SOCIEDAD

Avisan de que ha aumentado la presencia de animales salvajes en pueblos de Navarra y alertan de su peligrosidad

Esta misma semana, la Policía Municipal de Peralta tuvo que abatir un jabalí que se había adentrado en las calles de la localidad.

Un jabalí cruza una carretera. ARCHIVO
Un jabalí cruza una carretera. ARCHIVO  

Durante las últimas semanas, se ha incrementado la presencia de animales salvajes, como corzos y jabalíes, en diversas localidades de la Zona Media y de la Ribera de Navarra, según han confirmado fuentes de la Federación Navarra de Caza.

Esta situación se debe principalmente a dos factores. Por un lado, desde que comenzó el estado de alarma, los cazadores no pueden ejercer las labores de control de la población de estas especies, sobre todo de la del jabalí, que provoca cuantiosos daños en algunos cultivos, además de ocasionar accidentes de tráfico cuando cruzan las carreteras.

Por otro lado, ante la reducción del tráfico y la movilidad y actividad de las personas debido al confinamiento, los animales han expandido su radio de movimientos, acercándose en muchas ocasiones hasta los núcleos urbanos, perdiendo el miedo a entrar en localidades o polígonos industriales en busca de comida.

Desde la Federación Navarra de Caza avisan de que es importante recordar que se trata de animales salvajes, por lo que no se puede prever su actitud o cómo se van a comportar si se encuentran con alguna persona. Por tanto, no hay que alimentarlos ni acercarse a ellos bajo ningún concepto.

También han indicado que se han registrado bastantes incursiones de estos animales en cascos urbanos de las dos zonas citadas de Navarra, una situación que se prevé que sea cada vez más frecuente.

De hecho, esta semana, la Policía Municipal de Peralta tuvo que abatir un jabalí de unos 70 kilos que se había adentrado en varias calles de la localidad, ante el peligro de que pudiera ocasionar un encuentro del ejemplar con la ciuduadanía.

CRÍTICAS EN LAS REDES SOCIALES

La actuación del cuerpo policial ha sido muy críticada en las redes sociales, con comentarios que ponían en cuestión la autoridad de los agentes para disparar al jabalí y que resaltaban que un animal no ataca a no ser que se vea acorralado.

No obstante, estas dos afirmaciones son completamente falsas, ya que, legalmente, un agente policial puede emplear su arma si considera que existe un riesgo para la seguridad (como sucedió en este caso, con un jabalí recorriendo diversas calles del municipio) y nunca se puede saber cómo va a actuar un animal salvaje cuando se encuentra con un ser humano.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Avisan de que ha aumentado la presencia de animales salvajes en pueblos de Navarra y alertan de su peligrosidad