SOCIEDAD

Los navarros cada vez reclaman y consultan más: telefonía, luz y banca ocupan sus mayores dudas

La Asociación Irache recomiendo a los consumidores que "protesten y reclamen por lo que tienen derecho".

La Asociación de Consumidores Irache presenta un balance de su actividad en 2019. IÑIGO ALZUGARAY
La Asociación de Consumidores Irache presenta un balance de su actividad en 2019. IÑIGO ALZUGARAY  

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache recibió en 2019 un total de 46.323 consultas y reclamaciones, un 1,7% más que el año anterior, la mayoría por temas relacionados con contratos de telefonía, luz y banca.

En concreto, el 35% de los casos que gestionó el año pasado la asociación requirieron alguna gestión por parte los técnicos de Irache, mientras que el 65% fueron consultas en las que los asociados recibieron asesoramiento, una información que en "muchas ocasiones consigue evitar futuros problemas".

Así lo han puesto de manifiesto este viernes en rueda de prensa la directora adjunta de la asociación, Susana Arizcun, y el responsable de comunicación, Alberto Lazcoz, quienes han critica la "excesiva presión" y la "falta de información" que se proporciona al consumidor a la hora de firmar un contrato.

Según han expuesto, los problemas con la telefonía e internet han vuelto a copar el mayor número de consultas y reclamaciones, con un 23% del total. Esta situación se ha repetido en los últimos años, con una sola excepción, cuando fue superado por la banca, debido al caso de las cláusulas suelo.

La mayor parte de los problemas se dan cuando el consumidor cambia de compañía, generalmente por el cobro de penalizaciones no justificadas o exageradas.

Otros problemas que han aumentado son los cobros al anular un cambio de compañía, así como los relacionados con los paquetes combinados.

Además, los responsables de Irache han advertido de los problemas que se están dando por el desconocimiento de las condiciones de contratación, especialmente cuando el contrato se realiza por vía telefónica.

Por ello, han recomendado a los consumidores que los contratos se "hagan por escrito". "Hacerlo por teléfono no vale para nada, hay que pedir el contrato por email o hacerlo en una tienda", ha comentado Arizcun.

Tras los asuntos relacionados con la telefonía, se sitúan, con un 21%, las consultas y reclamaciones por luz y agua, que en el pasado año han adelantado a la banca.

Destacan los casos en los que el consumidor no siempre tiene claras las condiciones que ha pactado con su compañía, además de cambios en las condiciones.

En tercer lugar están las incidencias con los bancas y cajas, con un 17%, un porcentaje que ha bajado ligeramente respecto al pasado año; seguidas de las consultas y reclamaciones relacionadas con la vivienda (9%); seguros (8%) y comercios (5%).

En este sentido los responsables de Irache han advertido de que siguen subiendo año a año la incidencia de las consultas por compras realizadas a través de internet, generalmente por retrasos en las entregas, incumplimientos o el derecho a echar atrás la compra, así como estafas en los que el consumidor pierde el dinero que ha pagado y no recibe el producto.

En las compras realizadas en el propio comercio, el mayor número de quejas tienen que ver con los derechos de devolución del producto y con las garantías cuando el artículo es defectuoso o se estropea.

Por otro lado, el 4,5% de las consultas y reclamaciones que recibió el pasado año la asociación fueron por servicios técnicos; seguidas de casos relacionados con el transporte y viajes (4%), vehículos (3,5%) o la administración, fundamentalmente por multas de tráfico que los consumidores consideran injustificadas o por caídas en la vía pública.

ANIMAN A LOS CIUDADANOS A RECLAMAR

Desde la asociación de consumidores han animado a los ciudadanos a que "protesten y reclamen por lo que tienen derecho" y ha garantizado que desde Irache lo "pelearán al máximo".

Asimismo, han recomendado a los consumidores que se informen y pidan todo por escrito antes de firmar un contrato y también han aconsejado "no firmar todo en el momento".

"La prisa y la urgencia nunca es buena consejera, no es casualidad que muchas veces las empresas estén presionando con ofertas", ha agregado.

Por ello, han remarcado que, cuando una empresa realiza una oferta, hay que "tomarse un tiempo para estudiarla detenidamente".

"Cuando ya se está seguro de qué supone, qué te va a dar y a qué te compromete, se puede firmar y conservar el contrato para si luego puede haber problemas", ha señalado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los navarros cada vez reclaman y consultan más: telefonía, luz y banca ocupan sus mayores dudas