SOCIEDAD

Confinadas con sus maltratadores: Arasti abre una jornada sobre la violencia machista y su efecto por la Covid-19

"Se necesita más tiempo para evaluar el verdadero alcance de la pandemia en las víctimas", ha opinado el delegado del Gobierno en Navarra.

Una mujer sufre maltrato por parte de un hombre. FOTO REVISTA PERFIL
Una mujer sufre maltrato por parte de un hombre. FOTO REVISTA PERFIL

 Unas 250 personas participan en la jornada online "La violencia contra la mujer ante un tiempo nuevo", en cuya apertura ha intervenido el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, quien ha alertado de la situaciones de violencia vividas durante la pandemia y el impacto en la salud de las mujeres.

"Se necesita más tiempo para evaluar el verdadero alcance de la pandemia en las víctimas", ha opinado Arasti, quien ha apuntado que hay estudios que aseguran que el aumento de la violencia de género en la situación que hemos vivido va a tener un "impacto profundo en la salud de las mujeres", por lo que es preciso evaluar ese impacto en cada una de ellas para ofrecer los recursos más necesarios y que mejor se adapten a ellas.

Abordar la violencia contra la mujer desde diferentes perspectivas es el objeto de esta jornada organizada por la delegación del Gobierno en Navarra dentro del programa de actos conmemorativo del 25N, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Durante la jornada, los cuerpos policiales han constatado un incremento tanto en denuncias como en consultas telefónicas durante esa fase. En cuanto a la atención psicológica, muchas víctimas se sintieron solas durante el confinamiento al no poder recibir una atención presencial y percibieron que no había una salida para ellas. Además, ha habido víctimas de agresiones sexuales que han creado espacios seguros en sus domicilios pero, como contrapartida, han desarrollado fobias a los espacios abiertos.

Son algunas de las conclusiones que se han expuesto en una mesa redonda en la que han participado Óscar Silva, del Equipo Mujer-Menor de Guardia Civil; Jesús González, de la Unidad de Atención a la Familia y Mujer de Policía Nacional; Juana Azcárate, psicóloga especializada en atención a víctimas de violencia de género; y Mirenjo Larrainzar, trabajadora social del Servicio Municipal de Atención a las Mujeres.

Además, acompañado por Estrella Lamadrid, jefa de la Unidad contra la Violencia sobre la Mujer, el delegado del Gobierno ha abierto la sesión subrayando que la pandemia ha supuesto un "desafío sin precedentes" para los gobiernos, que ha hecho tambalear los cimientos de la sociedad como la conocíamos y las víctimas de violencia de género "no han sido ajenas".

Y es que, ha recordado, en los momento más duros muchas mujeres se vieron confinadas con sus maltratadores, lo que ha generado situaciones de miedo, incertidumbre y ansiedad.

En ese sentido ha aludido a la necesidad de analizar los efectos que el confinamiento y la pandemia han tenido sobre la victimas, desde una perspectiva policial, social y psicológica, así como de recordar los recursos que están y han estado a disposición de esas mujeres incluso en los momentos más duros.

"Si bien las denuncias durante la semanas de confinamiento se han reducido, la violencia no ha cesado", ha aseverado el delegado, quien ha indicado que se han registrado más llamadas y en Navarra las llamadas al 016 se incrementaron un 30 %.

Bajo el título, "La violencia contra la mujer ante un tiempo nuevo", se alude no solo a la situación generada por la Covid-19 sino también, ha añadido, a dos importantes desarrollos normativos en los que trabaja el Gobierno de España en ese ámbito.

Así, según ha detallado, el anteproyecto de la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual "abordará las violencias sexuales entendidas como cualquier acto de naturaleza sexual no consentido o que condicione el libre desarrollo de la vida sexual en cualquier ámbito, público o privado".

Se entenderá que no existe consentimiento cuando la victima no haya manifestado libremente su voluntad expresa de participar en el acto, "el solo sí es sí", ha remarcado, tras lo que se ha mostrado convencido de que esta ley "será un referente internacional y marcará un antes y después en materia de violencia contra las mujeres

La profesora de Derecho Constitucional de la Universidad Pública de Navarra Cristina Zoco ha recalcado que va a suponer la protección de todas las manifestaciones contra la libertad sexual, con independencia de si se producen dentro del entorno familiar o no, o en contexto de parejas o ex parejas o no.

Del mismo modo, desaparece el delito de abuso y los actos que atenten contra la libertad sexual sin consentimiento pasarán a ser considerados agresiones sexuales. La norma establecerá que "si no hay pronunciamiento, no hay consentimiento".

Zoco ha abogado por trabajar en la co-educación en igualdad desde las aulas y ha señalado que la violencia contra las mujeres es un problema "estructural y social".

La otra iniciativa es el proyecto de ley orgánica de Protección Integral de la Infancia y la Adolescencia frente a la violencia, que pretende dar respuesta a la necesidad expresada por el comité de derechos del Niño de contar con una ley en ese sentido.

Estos, ha dicho, son muestras de la vocación del Gobierno de España en este ámbito al igual que los compromisos reflejados en el proyecto de Presupuestos del Estado, en los que se incluye una partida de 180 millones para acciones de prevención integral contra la violencia de género.

A eso ha sumado los 258 millones asignados al Pacto de Estado que superan los 200 recogidos en los compromisos fundacionales. El delegado ha avanzado que los ayuntamientos navarros podrá recibir en torno a dos millones que podrán beneficiar a unas 1.800 mujeres.

El psicólogo clínico Pablo Mendioroz ha señalado que es algo que afecta por completo al desarrollo psicosocial de los niños, y esas consecuencias no pueden reducirse al corto plazo.

La evaluación psicológica gira en torno a tres ejes: las características del maltrato (alcance, frecuencia), las secuelas y los factores de protección, que son las capacidades del menor para gestionar la situación.

A su vez, en el momento de la intervención, se plantean tres cuestiones principales en el trabajo con los niños: la culpa, el miedo y el vínculo con la figura materna. Mendioroz ha defendido la necesidad de escuchar a los menores y de romper las cadenas de violencia.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Confinadas con sus maltratadores: Arasti abre una jornada sobre la violencia machista y su efecto por la Covid-19