SOLIDARIDAD

Los niños saharauis que huyen de las "condiciones infrahumanas" del desierto pasan el verano en Navarra

La Asociación Navarra Amigos del Sahara ha traído este verano a 94 niños, que residen con familias navarras de acogida. 

De izquierda a derecha, las niñas saharauis Tarba, Dicaba, Diadiha y Fati. NAVARRA.COM
De izquierda a derecha, las niñas saharauis Tarba, Dicaba, Diadiha y Fati. NAVARRA.COM  

Este lunes el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y miembros de la corporación municipal han recibido una veintena de niños saharauis procedentes de los campos de refugiados ubicados en la provincia africana de Tindouf. Estos están pasando parte del verano en Navarra desde el pasado 9 de julio, y partirán de nuevo a sus respectivos lugares de residencia el próximo 8 de septiembre.

La capital navarra ha recibido a los menores esta misma mañana, en un acto que ha tenido lugar en el Ayuntamiento a las 12 horas. En él, el alcalde ha destacado las duras condiciones a las que estos niños deben afrontar en su día a día, en el entorno desértico del Sáhara.  

Por ello, ha agradecido fuertemente la labor del delegado del Pueblo Saharaui en Navarra, Badadi Benamar, y el subdelegado, Mohamed Gailani: "Juntos, hacen que funcione todo este engranaje. Gracias por vuestra implicación". 

La Asociación Navarra de Amigos del Sáhara (ANAS) es la principal responsable de que todos estos menores puedan disfrutar de dos meses ajenos a las extremas temperaturas, próximas a los 60 grados centígrados, que azotan la provincia de Tindouf.

Maya ha declarado que, de esta manera, los 94 niños acogidos este año en Navarra "pueden escapar del calor extremo" y la escasez a los que lamentablemente están habituados.

La situación que viven los menores, principales protagonistas del evento de este lunes, se ha reflejado con detalle esta mañana a través de un extracto de Médicos del Mundo que el mismo Maya ha citado durante su intervención.

De todos los niños que han sido acogidos este año en España, 94 han ido a parar a Navarra; y, de ellos, 40 están acogidos en Pamplona.

Algunos de los niños acogidos este año en Navarra, frente al Ayuntamiento.NAVARRA.COM

Durante las generosas palabras de Maya, se han valorado los lazos forjados entre las familias navarra y los niños; así como la ocasión que estos han tenido de percibir y disfrutar fuertemente de los Sanfermines.

Además, se ha dirigido a las familias que este año han ofrecido desinteresadamente sus recursos para cubrir las necesidades de los menores: "No solo acogéis y veláis por su salud, sino que también colaboráis para que el viaje hasta aquí sea posible".

"Aún así, decís que recibís mucho más de lo que dais", ha añadido el alcalde, "cobijando una cultura tan distinta, pero a la vez, tan cercana a la nuestra". 

El líder de Navarra Suma ha finalizado su discurso animando a nuevas familias navarras a que formen parte de esta iniciativa ,'Vacaciones en Paz', que lleva impulsándose en la Comunidad foral desde hace 25 años

Los campos de refugiados, distribuidos en la zona del suroeste de Argelia, cuenta con más de 150.000 habitantes y 40 años de historia, llenos de experiencias admirables de superación. 

Los más jóvenes, por su parte, conocen únicamente la vida en estos campos puesto que jamás han llegado a conocer su propio país de origen. Son las terceras y últimas generaciones.

Cada campamento es una 'wilaya' y se estructura en núcleos menores de población llamados 'dahiras'. Estos se encuentran rodeados de un desierto estéril, apenas habitado por unos pocos rebaños de cabras que tratan de sobrevivir por los escasos residuos acumulados en bolsas de basura.

UN DESIERTO 'INFERNAL'

Un desierto que el mismo Mohamed Gailani califica de "infernal", en el que los refugiados habitan en "condiciones infrahumanas". El subdelegado del Pueblo Saharaui en Navarra también ha aprovechado este acto para agradecer el asilo que ofrece Navarra anualmente a estos niños sin recursos: "Ustedes han estado siempre a nuestro lado para que estos niños puedan vivir en condiciones de libertad y paz". 

