SOCIEDAD

Las trabajadoras de Amavir Betelu reclaman en el Parlamento la equiparación salarial entre centros

Denuncian que las trabajadoras de Ibañeta y Betelu cobran un 13% menos y trabajan 100 horas más que en otros centros de la empresa.

Una representación de trabajadores de la Residencia Amma Betelu informan sobre la situación del centro en el Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
Una representación de trabajadores de la Residencia Amma Betelu informan sobre la situación del centro en el Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY  

Trabajadoras de la residencia Amavir en Betelu han comparecido este miércoles en la sesión de trabajo de la comisión de Derechos Sociales del Parlamento de Navarra para solicitar una solución a su conflicto laboral. Asimismo, han realizado una concentración frente a la Cámara.

Las trabajadoras han criticado que "desde fecha 1 de agosto de 2013, venimos sufriendo las consecuencias de la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy". "El grupo Amavir se descolgó de forma unilateral aplicándonos el convenio colectivo estatal de Servicios de Atención a las Personas Dependientes y Desarrollo de la Autonomía Personal", han explicado.

Según han asegurado, "esto ha supuesto que cada trabajadora hayamos perdido de media 4.500 euros, con salarios por debajo de los 1.000 euros". "Nuestros salarios, ya precarios, sufrieron un fuerte recorte y hoy en día cobramos un 13% menos que en el resto de empresas del grupo Amavir en Navarra y trabajamos 100 horas más que en 2013 (pasando de 1.692 a 1.792 horas)", han añadido.

Igualmente, las trabajadoras han manifestado que "lo mismo sucede en el centro de Amavir en Ibañeta, que también se descolgó al convenio estatal en 2013". "La empresa nos tiene discriminadas frente a las residencias que este mismo grupo tiene en Pamplona; Oblatas, Mutilva y Argaray", han recalcado.

En este sentido, las trabajadoras han comentado que "la residencia tiene 45 plazas de las cuales 41 están ocupadas, de todas ellas 25 camas están concertadas con el Gobierno de Navarra".

Por ello, han resaltado que "el Gobierno paga por cada cama lo mismo que a Oblatas, Mutilva o Argaray, y en todos esos centros las condiciones laborales son mejores que en Betelu o Ibañeta mientras la empresa nos niega la equiparación". "Queda claro que la empresa se beneficia del concierto para lucrarse o enriquecerse a costa del erario público, obteniendo ventajas de la aplicación del convenio estatal", han asegurado.

"En diciembre, a raíz de hacer pública la situación que sufrimos, la empresa nos hizo una propuesta de incentivo excepcional variable con dos pluses, uno en función del absentismo y otro en función de la ocupación del centro", han informado las trabajadoras.

Sin embargo, han criticado que es "una propuesta inadmisible porque trabajando 100 horas más que el resto sin que seamos sustituidas es imposible bajar un absentismo que de por sí ya es bajo y porque la ocupación que se nos exige no está en nuestras manos".

"La empresa hace una propuesta que está más dirigida a la industria que al cuidado de las personas y que nos parece repugnante", han remarcado.

A este respecto, han asegurado que "en las actuales condiciones, es imposible ofrecer un servicio digno a las personas y las trabajadoras no aguantan la situación cada vez más penosa".

Por último, las trabajadoras han señalado que "el Ayuntamiento de Betelu tiene también gran parte de responsabilidad en la situación actual (al ser propietario de una tercera parte de esta residencia)".

"Creemos que desde el Gobierno de Navarra se puede hacer algo, no puede ser que pagando lo mismo por una cama concertada en Betelu o en Argaray, las primeras trabajemos 100 horas más y cobremos un 13% menos", han concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las trabajadoras de Amavir Betelu reclaman en el Parlamento la equiparación salarial entre centros