SOCIEDAD

Atención: las crecidas ponen alerta a Pamplona y obligan a cortar varias carreteras del norte de Navarra

En Pamplona se ha solicitado no estacionar y retirar los vehículos del Camino del Molino de Caparroso, la zona del Club Natación y la finca de Goñi.

Un agente de la Policía Municipal durante la crecida del río Arga a su paso por Pamplona. POLICÍA MUNICIPAL DE PAMPLONA
Un agente de la Policía Municipal durante la crecida del río Arga a su paso por Pamplona. POLICÍA MUNICIPAL DE PAMPLONA  

Las lluvias y la precipitación de las últimas horas está causando problemas en varios puntos de las carreteras navarras y de la cuenca de Pamplona.

El pronóstico meteorológico de AEMET mantiene para las próximas horas el nivel de alerta roja por nieve en el Pirineo de Navarra y naranja para la zona centro de la Comunidad Foral. De hecho, se mantiene en el Pirineo navarro la fase de preemergencia por nevadas en la Comunidad Foral declarada ayer por la directora de Protección Civil, Isabel Anaut.

Cuatro carreteras permanecen cortadas en Navarra: dos por desbordamientos de los ríos Arakil y Bidasoa y otras dos, la de San Miguel de Aralar y el puerto de Belagua, están cerradas al tráfico por la nieve.

Entre otras medidas de precaución, en las zonas que se vean afectadas por la nevada se recomienda posponer los viajes que no sean imprescindibles y emplear el transporte público siempre y que sea posible. En el caso de utilizar el vehículo particular, es preferible utilizar vías principales para los desplazamientos y salir con mayor holgura que la habitual para esos viajes.

La NA-2410 (carretera de la Barranca) está cortada desde el kilómetro 13 por el desbordamiento del río Arakil y una patrulla de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Navarra ha señalizado la zona. 

La NA- 30 en el acceso a Landaben también se encuentra cortada desde las siete de la tarde por inundación, así como la NA-7520 a la altura Arbizu-Lizarragabengoa en kilómetro 7-8 por desbordamiento del río Arakil.

Sobre las 14.30 horas una patrulla de la agrupación de tráfico de la Guardia Civil se ha desplazado a Uharte Arakil para señalizar el desbordamiento del río. Desde las 15.30 horas, la NA-2410 ha quedado cortada totalmente al tráfico por el servicio de conservación de carreteras.

Cortan la carretera NA-2410 por el desbordamiento del río Arakil. GUARDIA CIVIL

Además, la carretera NA-1210 (Ventas de Arraitz-Endarlatsa) está cortada entre Ventas de Yanci (kilómetro 39,700) y Ventas de Etxalar (41,100) por riesgo de desbordamiento del río Bidasoa. 

También están cortadas, en este caso por la acumulación de nieve, las carreteras NA-7510 (San Miguel de Aralar), desde el kilómetro 3, y la NA-137 (Burgui-Isaba-Francia) desde el kilómetro 47 (Venta de Juan Pito). 

Es obligatorio el uso de cadenas en la NA-2000 (Isaba-Zuritza) desde el kilómetro 0, y la NA-137 (Burgui-Isaba-Francia) desde el kilómetro 45 (Mata de Haya).

PREALERTA DE RÍOS

Las precipitaciones caídas en la matinal de hoy han sido ligeramente superiores a las previstas ayer, alcanzando los 70-80 l/m2 en cabeceras del Bidasoa y Larraun, y 60-70 l/m2 en cabeceras del Arga y Ultzama. Unido a una ligera subida de las temperaturas ha generado unas crecidas en los ríos que se pueden calificar como ordinarias, aunque también ligeramente superiores a las previstas.

Así, han entrado en prealerta, situación que significa crecida de los ríos con algún desbordamiento puntual pero sin llegar a generar afecciones, las estaciones del Ultzama, en Olave, y el Larraun, en Irurtzun, y en las próximas horas podrían entrar en prealerta las estaciones del Arakil, en Echarren, y del Arga en Burlada, que registra un caudal inferior a su afluente Ultzama.

El río Baztan ha estado a punto de entrar en situación de preemergencia, según el Plan de actuación municipal del Ayuntamiento de Baztan, pero a partir del mediodía ha empezado a bajar el río y no ha sido necesario.

No obstante desde el Gobierno de Navarra se está llevando un control de la evolución de los ríos para prevenir posibles cambios por si hubiera que activar el Plan de Emergencia por riesgo de inundaciones. 

Por su parte, Pamplona ha activado la fase de alerta por aumento del caudal del río Arga. Desde la Policía Municipal recomiendan no estacionar y retirar vehículos en el Camino del Molino de Caparroso, la zona del Club Natación y la finca de Goñi. 

El cauce del río a su paso por Pamplona ha superado los 200 metros cúbicos por segundo por lo que se han tomado las primeras medidas de prevención.

Desde Policía Municipal se vigila la evolución de los caudales tanto del río Arga como del Sadar y el Elorz.

En estos momentos, toda la red viaria está abierta a la circulación y se ha comenzado a actuar en las zonas inundables de la ciudad, colocando la señalización habitual con vallas informativas antes el posible riesgo de avenida en la Magdalena (camino de Burlada y camino de Caparroso), entorno del Club Natación, pasarelas peatonales (que continúan cerradas desde ayer martes) o caminos del parque fluvial a las orillas de los ríos Arga, Elorz y Sadar, ha informado en una nota el Ayuntamiento de Pamplona.

Según ha añadido la Policía Municipal, las pasarelas seguirán cerradas hasta que pase el temporal de lluvia y nieve con riesgo de heladas, que "genera el consiguiente peligro para las personas".

Por otra parte, la Policía Municipal de Burlada ha pedido a los vecinos que retiren los vehículos estacionados en zonas inundables ante la crecida de los ríos por el temporal de lluvia y nieve en la Comunidad foral. 

Así lo ha dado a conocer la Policía Foral a través de su cuenta de Twitter, en la que ha afirmado que aunque la situación por la lluvia "aún no es alarmante", ya hay en localidades que se están dando recomendaciones a vecinos.

Desde la Policía Foral advierten, además, que a última hora del día está previsto que bajen las temperaturas y que las precipitaciones pueden darse en forma de nieve.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Atención: las crecidas ponen alerta a Pamplona y obligan a cortar varias carreteras del norte de Navarra