• lunes, 16 de mayo de 2022
  • Actualizado 11:44

 

 
 

SOCIEDAD

Las agencias de viajes en Pamplona: del cierre repentino a vender de nuevo la felicidad

Juanchi Patús, de Viajes Navarsol, confía en que 2021 sea un año "de transición" para recuperar poco a poco la confianza de los clientes.

Agencia de viajes Navarsol, en Sancho el Fuerte, dirigida por Juanchi Patús. MIGUEL OSÉS
Agencia de viajes Navarsol de Pamplona, en Sancho el Fuerte, dirigida por Juanchi Patús. MIGUEL OSÉS

Las agencias de viaje navarras han sido uno de los sectores más castigados por la Covid-19. La imposibilidad de viajar, e incluso de salir de la Comunidad Foral hasta hace pocas fechas, ha roto todas sus previsiones desde que se declaró el estado de alarma el 14 de marzo de 2020. Un verano echado a perder, el de 2020, y otro "de transición" hacia la esperada normalidad.

A su vez, reclaman ayudas directas ante una situación dramática, y también piden una campaña de bonos vacacionales que promocionen los viajes.

Un sector que solo ha facturado un diez por ciento de lo previsto otros años. No solo no han facturado, sino que han tenido que devolver el importe a muchos clientes por los viajes ya cobrados que no se podían realizar con el Covid-19. A ello se une la dura competencia de las páginas web.

Pese a todo, ahora regresa la ilusión. "Vendemos felicidad", aseguran, y solo esperan que el cliente pierda el miedo, recupere la confianza, y se aclare el panorama de restricciones entre comunidades autónomas y países. Así lo ha manifiesta Juanchi Patús, de Viajes Navarsol en Pamplona.

Juanchi Patús en su despacho de Viajes Navarsol en Pamplona. MIGUEL OSÉS.

"Hemos intentado ser siempre optimistas. En enero y marzo de 2020 habíamos tenido una venta interesante para semana santa y verano y en progreso porque el cliente quería viajar. El 15 de marzo nos confinan y hubo que devolver ese dinero al cien por cien a diferencia de otros sectores. Hemos trabajado sin cobrar para devolver ese dinero. Psicológicamente ha influido mucho en el sector". 

"Hemos vendido con un bajón del 90% respecto a 2019, pero tenemos la suerte de vender felicidad y vender ocio. El cliente por necesidad quiere escapar y disfrutar, y siempre hemos estado ahí. La impotencia que se ha encontrado el sector es que no podíamos trabajar a futuro porque no había un futuro real y claro", explica Patús. 

"No hemos podido planificar viajes para septiembre o para Semana Santa en una situación en la que hemos estado 'capados' por el cierre perimetral sin condiciones claras en cada comunidad, región y en cada país. Hemos estado bastante parados y preocupados en un sector débil y muchos compañeros no han llegado a la orilla", se lamenta este experimentado responsable de la agencia Navarsol de la capital navarra. 

"Ahora que estamos ya en la orilla vamos a intentar salir, los pocos o muchos que hemos quedado, vamos a pensar en positivo. Ahora, mas que acabar el estado de alarma ha comenzado el estado de incertidumbre sin saber muy bien qué se puede hacer y que no se puede hacer. Nosotros miramos la cara al cliente y nunca les abandonamos, pero esas páginas de internet una vez te han cobrado es difícil que devuelvan y no dan la cara", señala sobre la competencia en la red. 

Carteles anunciando viajes en el escaparate de Viajes Navarsol en Pamplona. MIGUEL OSÉS.

Patús cree que hay que ser optimistas ante la nueva situación. "Pensamos en positivo, ahora hay que contar con Viajes Navarsol y con las agencias de viajes en este año de transición. Más que vendedor somos asesores de viajes y ahora es cuando más se necesita por temas legales. No todo es un chollo al llegar al destino".

¿Qué hay que hacer ahora para viajar? "Por ejemplo para ir a Canarias y a Mallorca se necesita una PCR. El cliente pide seguridad y se la pedimos al Gobierno y no trasladarla a cada Comunidad autónoma porque sino el cliente necesita un tetris para saber dónde puede y donde no puede pasar", indica. 

"Vemos el futuro positivo, aunque con cierta intranquilidad en este año de transición. Necesitamos que el cliente confíe en nosotros, que vamos a tener una información veraz. La mejor oferta la encuentras cuando tienes un profesional que te busca el mejor precio para cada lugar y eso te da tranquilidad. Que piense en positivo, que hay que viajar de forma diferente".

¿Podremos disfrutar cómo lo hacíamos antes? "Hay países que obligan a hacer una PCR, puede ser. Hay que adaptarse a ir con mascarilla, pero vamos a disfrutar igual que antes. Recuperar lo que hemos hecho, juntarnos, tocarnos, abrazarnos, viajar, hermanamiento y conocernos. Vamos a recuperar lo que hemos dejado de hacer y el cliente no tiene que tener miedo".

"Cuando psicológicamente el cliente acepte que hay menos riesgo y que hay que ser responsable se recuperará la confianza. Seguimos siendo muy optimistas. Tenemos la suerte de vender felicidad, que es lo que el cliente quiere", asegura Juanchi Patús.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las agencias de viajes en Pamplona: del cierre repentino a vender de nuevo la felicidad