• martes, 15 de junio de 2021
  • Actualizado 08:03

 

 
 

SOCIEDAD

Aspace, medio siglo atendiendo a personas con discapacidad en Navarra

La asociación Aspace atiende en la actualidad a 800 personas con discapacidad y a sus familias, y proporciona empleo a casi 500 navarros.

El equipo de Aspace Teaming. CINFA
El equipo de Aspace Teaming. CINFA

Aspace Navarra, asociación que agrupa a familias que cuentan entre sus miembros con alguna persona con parálisis cerebral o discapacidad afín desde nacimiento, atiende actualmente a 800 personas con discapacidad y a sus familias y proporciona empleo a casi 500 personas.

Una representación de Aspace, entidad sin ánimo de lucro, ha comparecido este martes en el Parlamento de Navarra para explicar su trabajo, coincidiendo con la celebración este miércoles del 50º aniversario de su creación.

David Erice, presidente Aspace Navarra, ha comparecido acompañado de Rafael Olleta, director general, Mamen Miñes, usuaria de un recurso residencial de Aspace y vocal en la junta de la asociación; Goreti Iso, trabajadora del centro especial de empleo, y Javier Ugarte, uno del centenar de voluntarios de la asociación.

El presidente de Aspace ha explicado que la entidad gestiona unos 15 millones de euros de presupuesto y ha destacado el recorrido de la asociación durante los últimos 50 años. "Esto no hubiera sido posible sin el respeto, el apoyo, la cercanía, la solidaridad y el cariño de toda la sociedad navarra", ha destacado.

Rafael Olleta ha explicado que Aspace ha creado "un itinerario de vida durante estos 50 años, un itinerario que es el compromiso que adquiere Aspace Navarra con todos los niños y niñas que nacen con parálisis cerebral y durante todo el desarrollo de su vida". "Si ellos no pueden hacer una integración en la sociedad, creamos un itinerario alternativo que les permita crear su proyecto de vida y su integración en la sociedad, y lo haremos hasta el día después de su muerte, porque también estaremos con ellos en el momento de despedirles", ha afirmado.

Aspace cuenta entre sus recursos con un servicio de acogida y orientación; un servicio de atención temprana a las familias; el colegio de educación especial Virgen de Orreaga de Cizur, donde hay 27 alumnos entre los 3 y los 21 años; un servicio de atención ambulatoria y apoyo escolar; el Club Deportivo Aspace Navarra, donde se desarrolla el deporte paralímpico; un programa de voluntariado, ocio y tiempo libre en integración; un pabellón de hidroterapia; el centro ocupacional con sedes en Bera y Azpilagaña (Pamplona); los recursos residenciales de Cizur e Iturrama (Pamplona); el Centro Especial de Empleo, que da trabajo a 200 personas; la planta de Ecointegra en Aoiz; una lavandería industrial en Noain y otra en Lesaca; dos albergues en Lecaroz y otro en Pamplona, y un servicio de orientación y formación para la integración laboral.

RECURSOS PARA EL ÁMBITO RURAL

En la comparecencia ha intervenido Mamen Miñes, estudiante de Ciencias Políticas en la UNED e integrante de la junta directiva de Aspace Navarra desde 2018. "Aunque vivo en la residencia Carmen Aldave de Iturrama, soy de Cortes, me gusta mucho Pamplona, pero en realidad tuve que venir aquí por la falta de recursos residenciales en el ámbito rural", ha señalado.

Miñes ha deseado que su experiencia personal sirva para que "se globalice lo que en Aspace Navarra se entiende como recurso residencial y por lo que tanto se está peleando en los últimos años". "No somos un número, somos personas, y eso en esta entidad se nota. Han puesto en marcha un programa de atención centrado en las personas para escuchar, entender y satisfacer las necesidades de todas las personas que vivimos en los recursos residenciales. No nos tenemos que sentir como en casa, sino que es nuestra casa. A esto deberían tender todos los recursos residenciales, a convertirse en hogares", ha afirmado.

