PREMIUM  TIEMPO

Decretada la alerta roja en la Ribera: se convoca el comité de crisis ante los riesgos para la población

La previsión apunta a que la Ribera superará los 41 grados durante cuatro días consecutivos, provocando un alto riesgo para la salud.

Varios niños, uno de los sectores de la población más proclives a sufrir las consecuencias del calor, se refrescan en una fuente con chorros de agua durante una jornada marcada por el fuerte calor y las altas temperaturas máximas. Foto: EFE / ARCHIVO
Varios niños, uno de los sectores de la población más proclives a sufrir las consecuencias del calor, se refrescan en una fuente con chorros de agua durante una jornada marcada por el fuerte calor y las altas temperaturas máximas. Foto: EFE / ARCHIVO  

El Gobierno de Navarra, a través del Departamento de Salud, ha declarado el nivel 3, el considerado como más alto, por alerta roja de alto riesgo en la Ribera alta y baja de Navarra, debido al episodio de ola de calor previsto por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) para los cuatro próximos días, con temperaturas máximas entre 41 y 43 grados, y mínimas por encima de 21 grados.

Este máximo nivel de alerta implica alto riesgo para la salud, principalmente para los grupos de población más vulnerables como son las personas menores de edad, especialmente menores de 4 años, embarazadas, mayores de 65 años y los enfermos crónicos y pluripatológicos.

Conforme al plan de actuación previsto para esta situación, y con el fin de consensuar la adopción las medidas necesarias, se ha convocado al comité de crisis, en el que participa, además de las diferentes unidades del Gobierno de Navarra implicadas (Salud, Protección Civil, y Derechos Sociales), Cruz Roja, la Federación Navarra de Municipios y Concejos, y Ayuntamiento de Tudela.

El Instituto de Salud Pública de Navarra pide a la ciudadanía que extreme las precauciones para evitar que el calor excesivo altere las funciones vitales del cuerpo humano, dado que éste no es capaz de compensar tan amplias variaciones de temperatura, produciendo una pérdida de agua y electrolitos y provocando daños como calambres, deshidratación, insolación o los llamados golpes de calor.

Para evitar llegar a esta situación, se recomienda beber más agua y líquidos frescos aunque no se tenga sed, realizar las actividades de mayor esfuerzo físico en las horas de menos calor, no permanecer al sol en las horas centrales del día, protegerse del mismo con prendas adecuadas, gafas y cremas con factor de protección y vestir con ropa clara, amplia y ligera. En los domicilios, se aconsejan las duchas o baños fríos, abrir las ventanas cuando refresca y cerrarlas de día y usar ventilador.

ALERTA POR GOLPES DE CALOR

Los síntomas de alerta de un posible golpe de calor ante los que se recomienda consultar con los servicios de salud son una temperatura corporal muy alta (por encima de 39ºC o más), piel roja, caliente y sin sudor, pulsaciones rápidas y dolor de cabeza punzante. Es importante consultar con los servicios de salud.

El Instituto de Salud Pública incide en la importancia de extremar precauciones con menores y mayores de 65 años. Recomienda contactar con las personas mayores al menos dos veces al día para asegurarse de que toman medidas ante el calor y comprobar su estado de salud. Si toman medicación, es importante cuidar su mantenimiento y seguir las recomendaciones de sus profesionales de salud.

También es importante no dejar a nadie en un vehículo estacionado y cerrado, especialmente en las horas centrales del día.

TRABAJOS DE RIESGO

Por otro lado, el Instituto de Salud Pública recuerda que el riesgo de sufrir golpes de calor puede incrementarse en puestos de trabajo con condiciones de temperatura y humedad relativa elevadas, que requieran un especial esfuerzo físico o el uso de ropa y equipos que impidan disipar el calor.

Para prevenir esta situación, proporciona información para la evaluación del riesgo de estrés térmico por calor en el trabajo y ofrece medidas preventivas para eliminarlo o reducirlo en el apartado 'Trabajar con calor', de la web de INSL.

También el riesgo de sufrir golpes de calor, situaciones de extrema gravedad que pueden comprometer la vida, se incrementa con la realización de actividades deportivas de gran esfuerzo físico y con los eventos o situaciones que implican aglomeraciones de personas e ingesta de alcohol y otras sustancias, por lo que se recomienda suspender o posponer este tipo de eventos deportivos, musicales o festivos.

Si no es así, sería conveniente modificar las condiciones de realización (horarios, espacios) y extremar las medidas preventivas adecuadas. Asimismo, se aconseja a las personas que pudieran acudir a este tipo de eventos que valoren la conveniencia de acudir o no y adoptar las medidas preventivas recomendadas.

DOS BAREMOS DIFERENTES PARA NAVARRA

Se contemplan cuatro niveles de alerta con actuaciones preventivas diferentes. El nivel verde de riesgo 0, el nivel 1 amarillo, de bajo riesgo (uno o dos días en que la temperatura mínima y máxima rebasan los umbrales), el nivel 2 naranja, de riesgo medio (3/4 días en que la temperatura mínima y máxima rebasan los umbrales) y el nivel 3 rojo con 5 días seguidos en los que la temperatura mínima y máxima rebasan los umbrales.

En Navarra hay dos umbrales diferentes, uno para la zona de la Ribera con mínima de 20 grados y máxima de 36 grados; la segunda para el resto de Navarra con mínima de 18 grados y máxima de 36 grados.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Decretada la alerta roja en la Ribera: se convoca el comité de crisis ante los riesgos para la población