PREMIUM  SOCIEDAD

Un buen verano para todos: los consejos para cuidar a las personas mayores frente a los riesgos del calor

Cervilla ha incidido en los aspectos del verano en los que los ancianos son más vulnerables, como la deshidratación o los tiempos de exposición al sol.

Dos ancianas contemplan el mar en una playa. Archivo
Dos ancianas contemplan el mar en una playa. Archivo  

El cuidado del anciano en la época estival ha sido el tema de la nueva sesión formativa de la “Escuela de Familias y Cuidadores” del HSJD. Cristian Cervilla, enfermero del área de Geriatría, explicó a las familias que los mayores van a requerir una serie de cuidados especiales cuando las temperaturas se elevan: “los mayores tienen una disminución de la percepción de la sed, no sienten necesidad de beber, incluso si su cuerpo lo necesita”.

Esta circunstancia puede llegar a producir un problema de deshidratación: “necesitamos estar atentos y ofrecer agua y líquidos para evitar ese riesgo”.Cristian Cervilla recordaba a los cuidadores la importancia de evitar salir a la calle en las horas más calurosas de la jornada, las ventajas de permanecer en la sombra evitando una exposición directa al sol y en todo caso, no olvidar una protección solar aplicada en términos correctos “con factor solar alto y aplicaciones frecuentes”.

Otra faceta a tener en cuenta es la ropa: “los ancianos deben vestir ropa y calzado cómodos, prendas ligeras y de tejidos naturales”. Cervilla matizó: “El anciano, habitualmente, tiene menos calorías que los jóvenes y por lo tanto requiere más abrigo, sin caer en el exceso” y resulta muy importante en verano “cubrir la cabeza con gorras o sombreros para evitar la insolación” afirmó Cervilla.

LOS CUIDADORES, RESPONSABLES DE UN CUIDADO EN TODAS SUS FACETAS

En referencia a los cuidados básicos del anciano, Cervilla mencionó varias áreas de atención: “El cuidador principal es el encargado de cubrir o ayudar en todas las esferas del anciano, a nivel psíquico, físico, social y espiritual” y fue mencionando cada campo de actuación:

En el aspecto físico, le ayudaremos en su higiene personal, administraremos la medicación o llevaremos su control, estaremos atentos a su alimentación, vigilaremos cualquier alteración en su piel, uñas, ojos, etc… Prestaremos ayuda en su movilidad, tanto en desplazamientos como en trasferencias o cambios posturales, sin olvidar una máxima “tenemos que llevar a cabo todo esto, siempre teniendo en cuenta que hay que dar al anciano la mayor autonomía posible”.

En el aspecto psíquico “conviene vigilar los cambios que pueda sufrir en cuanto a su nivel de conciencia, estado de ánimo y, una faceta importante, las posibles alteraciones del sueño”.

En el aspecto social “le incentivaremos para que realice sus actividades diarias, intentando que esté orientado en el tiempo, que sepa la fecha: día que es, estación del año y festividades y haremos que ejercite su memoria, sobre todo la memoria reciente”.

Por último, en el terreno espiritual “Incentivaremos a que realice actividades que le lleven a su autorrealización, como: leer, estar en familia, socializarse, rezar…”

QUÉ ES "ESCUELA DE FAMILIAS Y CUIDADORES"

“Escuela de Familias y Cuidadores” es un proyecto diseñado por un equipo de profesionales de enfermería, psicología y auxiliar de enfermería, que dan soporte a las familias para acometer con éxito el ingreso hospitalario, ofrecen formación y preparan el regreso a casa tras este periodo.

Susana Martínez, Directora de Enfermería, explicaba que la iniciativa nace de “observar” la realidad diaria: “el ingreso de un familiar trae consigo incertidumbre que se une a un cambio de hábitos y al esfuerzo de conciliación con los trabajos y la propia vida personal”.

Esta herramienta “pretende acompañar, orientar y favorecer una adaptación mejor a un lugar nuevo (el hospital) y a una situación desconocida y más tarde, reforzar una vuelta a casa segura”, actuando también sobre otro factor importante: “el control del estrés. Este rasgo aparece en los cuidadores y es propio de una etapa en la que la sensibilidad suele estar muy potenciada”.

Martínez destaca que “preparar el alta hospitalaria con acompañamiento y asesoramiento sobre los cuidados que precisará el enfermo en su domicilio aporta tranquilidad y seguridad al cuidador y al paciente”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un buen verano para todos: los consejos para cuidar a las personas mayores frente a los riesgos del calor