• miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 12:02

 

 
 

SALUD

Adacen trabaja para recuperar el lenguaje en pacientes con disartria

La entidad incorpora a su equipo, de forma pionera entre las entidades sociales de Navarra, a la tecnóloga Mishell Cadena Yáñez.

Una mujer con dolor de garganta. ARCHIVO
Una mujer se lleva las manos a la garganta. ARCHIVO

La Asociación de Daño Cerebral de Navarra (Adacen) trabaja en el desarrollo de una aplicación para recuperar el lenguaje y la capacidad de comunicación de pacientes con disartria.

Para desarrollar el proyecto Adacen ha incorporado a su equipo a la Ingeniera Biomédica Mishell Cadena Yáñez que, junto a los logopedas de la asociación, se ocupa de la iniciativa de I+D+i “Reeducación personalizada del habla en personas con daño cerebral adquirido”, financiado en parte por las ayudas del Gobierno de Navarra a la contratación de personal investigador y tecnológico.

La disartria es la dificultad para articular sonidos y palabras causada por una parálisis de los centros nerviosos que rigen los órganos fonatorios y el objetivo es que la aplicación ayude a la práctica activa del lenguaje ofreciendo imágenes y oraciones asociadas a palabras concretas, junto con un audio de la pronunciación correcta si el paciente lo requiere. de manera que la persona usuaria intente reproducir el sonido de la palabra modelo.

Para ello, una vez grabado el audio, se evaluarán parámetros de la voz como intensidad, tono, tiempo del habla y articulación, en función de estos parámetros se otorgará un valor en porcentaje de la calidad de pronunciación y según el porcentaje obtenido, se ofrecerán consejos para mejorar la pronunciación.

Adacen considera que esta aplicación permitirá que pacientes que se encuentran en terapia del habla practiquen de manera activa e independiente desde su casa los fonemas recomendados por los logopedas para cada situación y necesidad personal.

La principal ventaja de esta herramienta, dice la asociación en un comunicado, es que las personas usuarias reciben una retroalimentación de la calidad de su pronunciación que les ayuda a mejorarla y la práctica en casa produce mejoras en un plazo de tiempo más corto, al tiempo que los logopedas pueden acceder a los parámetros con los que se calificó al paciente para realizar un seguimiento y guiar la terapia.

El proyecto tiene una duración de un año dividido en varias etapas, primero para identificar las características extraíbles de un audio de voz y después, tras el desarrollo del programa, para las pruebas con pacientes y el desarrollo de la interfaz gráfica para usuarios finales. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Adacen trabaja para recuperar el lenguaje en pacientes con disartria