SOCIEDAD

7 cosas a tener en cuenta antes de llamar a un fontanero de urgencia

Algunos consumidores han tenido que pagar facturas de más de trescientos euros por trabajos urgentes de fontanería.

Un fontanero trabajando en una vivienda
Un fontanero trabajando en una vivienda  

Si sufro una fuga de agua en casa o me he dejado las llaves dentro y quiero que me solucionen el problema cuanto antes a través de una empresa de servicios de urgencia, el coste puede ser el triple de lo que me supondría un trabajo de fontanería o cerrajería ordinario, según ha podido comprobar la Asociación de Consumidores de Navarra Irache.

Ante posibles abusos o facturas exageradas se servicios de Urgencias (fontanería, cerrajería, etc) desde Consumidores Irache se proponen siete claves a la hora de contratar un servicio urgente a domicilio:

1 - Antes de acudir a un servicio de urgencia, valore si la avería puede esperar unas horas o un día a ser reparada. De esta manera, podrá solicitar una reparación en una empresa ordinaria de fontanería y el ahorro puede ser considerable, de unos cien euros en adelante.

2 - Antes de contratar un servicio, revise su seguro de hogar, ya que algunas pólizas cubren este tipo de contingencias. Conviene llevar encima el número de atención del seguro porque no es extraño que el seguro trabaje con una empresa concreta y, por tanto, haya que encargar el trabajo a ella.

3 - Al llamar por teléfono, pregunte la tarifa por desplazamiento, la asistencia y la hora de mano de obra. De esta manera, podrá hacerse una idea del coste aproximado.

4 - Sepa que cuando el profesional llegue a su casa, tiene la obligación de realizar un presupuesto previo, a no ser que usted renuncie a él. Exíjalo. Si el profesional realiza el presupuesto, debe ceñirse a él. Sólo tendrá que pagar la elaboración del presupuesto si, cuando lo ha solicitado, no lo acepta. Este coste no puede superar el precio media hora de mano de obra y un desplazamiento. Esta propuesta tendrá un periodo mínimo de validez de treinta días.

5 - Solicite una factura una vez terminado el arreglo. El coste de la factura tiene que coincidir con el del presupuesto previo, a no ser que se haya aceptado alguna modificación por escrito. No pague ninguna cantidad sin haber recibido una factura en la que conste el prestador del servicio, su CIF, el IVA y los conceptos detallados de cobro.

6 - La ley establece para este tipo de reclamaciones una garantía de tres meses. Éste es el plazo en el que la factura cubre todos los gastos que se puedan ocasionar a causa de la reparación.  La garantía debe cumplirse sin el cobro de nuevas cantidades bajo ningún concepto. Así, si tras reparar una fuga en una tubería vuelve a haber un escape, el fontanero deberá repararla sin coste alguno.

7 - El usuario debe autorizar el uso para la reparación de materiales usados. 


TAMBIÉN A TENER EN CUENTA

Un servicio urgente a través de una empresa especializada en servicios a domicilio puede triplicar el precio de un servicio ordinario. Aunque los precios son libres y varían entre empresas, un servicio de fontanería ordinario que suponga una hora de mano de obra podría costar entre 55 y 75 euros, sin contar las piezas que haya que cambiar, mientras que un servicio urgente en una empresa de servicios a domicilio puede suponer, sin grandes añadidos, entre 140 y 180 euros.

El precio se encarecerá si la reparación se realiza en horario nocturno, fin de semana o festivo. Así, algunas suman un fijo de entre 30 y 50 euros al coste total y otras suben los diferentes conceptos: por ejemplo, entre diez y quince euros más la hora de mano de obra si ésta se solicita en sábado, domingo o festivo y que puede suponer hasta 52 euros más que el de un servicio ordinario. Un servicio urgente solicitado un sábado por la noche en un pueblo a 50 kilómetros de Pamplona podría acercarse a los 300 euros de coste.

La distancia entre la vivienda y la empresa puede encarecer el servicio. Algunas compañías cobran un fijo y a partir de cierta distancia de su sede -25 ó 15 kilómetros, entre algunos ejemplos- comienzan a cobrar entre 0,50 y hasta dos euros por cada kilómetro adicional, si el trabajo se da en festivo. Otras sin una distancia mínima, cobran entre 0,40 y 0,50 el kilómetro desde la compañía hasta la vivienda del consumidor.

Algunas empresas incluyen en su hoja de tarifas el precio de diagnosticar alguna avería, que se cobrará cuando el consumidor decida no encargar la reparación, junto con desplazamiento y disposición de servicio. Otras compañías establecen que este cobro, sin contar con el desplazamiento, será del equivalente a quince, treinta minutos o una hora de mano de obra, según el tipo de avería a diagnosticar.

Algunos consumidores han denunciado que el técnico que ha acudido les ha facturado un precio y que, cuando se le ha solicitado factura, le ha dicho que en ese caso habría que añadir el IVA, lo que, en algún caso, supondría un sobrecoste de setenta euros.

Falta de información. De hecho, en el estudio se han recibido varias negativas a facilitar las tarifas. En ocasiones, no se ha contestado a la solicitud; en otras, telefónicamente han accedido pero posteriormente no las han entregado y, en otros casos, directamente se han negado a hacerlo, pese a que la normativa les obliga a tener las tarifas disponibles para el consumidor.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
7 cosas a tener en cuenta antes de llamar a un fontanero de urgencia