• jueves, 06 de octubre de 2022
  • Actualizado 12:41
 
 

SOCIEDAD

Cierra la campaña de la alcachofa de Tudela: desciende su comercialización por las condiciones meteorológicas

Las condiciones meteorológicas han condicionado la campaña y ha obligado a acortar el periodo de recolección de una alcachofa. 

La alcachofa de Tudela. CEDIDA
La alcachofa de Tudela. CEDIDA

La Alcachofa de Tudela ha cerrado la campaña con un descenso en la cantidad de producto comercializado debido, en gran medida, a las "difíciles condiciones meteorológicas", según ha informado la sociedad pública INTIA.

En concreto, según ha señalado, "la atípica situación vivida este año ha obligado acortar el periodo de recolección de una alcachofa que se ha visto afectada por las heladas continuas de principios de año, las riadas que afectaron a algunas plantaciones y los fuertes calores registrados en primavera".

Pese a esta situación, la Indicación Geográfica Protegida Alcachofa de Tudela afronta "con optimismo" la próxima campaña dado que, "aunque la previsión de superficie cultivada será inferior, se espera recuperar las cantidades certificadas en las campañas precedentes".

En cifras, la sociedad pública INTIA ha certificado un total de 1.459.309 kilos de Alcachofa de Tudela, de los que 695.646 kilos se han destinado en fresco, mientras que los 763.663 kilos restantes se comercializarán en conserva. En comparación con la campaña pasada, se ha registrado un descenso del 54% de la alcachofa en fresco y del 39% en la conserva. En esta campaña se han inscrito un total de 85 agricultores con 487 parcelas que, en suma, suponen 638 hectáreas, según datos facilitados por el Consejo Regulador de la IGP Alcachofa de Tudela.

Esta reducción del producto certificado este año se ha debido también a la "baja rentabilidad" del cultivo por problemas ante la falta de productos fitosanitarios para el control de algunas plagas y malas hierbas, unido también a otras dos razones: la falta de mano de obra y al aumento de los costes de producción.

INTIA da así por finalizada la campaña de la Alcachofa de Tudela una vez que se han inspeccionado todas las parcelas, verificado la superficie cultivada y certificado todo el producto recogido. La campaña de comercialización en fresco terminó en mayo, mientras que la de conserva a primeros de junio, y ha sido esta misma semana cuando han podido cerrarse los datos finales de campaña.

En palabras de Ana Juanena, directora de certificación de INTIA y secretaria del Consejo Regulador de esta IGP, "aunque la rentabilidad de las parcelas no ha sido la deseada, cabe destacar que continua el esfuerzo de quienes comercializan por dar a conocer la Alcachofa de Tudela y como ejemplos, el Congreso Nacional celebrado en abril sobre la variedad navarra Blanca de Tudela, los proyectos para controlar los efectos del taladro de la alcachofa o las buenas perspectivas para la campaña próxima con una previsible recuperación de las cantidades certificadas".

INTIA, empresa pública adscrita al Departamento de Desarrollo Rural del Gobierno de Navarra, es quien se encarga de certificar estas parcelas. Para que la alcachofa pueda ser comercializada como Alcachofa de Tudela, además de ser la variedad 'Blanca de Tudela' y estar cultivada en aquellas parcelas previamente inscritas, debe cumplir con todos los requisitos de calidad exigidos en el pliego de condiciones: debe estar fresca, sin señales de heladas, con la forma típica de la variedad, homogénea o con las brácteas apretadas, por citar algunos de los condicionantes.

Por ello, para poder verificar que los operadores cumplen con este tipo de requisitos, INTIA realizar inspecciones de manera periódica durante la campaña realizando controles de calidad y verificando la trazabilidad. Toda esa producción pasa a formar parte de la IGP Alcachofa de Tudela, una de las marcas de calidad integrada en Reyno Gourmet.

Las comercializadoras en fresco son cooperativas (AN S. Coop. y Cooperativa San Blas de Ribaforada) o productores que comercializan su propia producción (Vegetales Alto Ebro, Frutas y Hortalizas de Fontellas, SAT Agorreta 721 NA, SAT Frutas y Verduras Castel-Ruiz, SAT NA 728 Yesfresh).

Por otra parte, en esta campaña han sido un total de 12 las empresas que han elaborado conserva de Alcachofa de Tudela: Anko (Cadreita), Conservas Artesanas Rosara (Andosilla), Conservas Hijos de Manuel Sanchez Basarte (Villafranca), Conservas Oses (Sesma), Conservas Pedro Luis (Lodosa), Endine (Mendavia), Deliconservas Medrano (Tudela), José Salcedo Soria (San Adrián), MCA Spain (Mendavia), Conservas Gilvermar (Mendavia), Riberega S. Coop. (Castejón) y Viuda de Cayo Sainz (Mendavia).

Al igual que ocurre con la alcachofa en fresco, INTIA es quien realiza los controles para verificar el cumplimento del pliego de condiciones. En este sentido, las alcachofas deben proceder de parcelas inscritas, y la conserva se debe elaborar en una de las 11 empresas inscritas.

En cada una de las inspecciones que se realizan se toman muestras para control de calidad, se verifica también la trazabilidad y se comprueba que en el proceso no se han añadido acidulantes o correctores de la acidez. Este punto es muy importante porque esta es precisamente una de las características de la Alcachofa de Tudela dado que al elaborarse sin acidulantes mantiene su sabor natural.

Debido a que no se añaden acidulantes, el tratamiento térmico al que se tiene que someter la conserva para asegurar su estabilidad es más fuerte, y aunque pierde algo de textura, es su forma tradicional de elaboración en esta zona y lo que mantiene la particularidad y características especiales de este producto de calidad.

La Alcachofa de Tudela fue reconocida e inscrita en el Registro comunitario de denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas en el año 2001 y es una de las marcas de calidad amparadas bajo la enseña Reyno Gourmet.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cierra la campaña de la alcachofa de Tudela: desciende su comercialización por las condiciones meteorológicas