PREMIUM  SOCIEDAD

Disputa entre sindicatos tras aprobarse la Ley de Policías: de "sonoro fracaso" a "avance del servicio"

ELA denuncia que "impone condiciones de trabajo peores" y APF sostiene que "mejora" la calidad, mientras CCOO valora que no va cambiar de modo alguno el servicio.

Imagen de una concentración contra el proyecto de la Ley de Policías de Navarra. Archivo / IÑIGO ALZUGARAY
Imagen de una concentración contra el proyecto de la Ley de Policías de Navarra. Archivo / IÑIGO ALZUGARAY  

La Ley de Policías de Navarra que se ha aprobado este jueves en el Parlamento foral ha dividido a las organizaciones sindicales, entre quienes la califican de "sonoro fracaso", los que aseguran que "no mejora" la ley anterior y los que entienden que supone "avances" en calidad del servicio y condiciones de trabajo.

El sindicato CCOO ha valorado que se recojan "algunos puntos importantes" que pedían, pero "no es la ley que hubiera deseado para la clase trabajadora" el sindicato, que asegura que la nueva normativa "no va a mejorar en absoluto" lo actual.

Así lo han señalado en una nota desde CCOO, que reconoce que "si bien se han conseguido algunas mejoras para el colectivo policial en nuestra Comunidad, lo cierto es que en otros aspectos se ha dado un paso atrás en el ámbito de los derechos laborales".

Así, se atribuye el encabezar las modificaciones aprobadas en relación con el acuerdo que firmaron Bildu y Geroa Bai con las agrupaciones corporativas de las policías, pero lamentan que no se haya conseguido modificar la proposición en los puntos que "limitan o imposibilitan el desarrollo correcto e igualitario de los derechos laborales".

En ese sentido, se felicitan por "haber logrado cambiar algunos puntos importantes en la Ley, como por ejemplo la flexibilidad gratuita y salvaje que unos y otros habían pactado desde el comienzo de las negociaciones y que ahora desaparece de la ley".

Aún así, asegura CCOO que el nuevo marco normativo de las policías de Navarra "no va a mejorar en absoluto con respecto al actual, por cuanto el servicio público de seguridad no se va a ver afectado ni positiva ni negativamente por los cambios que surjan en aplicación de la nueva ley".

"El servicio público depende en gran medida de la actitud y las decisiones que se tomen desde los estamentos superiores, y éstas no dependen de lo que se establezca en la Ley de Policías de Navarra", explican.

Por ello, CCOO exige que "de manera inmediata" se "reviertan los recortes establecidos en el seno de la Policía Foral, y que se apruebe una verdadera oferta pública de empleo que posibilite la aplicación de la ley hoy aprobada".

APF HABLA DE "AVANCE EN LA CALIDAD DEL SERVICIO"

Por su parte, el sindicato Agrupación Profesional de Policía foral (APF) ha valorado que con la aprobación "avanzamos en la calidad del servicio que prestamos y en la mejora de nuestras condiciones laborales".

Así lo ha señalado APF en una nota, que titula con un expresivo "¡Por fin!", tras conocer la aprobación de la nueva Ley foral "tras dieciocho meses de negociaciones" en una fecha en la que ven "cumplido nuestro objetivo".

Tras un "ingente trabajo y un sinfín de reuniones", se remiten al "rotundo apoyo otorgado por el 80% de los policías forales que participaron hace un año en un referéndum, que les dio la pauta para conocer "lo que la inmensa mayoría de los policías forales deseaban, y por eso no hemos dudado en defenderlo contra viento y marea".

Reconocen que "tampoco es fácil" el camino que tienen por delante para desarrollar unos reglamentos "de gran importancia", que afectan a la jornada y retribuciones, segunda actividad o formación de los agentes, y que piden que sean presentados "cuanto antes" por la Consejería de Interior a la representación sindical.

Asimismo, dicen confiar en que asuntos tales como la compensación por superación de pruebas físicas, la bolsa de horas o la equiparación de su jornada horaria anual a la del resto de funcionarios se articulen para enero del año 2019. "Todo el colectivo está esperando que las posibilidades que se apuntan en la Ley y en el Acuerdo se hagan realidad cuanto antes", apuntan al respecto.

CRÍTICAS DE ELA HACIA APF

En una posición contraria se ha situado ELA, que ha convocado una concentración a las puertas del Parlamento foral para protestar por la aprobación de la ley, que ya han calificado de "sonoro fracaso".

En un comunicado, el colectivo denuncia que el proyecto sale adelante "sin la mayoría de la cámara" y sin el apoyo mayoritario de la plantilla ni de las Policías Locales, "que en su mayor parte ni siquiera han sido tenidas en cuenta".

"Se trata de una ley que poco mira por los problemas reales de la Seguridad Pública y mucho por las condiciones de algunos policías y de sus retribuciones", lamentan desde el colectivo.

Tras criticar que a partir de ahora se negará a los nuevos policías derechos laborales "que hoy disfruta toda la plantilla", advierten de que se permitirán compensaciones económicas "sin justificación", como turnicidad para quien no la hace o compensación física sin hacer las pruebas.

De esta forma, censuran que esta norma "establece policías de primera y de segunda" porque "a los primeros se les reconocen jornadas diferentes y complementos salariales específicos mientras que a los segundos, "en similares condiciones", se les niegan.

También denuncian que a los Agentes Locales se les deja "en el limbo de una Ley que no termina de regular sus especificidades" y que se plantea un régimen disciplinario "mucho más restrictivo sin que haya una problemática que lo justifique".

Por todo ello, han criticado que los sindicatos corporativos, APF/SPF, "dejaron en su día la unidad sindical para recuperar las prebendas que siempre han querido para ellos y los suyos". "Mientras, no han tenido inconveniente en que a la mayoría se les impusieran condiciones de trabajo mucho peores, sin compensación ninguna".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Disputa entre sindicatos tras aprobarse la Ley de Policías: de "sonoro fracaso" a "avance del servicio"