• lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 16:41

 

 
 

SOCIEDAD

El Ayuntamiento de Murieta cierra su crisis municipal con una alcaldía compartida

Roberto Lana Ortigosa es elegido primer edil y se turnará en el cargo cada seis meses con Felipe Ajona Chasco.

Roberto Lana Ortigosa es el nuevo alcalde de Murieta. Navarra.com
Roberto Lana Ortigosa es el nuevo alcalde de Murieta. Navarra.com

El pleno extraordinario del Ayuntamiento de Murieta ha elegido este martes a Roberto Lana Ortigosa de 48 años como nuevo alcalde, tras la dimisión ‘irrevocable’ de la anterior alcaldesa Yurema Lana González que se hizo oficial el 28 de octubre en otro pleno extraordinario donde también dimitió el concejal David Gómez Irigaray.

Dos concejales se han postulado en la sesión de este martes 2 de noviembre para ocupar el cargo de alcalde: Roberto Lana Ortigosa y Javier Martínez de Morentin. La votación secreta entre los cinco concejales de la corporación ha dado como resultado 4 votos para Roberto Lana, que ha obtenido la mayoría absoluta, y 1 voto para Javier Martínez.

Una vez prometido el cargo, el nuevo alcalde ha indicado que se turnará en el puesto cada seis meses con el concejal Felipe Ajona Chasco, hasta que finalice la legislatura en 2023.

Se ha nombrado como teniente de alcalde primero a Felipe Ajona Chasco y como teniente de alcalde segundo a Ángel Luis Maeztu. Posteriormente, se han dado a conocer los representantes de la nueva corporación en los diferentes consorcios y mancomunidades de Tierra Estella.

En declaraciones a Navarra.com, el nuevo alcalde Roberto Lana ha señalado: “Al final a alguno le tenía que tocar. Yo soy el más joven, el que sabe un poco más de las cosas del Gobierno de Navarra y demás, y por eso decidieron que fuera yo”.

“Nos turnaremos a los seis meses. Entrará Felipe y así nos repartimos el trabajo entre todos. Creo que así se acaba la crisis municipal. Hay bastantes tareas que se han quedado en el tintero, a ver si sacamos todas y ya está”.

En cuanto a las acusaciones sobre cambios en el arreglo de los caminos del pueblo, ha dicho: “Es fácil dimitir echando la culpa a los demás cuando igual la culpa la tienen ellos, porque sino habríamos dimitido todos y nadie ha dicho nada. La crisis de los caminos la han provocado ellos porque en un pleno se quedó de acuerdo y ellos le han seguido dando vueltas”.

Acerca de la dimisión o renuncia de la alcaldesa y un concejal, ha señalado: “Creo que ha sido una dimisión rara porque tu dimites cuando haces algo mal. No porque lo hagan mal los demás. Dimite uno por sus propios hechos, no por los hechos de los demás”.

“Nos eligió el pueblo. Es una gestora, no hay ningún partido político, y lo que queremos es que se acabe la legislatura y acabarla entre todos bien. Ha pasado esto… pensábamos que Yurema la terminaría. Se le ha venido todo encima o no sé lo que les ha pasado. Es raro. La dimisión de los dos ha sido un poco rara”, indica el nuevo alcalde.

Como asuntos más importantes, ha destacado: “Lo primero son las subvenciones que hay que pedir sin falta este viernes de las placas solares y el alumbrado, que no se han hecho ni plenos para pedir estas cosas. Ahora hay que prepararlo todo en cuatro días”.

A final de este mes de noviembre “hay que presentar los senderos señalados con trípticos con toda la documentación preparada. El siguiente mes podemos arreglar el polideportivo, hacer un parking de autocaravanas. Hay muchas cosas que sin demasiada inversión se pueden hacer. Ya veremos…”, asegura Roberto Lana Ortigosa.

Hay que recordar que la ya exalcaldesa Yurema Lana González renunció a su cargo por este motivo según se recoge en el acta oficial del pleno extraordinario del 28 de octubre: “'Los hechos ocurridos respecto al arreglo de caminos, con los que no me siento identificada y en los que considero que por parte de algunos compañeros no se ha respetado ni a las instituciones municipales ni a los vecinos, han sido el detonante de mi dimisión. Ni quiero ni puedo seguir con esta dinámica de funcionamiento”, aseguró.

En cuanto al concejal David Gómez Irigaray, que también dimitió, lo hizo por este motivo según recoge el acta del pleno del 28 de octubre: “Los hechos ocurridos en relación con el camino que da acceso únicamente a la vivienda de un concejal de este municipio me han hecho tomar esta decisión. En el pleno del día 2 de septiembre de 2021 hice constar mi opinión y sentir sobre esta situación y exigí responsabilidades y decencia moral a las personas involucradas”.

“A la fecha de este escrito no hay ni una, ni la otra. Considero que emplear recursos públicos para intereses particulares de un concejal de este municipio es intolerable, y que la mayoría de los miembros de esta corporación pretenda dar a este hecho escasa o nula importancia me parece faltar al respeto al pueblo y a esta institución", afirmó.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Ayuntamiento de Murieta cierra su crisis municipal con una alcaldía compartida