PREMIUM  SOCIEDAD

La navarra Nerea Martínez, una deportista de récord: "Tras 91 horas corriendo, pierdes la noción del tiempo"

La deportista consiguió el podio en la prueba mixta de la Andorra Ultra Trail Vallnord junto a su pareja Salvador Vilalta y el tercer puesto en la general. 

Nerea Martínez ganadora de la Andorra Ultra Trail Vallnord en la fase mixta de parejas. CEDIDA
Nerea Martínez ganadora de la Andorra Ultra Trail Vallnord en la fase mixta de parejas. CEDIDA  

Se puede decir que la navarra Nerea Martínez Urrozola vive para y por el deporte. Puede correr 336 kilómetros con 24.000 metros de desnivel en 91 horas y obtener el segundo puesto, y al mismo tiempo ser entrenadora personal de disciplinas como el triátlon, runnig o trails. 

A sus 47 años, esta deportista puede presumir de haber conseguido un impresionante palmarés que incluye desde títulos internacionales en triátlon, hasta triunfos en las carreras de montaña más prestigiosas del mundo. 

Una de sus últimas victorias la obtuvo en la undécima edición del Andorra Ultra Trail Vallnord ( prueba de 233 kilómetros) quedando la primera en el grupo mixto de parejas y la tercera en la general.

Con poco más de 20 años, la seleccionaron para el Centro de Alto Rendimiento Joaquín Blume.  Martínez se trasladó de su ciudad natal, Pamplona, hasta Madrid para comenzar una nueva etapa. "Era una oportunidad única y no me lo pensé. El volver a casa siempre lo iba a poder hacer", ha contado desde la capital donde sigue viviendo. 

UNA DEPORTISTA ECLÉCTICA

El triatlón le abrió las puertas de su pronta etapa profesional, pero su primera toma de contacto con el mundo deportivo comenzó en una piscina: "Mi abuelo y mi tío iban todos los días a nadar y como pasé parte de mi infancia con ellos, me pasaba horas en la piscina".

Martínez comenzó a competir con nueve años. "Dejé la natación porque vi que ya no tenía margen de mejora y me pasé al atletismo dónde estuve dos años. Poco después descubrí el triatlón y vi que me permitía combinar ambas modalidades", ha explicado la navarra. 

Los inicios no fueron fáciles. La deportista tuvo que adaptar su cuerpo a una superficie con la que no estaba familarizada. "Mis ligamentos estaban reblandecidos de tanto nadar. Empecé a tener problemas en los pies y me vi obligada a tomarme un tiempo para adaptarme", ha comentado. 

La navarra Nerea Martínez, en una de las carreras de montaña en las que ha participado. CEDIDA

A día de hoy, el triatlón se ha convertido en un deporte de renombre, pero a finales de los años 80 quedaba lejos de su actual notoriedad. "Mis padres me compraron una bici y empecé a entrenar de forma autodidacta. En 1992, me inicié en las competiciones y a partir de entonces se convirtió en mi centro", ha relatado la once veces internacional en la selección española.

"El triatlón me permitió retomar la natación sin la exigencia de las competiciones, pude seguir corriendo y comencé a usar la bici", ha relatado. Sin embargo, la deportista recuerda los años intensos en el centro de alto rendimiento donde " tu vida se reducía a entrenar, competir y descansar". 

Cuando parecía haber encontrado la estabilidad deportiva, Martínez descubrió las carreras de montaña. "Comencé participando en 'raids' de aventura que incluyen pruebas de remo, montaña o de montar a caballo, gracias a un grupo internacional que buscaba una chica para su grupo mixto" , ha recordado.

La navarra se sintió cómoda en las pruebas de montaña porque "olvidas los tiempos y el cronómetro del triatlón y consigues disfrutar del esfuerzo". 

RUTINA DE ENTRENAMIENTO 

Correr durante casi 90 horas necesita de un largo, constante y específico trabajo previo. A pesar de la dificultad que caracteriza a este tipo de carreras, Martínez asegura que "para mí los entrenamientos son más llevaderos que los del atletismo porque no te esclavizas a un tiempo predeterminado" y añade que ahora puedes entrenar " según las temporadas con mucha mayor libertad". 

Desde el 2015, Martinez ha retomado los entrenamientos con la bici tras pasar cinco años centrada en correr. "Los cambios son importantes sobre todo a nivel psicológico. Tanto tiempo haciendo lo mismo acaba pasando factura", ha afirmado recordando su reciente victoria en la Andorra Ultra Trail Vallnord

No es la primera vez que la navarra participa en esta carrera Ultra de Andorra. Ya el año pasado, consiguió la victoria junto a un corredor francés como compañero en la categoría mixta. Nada más llegar a meta "me dije que no repetiría en esta carrera", sin embargo cuando Salva (su compañero este año) se lo propuso "no lo dudé y, a pesar de que era una locura, acepté". 

Nerea Martínez junto a su pareja Salvador Vilalta en la carrera Ultra de Andorra.CEDIDA

Quizá uno de los mayores problemas a los que se enfrentaron fue los meses previos a la carrera. "Él vive en Cataluña y los dos teníamos obligaciones  con nuestros trabajos", ha aclarado. Ambos profesionales se sirvieron de la confianza y la experiencia mutua y "los resultados no han sido nada malos".  

EL DEPORTE COMO AYUDA A LOS DEMÁS

Por si fueran pocos los premios y logros que Nerea Martínez lleva a sus espaldas, la deportista emprendió hace más de una década un proyecto como entrenadora personal de Ultra Distancia y Triatlón. 

"Cuando te apasiona lo que haces, contagias ese entusiasmo a los demás y consigues que la gente de a pie logre sus objetivos", ha afirmado. Por eso, define su trabajo como esa ayuda que mucha gente necesita cuando comienza a entrenar y que "de esta forma consigue poner orden a su día y a día para poder aprovecharlo". 

La fortuna le ha acompañado, no solo en títulos y proyectos, sino también en lesiones. Ha relatado como no ha sufrido ninguna que le haya obligado a "paralizar por completo mi actividad deportiva".

La deportista navarra consiguió una beca para el Centro de Alto Rendimiento Joaquin Blume en para triatlón.CEDIDA

Al contrario de lo que puede parecer, "los accidentes que he tenido me han ayudado a nivel mental a no preocuparme tanto por el daño sino por la recuperación". 

NUEVO DEPORTE, NUEVAS ILUSIONES

De cara a futuro, la  triatleta asegura que "necesito descansar de la montaña por un tiempo".

Ya ha encontrado un nuevo deporte con el cual comenzar a entrenar y volver a centrar su rutina: el esqui de fondo. "Me apasionó desde el primer momento. He hecho las dos últimas temporadas de invierno y mi idea es repetir el año que viene para competir", ha adelantado. 

No hay nada como dedicar todas tus energías y tiempo a lo que te ilusiona y si Nerea Martinez lo tiene claro, no tardaremos en ver los buenos resultados de su decisión. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La navarra Nerea Martínez, una deportista de récord: "Tras 91 horas corriendo, pierdes la noción del tiempo"