PREMIUM  SEMANA SANTA

El Ángel de Tudela cumple con el anuncio del fin de la Semana Santa

Santiago Lasheras, de 7 años, ha sido el protagonista este año y ha cumplido con eficacia su papel de Ángel.

Un momento de la 'Bajada del Ángel', ceremonia en la que un niño, este año Santiago Lasheras de 7 años, encarna a un  querubín que anuncia a la Virgen María la resurrección de su Hijo. EFE/Jesús Diges
Un momento de la 'Bajada del Ángel', ceremonia en la que un niño, este año Santiago Lasheras de 7 años, encarna a un querubín que anuncia a la Virgen María la resurrección de su Hijo. EFE/Jesús Diges  

La "Bajada del Ángel", una ceremonia en la que un niño encarna a un querubín que anuncia a la Virgen María la resurrección de su Hijo, se ha repetido hoy en Tudela en una abarrotada Plaza de los Fueros que esperaba expectante el centenario acto con el que se cierra la Semana de Pasión.

Santiago Lasheras, de 7 años, ha sido el protagonista este año y ha cumplido con eficacia su papel, tras abrirse el templete desde el que se ha deslizado por una maroma, colgado de una nube y sujeto con un arnés, sobre el gentío de la plaza, en medio de la cual le esperaba la talla de la Virgen con el rostro tapado por un velo negro.

El ángel se ha santiguado tres veces, ha lanzado a la multitud los "aleluyas" escritos en pequeños papeles mientras simulaba el vuelo y, ante el silencio de los presentes, ha llegado hasta la Virgen y le ha instado: "Alégrate, María, porque tu Hijo ha resucitado".

El cerrado aplauso de la plaza ha acompañado el gesto del niño mientras quitaba a la Virgen el velo negro que le cubría y se lo echaba a la espalda, poco después de volver a ser izado hacia atrás de nuevo al templete.

La ceremonia, sin embargo, ha empezado más de una hora antes, con el desfile de alabarderos y la recreación de una tradición de más de 400 años, un cortejo que, tras el acto del ángel, ha retornado a la Catedral, donde en la misa solemne del Domingo de Resurrección Santiago Lasheras ha recibido su primera comunión.

Se trata de una cita cultural declarada Bien de Interés Turístico Nacional que, tras la ceremonia del Volatín que ayer simuló la quema de Judas Iscariote en el mismo lugar, reúne todos los años a miles de personas en Tudela.

También hoy, aunque en la localidad norteña de Valcarlos, se celebra otro de los esperados actos del cierre de la Semana Santa, como es el baile de los "bolantes", los dantzaris que con sus sonoros cascabeles actúan durante la mañana y por la tarde en una de las escasas ocasiones del año en las que se les puede ver.

Además, cerca de Tudela, en la localidad de Cabanillas, también es hoy protagonista Judas, encarnado por un joven de la localidad al que durante buen rato persiguen los soldados romanos para darle caza entre la expectación de los presentes, que finalmente aplauden su captura y ajusticiamiento.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Ángel de Tudela cumple con el anuncio del fin de la Semana Santa