PREMIUM  SOCIEDAD

Las alternativas para la segunda fase del Canal de Navarra: 70 kilómetros con un sistema de conducción por tubería

La segunda fase del Canal de Navarra contempla la construcción de una infraestructura de transporte de unos 70 kilómetros y permitirá el abastecimiento de agua hasta 21.522 has.

El Consejo de Administración de CANASA en Madrid. DELEGACIÓN DEL GOBIERNO
El Consejo de Administración de CANASA en Madrid. DELEGACIÓN DEL GOBIERNO  

El Consejo de Administración de CANASA, la empresa pública participada por el Gobierno de España al 60% y el de Navarra al 40%, se ha reunido este jueves en Madrid para tratar, entre otros asuntos, el estudio de alternativas para la construcción de la segunda fase del Canal de Navarra con el objetivo de que "se puedan valorar todas las posibilidades técnicas y que el proyecto resultante sea el más adecuado, desde el punto de vista técnico, económico y ambiental".

El documento ha tenido en cuenta, para su elaboración, el anteproyecto redactado y los estudios llevados a cabo por el Gobierno de Navarra.

La segunda fase del Canal de Navarra contempla la construcción de una infraestructura de transporte de unos 70 kilómetros de longitud y permitirá el abastecimiento de agua de boca de calidad a La Ribera de Navarra y la puesta en riego de hasta un máximo de 21.522 has.

El estudio de alternativas, desarrollado con un análisis multicriterio, analiza aspectos técnicos, económicos y ambientales, y plantea cinco opciones, cuatro de las cuales proponen el sistema de conducción por tubería soterrada y una de ellas, a cielo abierto.

En su informe, la empresa adjudicataria descarta la solución a cielo abierto y la de conducción única soterrada, y se decanta por la propuesta de dos tuberías construidas en fases decaladas, ha explicado en un comunicado CANASA.

Las alternativas presentadas por la empresa adjudicataria serán analizadas por los miembros del Consejo de Administración, que tomarán la decisión definitiva en una próxima sesión del Consejo.

Con el desarrollo del proyecto de la segunda fase del Canal de Navarra se atenderán las demandas presentes y futuras de la Ribera de Navarra, tanto en el abastecimiento de agua de boca a poblaciones como en el regadío.

EL PPN ADVIERTE DEL "RETRASO"

La presidenta del PPN, Ana Beltrán, ha mostrado su satisfacción al conocer que la empresa adjudicataria del proyecto constructivo de la segunda fase del Canal de Navarra "ha apostado por la propuesta del Gobierno de España del Partido Popular de un canal en todas sus dimensiones, con un caudal para regar 21.500 hectáreas".

Sin embargo, Beltrán ha mostrado su preocupación "por el considerable retraso que la construcción de dos tuberías en dos fases distintas pueda acarrear para lo urgente que es llevar agua de calidad, de boca, de riego y para uso industrial, a la Ribera".

Por ello, ha exigido que "esta propuesta de dos tuberías no se realice en dos fases distintas, porque el retraso que puede conllevar es considerable, y nos parece fundamental terminar cuanto antes la segunda fase del Canal de Navarra" que, ha reclamado, "debe terminar a la mayor cota posible, para evitar perder presión natural de agua".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las alternativas para la segunda fase del Canal de Navarra: 70 kilómetros con un sistema de conducción por tubería