en los alrededores las precipitaciones fueron menos intensas.

CONCENTRACIÓN DE DAÑOS

Este episodio con acumulaciones extraordinarias de precipitación, que sucedió entre las 17 y las 20 horas locales del día 8 en buena parte del tercio centro oriental de Navarra, motivó las importantes crecidas que se produjeron principalmente en los ríos Cemboráin, Benegorri, Sansoáin y Gardaláin así como en el río Cidacos, debido al aumento de caudal de sus afluentes por la margen izquierda.

Más al sur, la estación de aforo del río Cidacos en Olite se desbordó y sufrió importantes daños que la dejaron fuera de servicio al día siguiente, 9 de julio, al quedar desconectado el pozo registrador del río. A pesar de ello, mientras estuvo en funcionamiento se pudo registrar la punta de la avenida y su bajada. La punta registrada fue de 5,76 m a las 0:10 h del día 9 de julio, si bien corresponde probablemente al remanso producido por un tapón generado en la barandilla de la estación y el puente, que posteriormente rompió al ceder dichas barandillas.

El máximo de altura una vez corregidos los niveles se estima en unos 5,15 metros de altura, un registro que indica claramente que se trata de la mayor avenida de las registradas en la estación de aforo en los 29 años de series de datos hidrológicos completos.

De acuerdo con las primeras valoraciones realizadas por el personal técnico del Servicio de Infraestructuras Agrarias del Departamento tras las visitas de inspección a la zona afectada, los daños en infraestructuras agrarias públicas y de las comunidades de regantes ascenderían a 2,1 millones de euros, de los que aproximadamente 420.000 se corresponderían a bienes de Comunidades de Regantes y el resto a daños de titularidad pública, principalmente caminos y desagües.

En lo que respecta a daños en cultivos, según los datos globales provisionales con los que cuenta el Departamento y a partir de los partes de siniestro recibidos por Agroseguro, en el ámbito de los 23 municipios afectados se estima que son un total de 4.619 hectáreas de cultivos afectadas con daños por un valor estimado de 2.321.334 euros.

Concretamente, son 3.814 hectáreas afectadas por pedrisco (3.389 de cereal, 384 de viñedo y 41 de olivar), con una valoración de las pérdidas que se calcula provisionalmente en 1.546.943 euros, y por inundación han resultado afectadas 805 hectáreas (759 de cereal, 30 de viñedo y 16 de olivar), con daños estimados en 774.391 euros.

Asimismo, los daños en elementos estructurales en parcela se estiman en esta primera valoración en unos 700.000 euros aproximadamente.

DAÑOS EN LAS REDES DE SANEAMIENTO

Hay que significar que ese mismo día se produjeron fuertes tormentas en otros puntos de la comunidad, que habrían provocado importantes daños en otras zonas, todavía sin cuantificar.

Según los términos del artículo 19 de la Ley Foral 18/2016, de 13 de diciembre, reguladora del Plan de Inversiones Locales 2017-2019 (art. 19) 6 ayuntamientos y la mancomunidad de Mairaga han solicitado la calificación de emergencia para 19 actuaciones por importe de 1,5 millones de euros.

Según la valoración preliminar de daños en sistema de saneamiento en alta el importe de los mismos ascendería a unos 124.150 euros en este momento.

El informe de NILSA señala que, de las cinco instalaciones de depuración afectadas, las de Pueyo y Traibuenas son las que han sufrido daños más importantes, mientras que las de Barásoain-Garinoáin, Tafalla-Olite y Beire Pitillas han precisado de trabajos de limpieza, pero los daños no son de gran consideración.

En la depuradora de aguas residuales de Pueyo han resultado especialmente afectados el camino de acceso, el cerramiento, la urbanización del interior, la jardinería exterior y su sistema de riego y en las instalaciones de Traibuenas, los daños han sido importantes y han afectado al emisario y a la zona de los tanques imhoff.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los daños en el sector agrario por la riada superan los 5 millones y afectan a más de 20 localidades navarras