• sábado, 17 de abril de 2021
  • Actualizado 23:36

 

 
 

CONSUMO

Advierten en Navarra sobre los riesgos que se corren al adquirir vehículos de segunda mano

Según una encuesta desarrollada en la Comunidad foral, un 46% de los preguntados tiene previsto comprar un vehículo en los dos próximos años y que este sea de segunda mano.

Imagen de un concesionario de coches ARCHIVO
Un taller de coches. ARCHIVO

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache advierte sobre los riesgos en las compras de vehículos de segunda mano. Según una encuesta encargada por esta organización, casi la mitad de las personas (un 46%) que tienen previsto comprar un coche en los próximos dos años piensa hacerlo en el mercado de segunda mano.

Este trabajo indica que, mientras que el 44% de los ciudadanos no se fía de comprar un vehículo usado, un 26% sí confía si conoce al vendedor, un 15% si conoce el concesionario y otro 15% se fía si el coche es de un familiar o amigo.

Irache ha afirmado en un comunicado que "continua creciendo" el número de personas que acuden a la asociación porque "nada más comprar, a las semanas o a los meses de hacerlo, surgen averías o desperfectos en el vehículo". Sin embargo, ha señalado, el vendedor no siempre acepta pagar las reparaciones, afirmando que el daño se ha producido con posterioridad a la venta o que "es algo normal por el uso y kilómetros" del vehículo.

En estos casos, ha explicado la asociación, habrá que acudir al contrato de compraventa firmado para ver qué información del vehículo se ha aportado. A partir de ahí, los derechos del comprador varían si se ha adquirido a un concesionario o a un particular.

Si la venta del coche se ha realizado en un establecimiento, la garantía es de dos años, aunque las partes pueden reducirla a un año en el contrato, una práctica que suele ser habitual.

Por el contrario, en las ventas entre particulares hay que acudir al Código Civil aplicable en el lugar donde se realizó la compra. En Navarra, tras la última modificación del Fuero Nuevo, el plazo para anular la compra (si el problema lo justifica) o rebajar su precio es de un año. En otros territorios de régimen común, el período es de seis meses.

VICIO OCULTO

Irache ha indicado que "no es sencillo demostrar la existencia de un vicio oculto, puesto que debe ser un desperfecto que ya existía en el momento de la transacción y que no estuviera a la vista del comprador, por lo que, habitualmente, para demostrarlo, hay que solicitar un informe pericial". "Si se quiere llegar a la vía judicial, hay que añadir la dificultad de que, a falta de otro criterio pactado, la demanda deberá ponerse en el domicilio del demandado", ha precisado.

Así las cosas, la asociación ha recomendado que, antes de comprar un coche de segunda mano, "se encargue un informe técnico exhaustivo a un profesional independiente, que refleje el estado real del vehículo", así como revisar el libro de mantenimiento y la tarjeta de inspección técnica, "donde se podrá comprobar las revisiones efectuadas y las características del vehículo".

Además, ha recalcado que "el comprador no debe dejarse apremiar por el vendedor y debe tomarse el tiempo necesario hasta asegurarse de que el estado del coche es el adecuado", y que el contrato de compraventa "debe plasmar de la forma más precisa posible las características y el estado del vehículo".

Por otro lado, Irache ha aconsejado que cualquier dinero pagado por el coche, como precio total o adelanto, tengan el correspondiente justificante. Finalmente, ha llamado a asegurarse de que se hacen todos los trámites necesarios para el cambio de titularidad del vehículo, pactar quién correrá con estos gastos y conservar los datos de contacto del vendedor.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Advierten en Navarra sobre los riesgos que se corren al adquirir vehículos de segunda mano