Sin embargo, aún queda mucho por hacer. Gailani critica la pasividad de las grandes organizaciones internacionales, quienes, según ha asegurado, tienden a dar la espalda a esta realidad: "Las Naciones Unidas nos han tenido en vela durante 28 años".  

Por su parte, Maya ha asegurado, en declaraciones exclusivas a Navarra.com, que "este día es una jornada entrañable e importante para reconocer oficialmente el trabajo que ejerce ANAS y todos los implicados en la iniciativa". 

No obstante, el alcalde ha destacado que "cuando uno habla con las familias de acogida, siempre queda la sensación de que no se hace lo suficiente, pero los recursos son los que son".

Siempre hay un punto, ha explicado, en el que los niños no pueden regresar a España: por eso, lo ideal sería que estos pudieran estudiar en Navarra con el fin de "tener una mayor continuidad".

"Vamos a trabajar intensamente para intentar cumplir con este problema", ha concluido el alcalde.

joseba Urroz junto a su hijo de acogida, en el Ayuntamiento de Pamplona. NAVARRA.COM

"EN LOS CAMPOS NO HAY NADA"

Salem Ahmedu, de 26 años, ejerce de voluntario y colabora con esta iniciativa desde hace dos años, periodo que lleva residiendo en la capital navarra desde que dejó atrás su vida en el Sáhara. 

"Nuestra labor es cuidarlos en el entorno del verano y la ciudad para que los niños pasen aquí una buena estancia", ha destacado Ahmedu. La idea, ha añadido, es hacer que los niños "sientan que forman parte de una familia".

El voluntario, se muestra involucrado en esta iniciativa debido a la infancia, por la que tuvo que pasar, similar a la de estos niños. Este africano tuvo que hacer frente al hambre y malas condiciones desde el campo de Dajla, lugar del que procede.

Ahmedu ha explicado que lo único que queda es la ayuda y las personas, puesto que en los campos de refugiados "no hay nada". Precisamente por eso, se muestra muy satisfecho con su labor en Pamplona. 

Carol García, de 40 años, es la principal responsable de la asociación, que lleva impulsando el proyecto 'Vacaciones en Paz' en Navarra desde el año 1997. "Cada año traemos alrededor de cien niños", ha calculado.

Esta además ha destacado que "la mayoría de familias de acogida siempre repite la experiencia", gracias a la buena relación que estas suelen construir con el niño. De hecho, el 60% de los que han acudido en esta ocasión lo hicieron también el año anterior.

UN GRAN CAMBIO

Joseba Urroz, de 47 años, es uno de los padres de acogida asistentes al acto. Se trata del primer año en el que el navarro forma parte de la iniciativa que, según ha destacado, "hace que uno se plantee cuestiones como el cambio al que se someten los niños al venir". 

Urroz y su mujer llevan cuidando de Waliatu, de unos 10 años, desde inicios del mes de julio. Sin embargo, y a pesar de todo este tiempo transcurrido hasta ahora, la convivencia se hace diferente, puesto que este matrimonio no tiene hijos y el niño, por su parte "es bastante movido". 

Fati, de 12 años, lleva dos años viniendo a Navarra; Diadiha, de 12, está viviendo su primera experiencia aquí; y Dicaba y Tarba, de 11 y 13, respectivamente, llevas tres años disfrutando del proyecto. Entre todas han asegurado, con aire de complicidad, que son amigas y que están disfrutando mucho del verano. 

Diadiha ha asegurado tímidamente que echa un "poquito de menos" a su familia, pero está muy contenta de poder estar en Pamplona. "Venimos para pasar el verano aquí, jugar y estar contentos con los niños", ha añadido Fati.

La recepción con el alcalde de Pamplona no es la única visita institucional que realizarán los niños y niñas saharauis. También está en su agenda acudir al Parlamento, al Gobierno de Navarra, a la Federación Navarra de Municipios y Concejos, entre otros, ha comunicado el Consistorio en una nota. 

La ilusión por conocer cosas nuevas se mezcla en la mayoría de los casos con las ganas por volver a casa y estar de nuevo con sus familias biológicas.

El alcalde de la capital navarra, Enrique Maya, junto a los niños y sus respectivas familias de acogida en el Ayuntamiento de Pamplona. CEDIDA


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los niños saharauis que huyen de las "condiciones infrahumanas" del desierto pasan el verano en Navarra