PREMIUM  SOCIEDAD

Un nuevo puente en Sánsoain y más dinero para reparar las carreteras dañadas por las inundaciones

El nuevo puente de Sánsoain tendrá un coste de 700.000 euros, contará con dos carriles en cada sentido y estará listo para diciembre.

Carretera nacional 121 en el cruce con el restaurante El Maño tras la riada. POLICÍA FORAL
Carretera nacional 121 en el cruce con el restaurante El Maño tras la riada. POLICÍA FORAL  

El Gobierno de Navarra ha aprobado una ampliación de la partida de conservación de la red viaria por importe de 619.889,14 euros con el objeto de abonar las obras de reparación efectuadas en carreteras de la Zona Media que resultaron dañadas por las inundaciones.

El coste total previsto para el arreglo de toda la zona viaria es de 1.300.000 euros, según ha explicado en rueda de prensa el vicepresidente Javier Remírez, quien ha comentado que de esta forma se facilita "el arreglo y pronto pago a las empresas responsables de las zonas".

Las carreteras afectadas son: N-121, Pamplona-Tudela; NA-8607, acceso a Tafalla; NA-5100, Garinoain-Uzquita; NA-5151, Solchaga; NA-5152, Orisoaín; NA-5161, Amatriain; NA-5310, Ujue; NA-5330, Pitillas-Santacara-Mélida; NA-2420, Torres de Elorz-Yesa; NA-5110, Pueyo-Alto Lerga; NA-5301, Olite-Beire; y NA-5163, Sansoain.

Entre las obras dañadas por las fuertes inundaciones figura el puente de Sánsoain, que quedó destruido. Las obras de construcción del nuevo se espera que finalicen a lo largo del mes de diciembre.

El nuevo puente de Sánsoain va a contar con dos carriles en cada sentido, pasando de este modo de los 5,10 metros de anchura del actual a los 9,20 metros. El presupuesto estimado es de 700.000 euros, si bien la cimentación necesaria en el cauce del río, la retirada del paso provisional y los desvíos pueden incrementar la previsión.

Estas obras fueron declaradas de emergencia, mediante resolución del Director General de Obras Públicas el pasado 19 de julio.

Según se indicó en su día, con carácter general, las vías sufrieron inundaciones, corrimientos de tierra, desprendimientos, hundimientos y aterramientos de obras de fábrica y drenajes. El grado de afección fue dispar, y así osciló entre el corte temporal debido a la inundación de la calzada a la rotura total de la infraestructura.

En su comparecencia el vicepresidente ha manifestado además que están en "contacto permanente" con el Gobierno del Estado, a través de la delegación en Navarra, para agilizar los pagos por parte del Consorcio de Seguros.

Asimismo ha valorado que la zona de Navarra afectada por las inundaciones de julio haya sido reconocida, junto con otras, como objeto de ayudas especiales debido a las precipitaciones.

Remírez ha indicado además que, una vez que se resuelva la situación y el abono de los seguros, el Gobierno impulsará una convocatoria de ayudas a los comercios de la zona.

Será, ha dicho, la primera vez que una administración pública en situaciones de este tipo impulsa una convocatoria de estas características.

El vicepresidente ha remarcado que están "trabajando para acelerar al máximo todos los procedimientos administrativos" para que las ayudas lleguen lo antes posible a las personas e instituciones afectadas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un nuevo puente en Sánsoain y más dinero para reparar las carreteras dañadas por las inundaciones