TIEMPO

Amanecer blanco: se cumplen las predicciones y una gran nevada 'levanta' a Navarra de la cama

La nieve ha logrado espesores de hasta 15 centímetros en varias áreas del territorio foral como Pamplona o Estella.

Vista de la plaza Príncipe de Viana cubierta por la nieve en Pamplona.
Vista de la plaza Príncipe de Viana cubierta por la nieve en Pamplona.  

Las malas predicciones se han cumplido y prácticamente la totalidad de Navarra ha amanecido este miércoles cubierta con un gran manto blanco de nieve.

A primeras horas del día, la nieve ha caído con fuerza en varios puntos de la Comunidad foral y ha logrado cuajar en lugares como Pamplona, Estella o Sangüesa.

Navarra se encuentra desde este pasado martes en alerta naranja por un fuerte temporal de nieve y frío extremo que en la pasada jornada ha dejado sensaciones térmicas de hasta -21 grados en varias zonas del territorio foral como Aralar.

Por todo ello, el Gobierno de Navarra y también el Ayuntamiento de Pamplona han activado su plan de vialidad invernal para tratar de hacer frente a las copiosas nevadas que 'plagan' la Comunidad foral.

De hecho, el Ejecutivo ha movilizado en las últimas horas hasta 124 quitanieves que tratan de velar por el buen estado de las carreteras navarras ante la que podría ser una de las mayores nevadas de los últimos tiempo dado que el temporal afecta prácticamente a toda Navarra. De norte a sur.

La nieve caídas en las últimas horas dificulta la circulación en varias de las carreteras principales de la Comunidad foral y también afecta al tráfico en la capital navarra.

Para este miércoles, la Agencia Estatal de Meteorología prevé que los cielos estén cubiertos, con lluvias y que haya chubascos generalizados, tendiendo a ser débiles y dispersos al final de la tarde.

Sin embargo, señalan que en las montañas del oeste podrían ser localmente fuertes.

La cota de nieve si sitúa a primeras horas de este miércoles en torno a los 100-300 metros, aunque se espera que con el paso de las horas aumente, de norte a sur, hasta situarse a más de 1.800 metros al final del día.

Respecto a las temperaturas, éstas se encuentran en ascenso, pudiendo ser localmente notable, salvo las máximas en la Ribera, que no cambian.

Habrá heladas débiles generalizadas salvo en el área de Tudela, donde no se esperan, siendo más intensas en zonas altas.

El viento soplará del sureste con rachas muy fuertes en el Pirineo, vertiente cantábrica y montañas del noroeste.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Amanecer blanco: se cumplen las predicciones y una gran nevada 'levanta' a Navarra de la cama