ECONOMÍA

El Gobierno no calculó bien su aportación al convenio, no le cuadra el presupuesto y Aranburu dice ahora que se paga de más

El consejero de Hacienda computó por debajo la aportación de Navarra al Estado y ahora no le salen las cuentas de los presupuestos de 2016. 

El consejero de Hacienda del Gobierno de Navarra, Mikel Aranburu. EFE.
El consejero de Hacienda del Gobierno de Navarra, Mikel Aranburu. EFE.  

El consejero de Hacienda, Mikel Aranburu, ha afirmado que la aportación de Navarra al Estado por las cargas generales es entre 100 y 250 millones de euros superior a lo que debería, por lo que la actualización del Convenio Económico que rige las relaciones financieras entre ambos es "uno de los grandes retos" que insiste en abordar.

Sin embargo, el consejero ha obviado otro dato importante. En 2015, nada más hacerse cargo del departamento, calculó mal el dinero que Navarra debería pagar durante el presente 2016, desatendió las recomendaciones de los técnicos y calculó casi 100 millones de euros menos de lo realmente previsto. 

Aranburu reflejó en los presupuestos de Navarra de 2016 un pago de 515 millones, a pesar de que los técnicos de Hacienda le entregaron un documento muy concreto en el que se especificaba que había que abonar 613 millones de euros

El consejero hizo caso omiso y ahora no le cuadran las cuentas, lo que implica un ajuste por esa cantidad en los gastos de Navarra que pueden repercutir en otras partidas de otros departamentos para no gastar un dinero que no existe. 

Todo explica la prisas del consejero en salir ahora en comparecencia pública para tratar de señalar que Navarra paga más de lo que le corresponde y tratar de poner de relieve que la Comunidad foral paga de más.

"Se puede llegar a un acuerdo con relativa facilidad", "no es complicado" desde un punto de vista técnico "ya que se trata de ajustar la aportación no de reformar el Convenio", que eso sería objeto de otra negociación distinta, ha dicho ahora el consejero, que ya fue inexacto hace unos meses cuando llegó a decir que en el Ministerio no le recibían. 

Aranburu ha aseverado ahora que las cuentas de Hacienda indican que Navarra debería pagar al Estado entre 341 y 494 millones de euros, frente a 590 que se presupuestaron para 2015 y cuya liquidación definitiva aún no se ha hecho y los 613 que provisionalmente se anotaron para 2016.

La causa de un margen tan amplio, según el responsable del departamento, está en las cifras en las dificultades de las cargas compartidas entre Navarra y el Estado a la hora de concretarlas y cuantificarlas, y porque el índice de imputación se basa en la de renta relativa, que en 1990 se fijó en el 1,6 % aunque por población a Navarra le correspondería el 1,35 %, y además Aranburu ha subrayado que hay servicios que no son en función de la renta sino de las personas.
 

Por eso el Ejecutivo foral dice ahora que quiere abordar ya una negociación con el Estado que permita "reconducir" la cifra base de 2015, referencia para el resto del quinquenio, y a partir de ahí que se pueda bajar la cuantía de la aportación de Navarra a las cargas generales del Estado en las siguientes anualidades.

Junto al deseo de proceder lo antes posible ya a una actualización el Convenio Económico, el consejero de Hacienda ha recordado que la Comunidad Foral y el Gobierno central tienen pendiente también de negociar los ajustes por la imposición indirecta. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno no calculó bien su aportación al convenio, no le cuadra el presupuesto y Aranburu dice ahora que se paga de más