SEMANA SANTA

El Ángel de Tudela desciende un año más para traer su anuncio: "Alégrate, María, porque tu Hijo ha resucitado"

La protagonista en esta ocasión ha sido la joven, de ocho años, Ariadne Asín Jacue, quien ha tomado la primera comunión tras el acto en la catedral de la localidad ribera.

Cientos de personas asisten a la representación de la aparición del Arcángel San Gabriel a María, en Tudela. EFE/Villar López.
Cientos de personas asisten a la representación de la aparición del Arcángel San Gabriel a María, en Tudela. EFE/Villar López.  

Tudela ha vuelto a convertirse un Domingo de Resurrección más en el centro de Navarra con una fiesta declarada Bien de Interés Turístico Nacional y que echa a la calle a cientos de tudelanos para ver descender al Ángel desde la Casa del Reloj, en la plaza de los Fueros.

En esta ocasión, el popular Ángel ha sido encarnado por Ariadne Asín Jacue. La niña, de ocho años, ha anunciado a la Virgen María, que aguardaba con la cara cubierta por un manto negro, la resurrección de su Hijo ante una abarrota plaza de los Fueros que también esperaba expectante este acto enmarcado dentro de la Semana Santa navarra.

La protagonista ha descendido moviendo los brazos desde el templete ubicado en la Casa del Reloj. Colgada sobre la tradicional nube y sujeta con el arnés ha alcanzado a la Virgen, a la que ha descubierto la cara al mismo tiempo que repetía la frase que ha hecho más famoso si cabe a este acto en la Ribera: "Alégrate, María, porque tu Hijo ha resucitado".

Con voz firme, Ariadne Asín Jacue ha pronunciado las palabras antes los aplausos y los "aleluyas" que también ha lanzado en forma de papel durante su recorrido por la marmota.

La joven protagonista ha tenido algún problema para echarse al hombro el manto negro que cubría la cara de la Virgen, aunque tras varios intentos ha conseguido colocarlo en el lugar adecuado y emprender el regreso al templete.

Se trata del principal acto que tiene lugar en este Domingo de Pascua en la ciudad ribera, aunque desde una hora antes, la localidad ha vuelto a ser testigo del desfile de alabarderos y la recreación de una tradición de más de 400 años.

Tras el acto del Ángel, el cortejo ha retornado a la Catedral, donde en la misa solemne del Domingo de Resurrección, la joven Ariadne Asín Jacue ha recibido su primera comunión.

Se trata de una cita cultural declarada Bien de Interés Turístico Nacional que, tras la ceremonia del Volatín que este pasado sábado simuló la quema de Judas Iscariote en el mismo lugar, reúne todos los años a miles de personas en Tudela.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Ángel de Tudela desciende un año más para traer su anuncio: "Alégrate, María, porque tu Hijo ha resucitado"