Mamen Miñes ha hecho un llamamiento a que se invierta "en acercar a los entornos rurales los recursos necesarios para que las personas con discapacidad no tengan que abandonar sus hogares, ni alejarse de sus familias, sus raíces o su vida".

También ha relatado su experiencia Goreti Iso, natural de Sangüesa. "Cursé EGB en el colegio público de Sangüesa. Esta etapa fue la más dura que he tenido. Como se suele decir, los niños son crueles. Académicamente, todo normal, pero nunca fui integrada por tener mi parálisis, sufrí continuos insultos y burlas, así que cuando acabé la EGB vine a Pamplona a estudiar la FP administrativa y en todos los aspectos todo cambió a mejor notablemente", ha señalado.

"DE CORAZÓN, VOLVERÍA A NACER CON MI PARÁLISIS"

Iso ha explicado que "una vez acabados los estudios me inicié en la vida laboral, en un primer momento tuve mucha suerte porque en seguida empecé a trabajar en Tasubinsa de Sangüesa". Estuvo en este trabajo durante año y medio posteriormente comenzó un nuevo proceso de búsqueda de empleo, "algo amargo, ya que en la mayoría de empresas a las que iba a dejar el currículum, de entrada, me miraban mal". "Estoy segura de que muchas de ellas ni leyeron el currículum. Directamente, a la basura", ha señalado.

Después de cinco meses buscando trabajo, lo encontró en Aspace. "Allí ya llevo 18 años y ellos han confiado en mi y ocupo el puesto de administrativa", ha valorado.

"Mientras que han ido pasando los años mi vida personal también ha ido cambiando. Desde la niñez hasta el día de hoy, pasé de ser aquella niña de la cual todos se le burlaban a ser una mujer con una vida plena, construida por mi hogar con mi marido y mis dos hijas y muy bien acompañada de cantidad de amistades de gran diversidad", ha señalado Goreti Iso.

"Mi vida no ha sido fácil, tener una parálisis todo lo complica, pero no deja de ser satisfactorio conseguir los objetivos, metas y sueños, y ser muy feliz". "El objetivo que tengo desde hace tiempo y espero conseguir es trabajar en el empleo ordinario. Soy paralítica cerebral desde que nací y lo seré siempre, pero si pudiera poder volver a nacer y elegir, de corazón digo que volvería a nacer con mi parálisis", ha dicho, para lanzar una pregunta a los parlamentarios: "¿Cualquiera de vosotros me contrataría para llevar la administración de su empresa o un partido político?"

Finalmente, ha intervenido en la sesión de trabajo Javier Ugarte, voluntario de Aspace que empezó a colaborar con la asociación sin tener a ninguna persona con parálisis cerebral en su entorno. "Empezó mi relación con Aspace por motivos laborales. Al principio no sabía ni dónde meterme, no tenía ni idea de cómo hablar, no les entendía lo que me decían. Hace unos años, me propusieron hacer una entrevista. Las preguntas eran muy sencillas: '¿Te importaría ir con nosotros en la villavesa, o ir al cine, o a tomar un café? Algo se me removió por dentro, porque nunca me había planteado una cosa de ese estilo. Fue entonces cuando decidí hacerme voluntario", ha explicado.

Javier Ugarte ha señalado que "cuando corté con mis miedos y prejuicios fue cuando empecé a hacer esas cosas tan sencillas y conocer a esta gente". "Desde entonces me siento mejor y tengo más amigos. Creo que recibo mucho más de lo que yo puedo aportar. Animo a todo el mundo a que cuando quiera se tome un café o dé un paseo con esta gente", ha dicho.

El presidente de Aspace, David Erice, ha deseado que los grupos parlamentarios puedan impulsar "acciones visibles y palpables para las personas con discapacidad en general y con parálisis cerebral en particular". "Solemos decir que en esta crisis no podemos dejar a nadie atrás. Permítanme recordarles que detrás siempre solemos estar las personas con discapacidad y que no queremos que en este cambio de modelo social nos volvamos a quedar en esta posición", ha señalado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Aspace, medio siglo atendiendo a personas con discapacidad en Navarra