• domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 09:50

 

 
 

SOCIEDAD

Aseguran que el 35% de los navarros tenía pensado irse de vacaciones durante la semana santa

Consumidores Irache invita en estas fechas a reflexionar sobre nuestras prioridades y valorar lo que tenemos durante la crisis sanitaria.

Una mujer leyendo un libro en una playa durante las vacaciones.
Una mujer leyendo un libro en una playa durante las vacaciones. Archivo.

La asociación de Consumidores Irache asegura que antes de la aparición del coronavirus y del consiguiente establecimiento del estado de alarma, el 35% de los navarros ya había decidido irse de vacaciones durante la Semana Santa, mientras que había un 18% que aún no lo había decidido y un 47% que tenían claro que no iban a moverse de casa.

De los que sí iban a viajar, un 49% lo iban a hacer lo iban hacer a otra comunidad autónoma, un 34% a otra localidad navarra distinta a la de su domicilio habitual y un 17% se iba a ir al extranjero. Obviamente, todos estos planes se han visto truncados con la nueva situación.

Mejorar la planificación al comprar y dar valor a objetos en el hogar que estaban olvidados

En cuanto al consumo, esta situación tan complicada también puede servir para aprender o poner en práctica ciertos hábitos o capacidades. Así, esta situación nos puede ayudar a planificar mejor las compras de alimentación, calculando mejor la comida, llevando a cabo mejores prácticas de conservación y evitando un excesivo despilfarro.

Asimismo, también nos puede ser útil para dar valor a cosas que teníamos en casa sin darles ninguna utilidad y que, con el confinamiento, nos pueden servir para hacer diferentes actividades o entretenernos.

Desarrollar la creatividad y reflexionar sobre nuestra forma de consumir

En este sentido, la cuarentena puede ser una situación que nos ayude a dar rienda suelta a nuestra creatividad para pensar juegos o actividades con objetos en desuso comentados anteriormente.

Asimismo, se puede aprovechar para hacer en casa labores de bricolaje o restauración y arreglar cosas que no funcionaban o dejarlas con mejor aspecto.

Todo ello nos puede llevar a darnos cuenta de que muchas cosas que antes comprábamos quizá no eran tan imprescindibles como pensábamos. Esta reflexión nos puede ayudar a llevar a cabo un consumo más crítico y responsable con el entorno económico, social y medioambiental.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Aseguran que el 35% de los navarros tenía pensado irse de vacaciones durante la semana santa