• martes, 31 de enero de 2023
  • Actualizado 11:46
 
 

SOCIEDAD

El arqueólogo que niega la mano de Irulegui: "La palabra no es vascónica, es celtibérica"

Atribuye un error en la lectura del primer símbolo y sostiene que todo lo que rodea el hallazgo es celtibérico.

Mano de Irulegui
Mano de Irulegui

La comunidad científica no termina de ponerse de acuerdo sobre el significado y traducción de las inscripciones de la mano de Irulegui. El Gobierno de Navarra se lanzó con pompa y boato, con una puesta en escena desmesurada para la que requirieron incluso de la presidenta, a divulgar el significado vascónico de una de las palabras encontradas en la tésera, y por lo tanto a dar por cierta la existencia de una lengua vascónica en el siglo I AC como precursora del euskera actual; pero lo cierto es que hay voces discordantes con la interpretación que se le ha dado a la inscripción. 

Según los investigadores de la pieza encontrada, la primera de las cuatro palabras es "sorioneku" que podría ser traducida como "afortunado" o "dichoso" y que es una palabra muy parecida a la empleada en el euskera actual "zorioneko". El día de la presentación lo consideraron una prueba "irrefutable" de la existencia de una lengua vascónica. "No era euskera, sino eso que se llama lengua vascónica, el antecedente del euskera de hace 2100 años", dijeron.

Pero no todos piensan lo mismo. Guillermo Gómez, arqueólogo profesional en excavaciones de yacimientos celtibéricos, en especial en la ciudad antigua de Tiermes y colaborador del Museo Numantino de Soria, señala que la mano de Irulegui es un bronce encontrado en el contexto de un yacimiento arqueológico en territorio posiblemente vascón, pero "es indudablemente celtibérico". Para ello, se basa en el método deductivo: "Si parece un pato, nada como un pato, y grazna como un pato, entonces probablemente sea un pato".

"Tenemos un objeto celtibérico en su contexto de un yacimiento celtibérico, con simbología celtibérica (la mano de hospitalidad) y escrito en signario celtibérico... Los trabajos arqueológicos en Navarra, La Rioja, Aragón y Castilla León han dado a conocer anteriormente más de 100 documentos celtibéricos similares, escritos con el mismo signario y con contenido similar. En el propio Museo de Navarra hay 5 téseras de hospitalidad celtibéricas con un texto muy parecido, y están expuestas al público desde hace años", explica el arqueólogo.

En este sentido, señala que si todos los hallazgos en lengua celta anteriores fueron considerados como signario celtibérico, ¿por qué no se considera este así?, se pregunta.

Gómez no entra a valorar ningún tipo de intencionalidad política en la repercusión que tuvo el anuncio del hallazgo, pero si considera que los investigadores "cometieron un error en la lectura inicial del primer símbolo". Según él, "no es una S, sino una B; no es sorioneku, sino beoronieku y puede leerse como beoroniecum, genitivo latino de gentes beronas". "Para cambiar la lectura de este signo me apoyo precisamente en otra tésera celtibérica navarra de Viana que dice 'Berkaukun Sakas', y que se ha traducido como los bercaucos de Viana hacen un pacto de hospitalidad, y del mismo modo beoroniecum, son las gentes beronas protagonistas del pacto de amistad de Irulegui".

Los Berones eran un pueblo asentado en aquella misma época en la zona de la actual Rioja, por lo cual, Gómez no considera "descabellado" pensar que es un trato de amistad con ellos, y propone la siguiente traducción: "Nosotros Los berones, representados por el jefe Tenekerekirateres, la amistad y hospitalidad de la ciudad de Otirta Sekiea promulgamos".

Y concluye diciendo que "la lengua vascona no esta documentada y todo el mundo lo sabe, no está definida una lengua vascona actualmente, pero sí está definida la lengua celtibérica y su dialecto berón. Es decir, los vascones usaron una lengua, que nosotros no sabemos exactamente cuál era, porque no se escribió. El vascón no se escribió, y lo poco que se escribió dentro de territorio vascón fue en en lengua celtibérica".

Otro experto en la materia, el catedrático de Historia Antigua y director del Diploma en Arqueología de la Universidad de Navarra, Javier Andreu, no pone en duda que la primera palabra de la tésera pueda ser en lengua vascónica, pero asegura que "no se puede concluir, en ningún caso, que el vasco fuese la lengua de referencia del territorio actualmente navarro en la Antigüedad ni que, como se ha llegado a proclamar en ámbitos políticos, eso muestre que el euskera es "parte consustancial de la identidad de los navarros".

En su opinión, "la nueva inscripción no puede demostrar que el vasco fuera la lengua mayoritaria, ni que fuera la única de Navarra durante los tiempos antiguos", luego "no tiene sentido utilizar la mano de Irulegui en relación con la presencia del euskera en el País Vasco actual o para "desmontar de un plumazo una parte significativa de las teorías de la 'vasconización tardía'" que, como es sabido, atribuía la entrada de la lengua vasca en la actual Comunidad Autónoma Vasca a movimientos de pueblos en los siglos de la tardoantigüedad.

El catedrático desmiente también que del hallazgo, como se ha llegado a decir, se pueda colegir que Irulegui o la Cuenca de Pamplona fue el corazón del territorio vascón. Antes bien, sostiene que Irulegui fue una víctima más de las guerras sertorianas y que corrió la misma suerte que otras ciudades del entorno después de tomar partido por uno de los bandos: el de Sertorio o el de Pompeyo. 

Al margen de las consideraciones de los expertos están las valoraciones políticas que se hicieron del hallazgo, principalmente de la mano de EH Bildu, que prácticamente al día siguiente del anuncio de la existencia de la mano de Irulegui, le sacó a Pedro Sánchez 300.000 euros para profundizar en las excavaciones del asentamiento en los Presupuestos Generales del Estado. Y una semana más tarde, en el Ayuntamiento de Pamplona, presentaban una moción para que se incluya el contenido de la interpretación que se le dio en primera instancia a la Tésera en el material didáctico escolar que edita el Consistorio.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El arqueólogo que niega la mano de Irulegui: "La palabra no es vascónica, es celtibérica"