• jueves, 23 de septiembre de 2021
  • Actualizado 14:10

 

 
 

SOCIEDAD

La asociación Madres Solteras por Elección denuncia discriminación en el acceso a tratamientos

El colectivo ha denunciado que las mujeres que quieren ser madres en solitario no tienen los mismos derechos que las que tienen pareja, aunque las leyes hablan de igualdad.

Imagen de una mujer embarazada observando una ecografía con el ginecólogo ARCHIVO 1
Imagen de una mujer embarazada observando una ecografía con el ginecólogo. ARCHIVO

La Asociación de Madres Solteras por Elección ha evidenciado en una sesión parlamentaria la "discriminación" de la que son objeto en relación al acceso a la prestación sanitaria de reproducción asistida.

De esta forma se han pronunciado sus representantes en una sesión de trabajo en la comisión de Salud solicitada por la parlamentaria de I-E Marisa de Simón, quien no ha podido estar en la sala debido a su participación en el Congreso de los Diputados en la defensa de una iniciativa navarra.

Izaskun Gamen, Teresa Marín y Marta Sousa han sido las encargadas de dar a conocer su situación y demandas en relación al acceso a la prestación sanitaria de reproducción asistida.

La de Navarra, constituida en el 2020, es una de las catorce delegaciones de la asociación estatal que reúne a mujeres que han decidido crear familias en solitario mediante reproducción asistida, acogimiento o adopción.

Entre sus demandas, ha citado Marín, figura el reconocimiento a las semanas que correspondería al progenitor en el caso de la familia biparental y una ley a nivel estatal de familias monoparentales y monomarentales.

Dar visibilidad a su tipo de familia y sus reivindicaciones son otros de los objetivos de la asociación que anima a las mujeres que se encuentran en situaciones similares a unirse.

Desde su experiencia personal Gamen ha denunciado que las mujeres que quieren ser madres en solitario no tienen los mismos derechos que las que tienen pareja, aunque las leyes hablan de igualdad y de no discriminación.

En ese sentido ha subrayado que el Decreto Foral de 2016 tiene aspectos que chocan como que la salud sexual y la reproducción forman parte del desarrollo de la persona, no habla de parejas, algo que aparece en todas las leyes de Igualdad, pero que "no se corresponde con la realidad".

Ha incidido en que la Orden Foral de 2016, las mujeres madres solteras se quedaban a un lado con las prestaciones que se ofrecían a mujeres lesbianas o con pareja, en su caso el acceso a tratamientos se limita a la inseminación artificial con seis intentos, lo que, ha agregado, contrasta con la oferta de otras comunidades autónomas que sí ofrecen otros tratamientos.

El País Vasco, ha apuntado Sousa, es la comunidad autónoma con la oferta "más completa".

Las probabilidades de ser madre con inseminación artificial entre los 35 y 39 años es de un 14,2 %, ha señalado Gamen, por lo que ha concluido que lo que ofrece la sanidad navarra es "una lotería".

Esto, ha agregado, significa un "desperdicio" del presupuesto público. Actualmente cada tratamiento de inseminación artificial cuesta unos 600 euros de medicación, en las clínicas privadas entre 800 y 1.200 euros entre gastos médicos y personal, lo que multiplicado por seis supone "un coste muy elevado que se desperdicia porque es muy poca la probabilidad" de lograr el objetivo de ser madre.

En su situación personal, en su intentos por ser madre, ha comentado, el gasto hasta el momento se eleva a 14.812 euros.

Además, ha denunciado el "silencio absoluto" de la Administración ante sus demandas y ha hablado de "desamparo de las instituciones públicas".

Por Navarra Suma, Cristina Ibarrola, quien ha reconocido contradicciones en la ley de Igualdad y ha calificado como "poco tolerable" el "silencio administrativo", ha sostenido que si el Gobierno aprueba una ley ellos exigirán que la cumpla.

Para Patricia Fanlo (PSN), la ley actual es contraria al derecho de igualdad por lo que hay que modificarla, tras lo que ha apuntado que ya ha comenzado la modificación del Decreto Foral para garantizar el derecho de todas las mujeres a todas las técnicas independientemente de su estado civil, tengan o no pareja, algo que esperan que sea una realidad de aquí a fin de año.

Ana Ansa (Geroa Bai), quien ha opinado que el hecho de que no tengan acceso a la fecundación in vitro es un "déficit que hay que solventar", ha defendido que la oferta ha de ser igual para todas las mujeres.

Desde EH Bildu Txomin González ha considerado "razonables" las reivindicaciones y ha pedido "agilidad" a la Administración ante las demandas planteadas.

Ainhoa Aznárez (Podemos Ahal Dugu) ha compartido la necesidad de revisar la Orden Foral y de seguir trabajando porque no están satisfechas las necesidades de mujeres que quieren ser madres en solitario.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La asociación Madres Solteras por Elección denuncia discriminación en el acceso a tratamientos