SALUD

Abertzales se rebelan contra los rastreadores militares en Navarra y llaman a la ciudadanía a "no obedecerles"

A través de las redes sociales, varias personas han publicado modelos para registrar que "no los reconocen como agente de autoridad sanitaria".

Los rastreadores del Ejército comienzan a trabajar en Refena. UME
Los rastreadores del Ejército comienzan a trabajar en Refena. UME  

La llegada de una treintena de efectivos militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME) a la Comunidad foral para incorporarse a la labor de rastreo de casos de coronavirus ha levantado ampollas especialmente en el sector abertzale más radical que, ahora, llama a no obedecer sus indicaciones poniendo en peligro la vida de los navarros y navarras.

A través de Twitter, varias personas han elaborado un 'modelo' de documento para que pueda ser presentado por otros abertzales en cualquiera de los registros de Navarra o a través del Registro Electrónico en el que manifiestan sus intenciones de "no aceptar ni obedecer ninguna actuación que venga del ámbito militar".

En el texto, que va dirigido a la atención de la presidenta del Gobierno de Navarra, así como de la consejera de Salud, Santos Induráin; el diréctor del área, Carlos Artundo y al vicepresidente Remírez; se puede leer: "Como vecina de Navarra y usuaria de Osasunbidea, por responsabilidad, he aceptado y acatado cada una de las medidas implantadas por las autoridades sanitarias para atajar la grave situación causada por la Covid-19, pero no voy a aceptar ningún tipo de actuación sanitaria que no provenga del personal vinculado a los servicios de Salud. No aceptaré ni obedeceré ninguna actuación que venga del ámbito militar, puesto que no lo reconozco como agente de autoridad sanitaria".

De esta manera, los abertzales llaman a desobedecer las directrices que desde el equipo de rastreo se dan para evitar que el virus se expanda más por la Comunidad foral.

Se trata de una actuación más de aquellos que supuran odio contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y que también dieron una 'bienvenida infame' a la treintena de militares que han acudido a la llamada de Chivite para controlar la Covid-19.

Así, este pasado lunes, afines a la formación Sortu -integrada dentro de EH Bildu- colocaban una gran pancarta sobre el tejado de Refena en la que exigían la marcha de estos trabajadores.  "Necesitamos inversión en Sanidad, no militares", rezaba la pancarta desplegada sobre el lugar en el que se encuentra el 'call center' de los rastreadores.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Abertzales se rebelan contra los rastreadores militares en Navarra y llaman a la ciudadanía a "no obedecerles"