• martes, 24 de mayo de 2022
  • Actualizado 13:55

 

 
 

SALUD

Alcer espera superar las mejores cifras de donación en vida de riñón registradas en Navarra

ALCER Navarra apuesta por “la prevención y el trasplante en vida como fórmulas para la sostenibilidad de la enfermedad renal crónica”.

ALCER Navarra
ALCER Navarra.

ALCER Navarra, Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales, asegura que este año se mejorarán las cifras de donación de riñón en vida registradas el pasado año, en concreto dos donaciones, e incluso se superarán los mejores datos registrados por la Comunidad foral, las 5 de 2009. Así se ha indicado en sus II Jornadas Autonómicas organizadas por la asociación, que apostaron por la prevención y el trasplante en vida como fórmulas para  mejorar la atención de la personas con enfermedad renal crónica. De todas formas, añaden desde ALCER, “todavía estamos lejos de las 8 ó 10 donaciones en vida que la Comunidad foral puede alcanzar”.

La enfermedad renal supone un 3% del gasto total sanitario, afectando a un 10% de la población y alcanzando un 23% de la población mayor de 65 años. En Navarra, más de 1.000 personas reciben tratamiento por insuficiencia renal y más de 7.000 personas han sido atendidas por patologías renales.

Las jornadas, que tuvieron lugar el domingo 29 de noviembre en la antigua Residencia Virgen del Camino, comenzaron con una intervención del nuevo coordinador autonómico de trasplantes, Dr. Elizalde, que destacó las buenas cifras de donación y trasplante de Navarra para el año 2015, “con seguridad superiores incluso a las de 2014” y resaltó que “ha habido 6 donantes en asistolia, un dato extraordinario, pero el camino es el fomento de la donación en vida”. Por su parte, el director del Complejo Hospitalario de Navarra, Dr. Antonio Merino, que acudió en representación del consejero de Salud, D. Fernando Domínguez, hizo hincapié en el camino de trabajo conjunto de los profesionales y las asociaciones de pacientes para mejorar la atención y la calidad de vida de los enfermos crónicos.

Manuel Arellano, presidente de ALCER Navarra, resaltó la buena disposición que está habiendo con los profesionales sanitarios para dirigir los esfuerzos en una atención interdisciplinar e integral centrada en las personas. “Tenemos que crear un espacio sociosantario que atienda a la persona en todas las fases de la enfermedad”, indicó Arellano. “La prevención puede ayudar a frenar el elevado coste de la enfermedad renal, pero la promoción del trasplante en vida podría suponer un reducción de costes muy importantes, mejorando la calidad de vida de muchas personas”.

Vacunación y prevención

La asociación apuesta por la vacunación en enfermos crónicos y/o con enfermedad renal como fórmula de prevención de posteriores complicaciones sanitarias. “De la misma forma, la atención y detección precoz en los niños con enfermedades renales ralentiza en edades tempranas el avance de la enfermedad pudiendo llegar a frenarlo”, añade Arellano.

En este sentido, la Dra. Chamorro, responsable de servicio de vacunación de CHNA, recordó la importancia de estar atentos al calendario de vacunación y cumplir con las recomendaciones sanitarias sobre todo en los enfermos crónicos y las personas mayores de 60 años. “Para la campaña de la gripe, por ejemplo, hay que vacunarse todos los años porque la cepa muta de año en año. La vacuna no produce gripe, la previene y minimiza los efectos en estos colectivos de riesgo”.

Intervino la Dra. Iceta, responsable de pediatría nefrológica de CHNA, donde describió la atención que desde la unidad se presta a los niños que padecen una enfermedad renal y el seguimiento y estudio que se realiza para valorar el desarrollo físico que en ocasiones se ve afectado por la enfermedad renal, aunque ya se están consiguiendo resultados muy positivos. 18 niños con enfermedad crónica han pasado por la unidad y son derivados, cuando necesitan diálisis o trasplante, al Hospital de Cruces o al que la familia prefiera por apoyo familiar. En estos momentos hay 2 niños con tratamiento renal sustitutivo que han sido derivados a las unidades de referencia. 

Cerró la jornada el Dr. Oppenheimer, director de la unidad de nefrología y urología del Hospital Clinic de Barcelona, entidad de pionera y de referencia en innovación en técnicas de trasplante renal de donante vivo que ha realizado hasta la fecha 4.079 trasplantes renales y 791 de donante vivo y que este año celebra el 50 aniversario del primer trasplante de riñón. Centró su intervención en la importancia de la donación en vida argumentando que “es la mejor opción terapéutica de tratamiento de la insuficiencia renal, consigue que los tiempos de espera en diálisis sean razonablemente cortos y suple la insuficiencia de demanda de riñones para trasplante de la donación de cadáver, reduciendo el coste de tratamiento con una alto nivel de duración del injerto pudiendo llegar a los 50 años en algunos casos.” Resaltó que las innovaciones en las opciones de donación en vida como la  donación cruzada, de grupo sanguíneo incompatible, de donante altruista, en cadena, etc., están abriendo las puertas a que personas en diálisis tengan opción a salir de diálisis y que las cifras a nivel nacional sean mejores de año en año”.

Concluyó su intervención contando su historia y experiencia como donante en vida, cuando hace unos 3 años su hijo mayor se vio afectado por la enfermedad. “Mi preocupación era no ser yo el donante de mi hijo. Me hice todas las pruebas y era compatible. En 48 horas estaba en mi casa y  cinco días más tarde fui a buscar a mi hijo cuando salía del hospital”.

La enfermedad renal, como patología crónica supone un 3% del gasto sanitario total, y llega a afectar a un 9,16% de la población general, alcanzado un 23,67% en el caso de personas mayores de 65% años. En momentos de crisis no se pueden ver afectados los servicios de atención a este colectivo de personas que van a estar siempre acompañados por la enfermedad. Una situación que en palabras de Manuel Arellano, presidente de ALCER Navarra, “no es admisible. Los enfermos renales tienen derecho a tener su propia vida, a ser tratados por profesionales formados, a ser como los demás miembros de la sociedad, y a ser atendidos en condiciones de igualdad y equidad en todas las comunidades autónomas”.

ALCER Navarra, Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales, es una entidad sin ánimo de lucro y declarada de utilidad pública, creada en el año 1977, que tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de los enfermos renales, sensibilizar a favor de la donación de órganos y promover la investigación. La asociación representa a un colectivo de 20.000 personas con una enfermedad renal y familiares, que abarcan todas las edades.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Alcer espera superar las mejores cifras de donación en vida de riñón registradas en Navarra