EDUCACIÓN

El 'Hermano Mayor', en Pamplona: "Educamos a los hijos en Walt Disney y la vida es The Walking Dead"

Pedro García Aguado y Francisco Castaño Mena impartieron este lunes una conferencia en el colegio Luis Amigó sobre estrategias en la educación. 

Pedro García Aguado y Francisco Castaño imparten la conferencia Aprender a educar. MIGUEL SANTIAGO
Pedro García Aguado y Francisco Castaño imparten la conferencia Aprender a educar. MIGUEL SANTIAGO  

Francisco Castaño Mena y Pedro García Aguado, autores del libro "Aprender a educar" y fundadores de una asesoría familiar con sede en distintas ciudades, impartieron este lunes una conferencia en el colegio Luis Amigó, dirigida a padres, con el objetivo práctico de sensibilizar a las familias, padres y madres, para que comprendan que educar no es fácil, y que requiere cierta "formación". 

Preguntado en una entrevista previa a Navarra.com sobre el enfoque que le iban a dar a la charla, Francisco Castaño Mena, asesor y orientador familiar, y profesor del instituto Pedraforca de Hospitalet (Barcelona), explicaba: "El objetivo de la charla es prevenir las malas conductas. Todas las malas conductas vienen de una educación inadecuada". "Vivimos en una sociedad excesivamente sobreprotectora. Educamos a los hijos en 'Walt Disney', y la vida es 'The Walking Dead'", señalaba.

Según Castaño Mena, a las charlas de formación educativa como esa solo acuden los padres de los niños que no tienen problemas, cuando lo que se busca es dar estrategias educativas a las familias, ya que "salvo que haya una psicopatología, la culpable de todo siempre es la educación". 

"Quiero dejar claro que no queremos culpabilizar a los padres, pero queremos concienciarles de que hay que aprender a educar. Nuestra idea es formar para educar", enfatizaba Castaño Mena. "Muchas veces, los adolescentes van a parar a un centro integrado por la incompetencia de los padres. Muchos no entienden que educar a un niño es largo, duro, costoso y para siempre. Los padres no tenemos derechos, tenemos responsabilidades".

Preguntado sobre los casos extremos, no dudaba: "Si no hay una patología (que, insisto, es un caso de cada mil), los niños siempre son recuperables, si el niño es capaz de pararse". 

"Muchos padres", admitía, " delegan la educación de sus hijos en los colegios. A esos padres, les daría mi correo electrónico, y que me escriban cuando tengan problemas con sus hijos", bromeaba. "Hemos de educar todos y hemos de ir a una. Para educar a un hijo hace falta la tribu entera". 

Por último, Castaño Mena hacía referencia al uso e las nuevas tecnologías: "Yo utilizo mi teléfono, mi tableta, lo que sea, como una herramienta. Es una herramienta para trabajar. Tengo mi agenda, mi email, lo que sea. A los niños se les da un 'smartphone' y lo utilizan como si fuera un juguete. Al final, desarrollan una adicción. Les provoca unas sensaciones similares a las que provoca el consumo de drogas". 

La conferencia, impartida por ambos, García Aguado ('Hermano Mayor') y Castaño Mena, y cuyo título era "Aprender a educar. Cómo hacer de nuestros hijos personas felices", estaba estructurada en cuatro bloques.

En primer lugar, hablaban de un "cambio socio-educativo como una de las situaciones que no entendemos". En este bloque, repasaban el auge de las nuevas tecnologías, y comparaban las diferencias en el sistema educativo de una generación a otra. 

Aguado preguntaba a la audiencia: "Todos sabéis lo que es Facebook, Twitter, Instagram. ¿Alguien sabe qué es Snapchat?, ¿alguien sabe qué es ThisCrush? No tenemos ni idea. Ese es el problema". 

La charla iba acompañada constantemente de anécdotas, vídeos, comentarios graciosos, y de un pique entre los dos conferenciantes que divertía a la audiencia y les hacía interiorizar mejor los conceptos. 

En segundo lugar, García Aguado y Castaño Mena hablaban de tipos de padres y madres, de tipos de hijos. Padres autoritarios, colegas, sobreprotectores y comprensivos pero no permisivos, era la clasificación que hacían. 

El tercer bloque de la charla estaba dedicado a "lo que se debe hacer: normas, límites y consecuencias". "Hay cosas que se pueden negociar, y cosas que no. Ellos siempre van a buscar estrategias para salirse con la suya. La creatividad de los adolescentes - y no tan adolescentes- para salirse con la suya es excepcional", explicaba Aguado. 

"Si no cumplen, ha de tener consecuencias", enfatizaba Aguado. "No hay nada más poderoso que un 'qué orgulloso estoy de ti'". "Debemos educarles con la suficiente autoestima para que sean capaces de decir no".

Castaño Mena utilizaba una metáfora: "Educar es como tener un pájaro en las manos. Si lo aprietas fuerte se asfixia y se muere. Si abres la mano se escapa. Hay que buscar el término medio".

En cuarto lugar, el último bloque de la charla iba dedicado a la educación en valores. Esfuerzo, respeto y humildad, responsabilidad, frustración o perseverancia eran algunos de los que se destacaban especialmente. "Es muy importante que los niños aprendan a gestionar su frustración", explicaba Castaño Mena.

La charla llenó un auditorio, el cual no pudo evitar estallar en aplausos, risas o lágrimas en algunos momentos. Tras esta, los conferenciantes se quedaron un tiempo para firmar libros, responder preguntas e intercambiar impresiones con los asistentes.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El 'Hermano Mayor', en Pamplona: "Educamos a los hijos en Walt Disney y la vida es The Walking Dead"