SOCIEDAD

Un importante descuento: descienden las tarifas residenciales para grandes dependientes en Navarra

Con esta reducción, se igualará a la que pagan las personas con reconocimiento de dependencia severa.

Una mujer mayor en una residencia de ancianos. ARCHIVO
Una mujer mayor en una residencia de ancianos. ARCHIVO  

La Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas ha iniciado el trámite para rebajar las tarifas del servicio residencial a las personas que tengan reconocida una gran dependencia.

Con esta reducción, la tarifa se igualará a la que pagan las personas con reconocimiento de dependencia severa.

La media supondrá para los residentes en centros de mayores una ahorro de 825 euros al año, para las personas atendidas en centros de discapacidad física serán 599,76 euros/año, y para las alojadas en centros de discapacidad intelectual y enfermedad mental la bajada supondrá 523,68 euros anuales.

La medida va a afectar a un total de 906 personas, de ellas 708 mayores, y supone para el Gobierno una inversión de 357.087 euros al año.

Será el próximo lunes, 17 de junio, cuando se reúna el Consejo de la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas para aprobar la modificación de las tarifas.

En 2013, con la entrada en vigor del programa ResideN (sistema de concertación de plazas residenciales para personas mayores) se unificó el precio que la Administración pagaba a las residencias tanto para las personas con dependencia severa y como con gran dependencia, aunque la tarifa a aportar por los beneficiarios era superior en el caso de gran dependencia.

Por eso, y dado que la plaza residencial para estas personas es un servicio garantizado, una vez aprobada la modificación de las tarifas, el Gobierno procederá a unificar los precios aplicados a la dependencia severa y la gran dependencia para desligar así estos de la aportación económica.

De este modo, las personas que reciben una prestación vinculada al servicio por ocupar una plaza privada no verán disminuida la cuantía cuando aumente su nivel de dependencia, dando así respuesta a una sentencia ya firme del Tribunal Superior de Justicia de Navarra.

Esa medida beneficiará también a las personas que ocupan una plaza concertada, ya que a partir de ahora tampoco pagarán más cuando pasen de un grado II a un grado III de dependencia.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un importante descuento: descienden las tarifas residenciales para grandes dependientes en Navarra