SOCIEDAD

Una empresa navarra da un nuevo salto en el 'vending' con una máquina expendedora de periódicos

La máquina se ha instalado en el exterior de una librería con el fin de evitar las aglomeraciones que se estaban formando para comprar la prensa.

Máquina expendedora de periódicos creada por Azkoyen. CEDIDA
Máquina expendedora de periódicos creada por Azkoyen. CEDIDA  

El grupo Azkoyen, multinacional tecnológica española con sede en Navarra y especializada en el diseño y fabricación de soluciones tecnológicas avanzadas, ha instalado a través de Urkotronik, su distribuidor en el País Vasco, la primera máquina expendedora de periódicos en la ciudad de Vitoria.

Tras el éxito de la instalación de máquinas expendedoras de EPI en el municipio de Éibar (Guipúzcoa), Azkoyen continúa adaptándose a las nuevas necesidades para garantizar la higiene y la seguridad de los ciudadanos.

La máquina de venta de periódicos se ha instalado en el exterior de la librería Arlekin, con el fin de evitar las colas y aglomeraciones que se estaban formando en el exterior del comercio para comprar la prensa.

Estas máquinas de vending admiten el pago con dinero en efectivo, con tarjeta de crédito o débito, o mediante las tarjetas de suscripción al medio. Estas tarjetas se entregarán a los usuarios suscritos al medio de comunicación, que ya tienen pagada la prensa diaria, para que la puedan adquirir los periódicos en las máquinas automáticas.

Además, junto a la máquina, se pone gel hidroalcohólico a disposición del cliente, para que lo pueda utilizar antes y después de manipular los botones de la misma, según ha indicado Azkoyen.

Estas máquinas, que tradicionalmente distribuían refrescos y snacks, continúan aumentando su oferta de productos, y el propietario de esta librería ya se plantea la venta de libros a través de este método.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una empresa navarra da un nuevo salto en el 'vending' con una máquina expendedora de periódicos