• martes, 20 de abril de 2021
  • Actualizado 09:36

 

 
 

EMPLEO

216 personas que recibían Renta Garantizada lograron un empleo tras participar en un programa del Gobierno de Navarra

La diferencia frente al grupo de control es 28 personas, un 5,6%.

Comparece la consejera Mari Carmen Maeztu para informar sobre los motivos por los que se ha producido el brote de Covid-19 en el Centro San José. PABLO LASAOSA
Mari Carmen Maeztu en una comparecencia del pasado enero. PABLO LASAOSA

El modelo ERSISI, de atención integrada de los servicios sociales y de empleo a personas que precisan procesos de inclusión sociolaboral, ha logrado en su experiencia piloto en Tudela y Alsasua que un 43,2% de las 500 personas que recibían Renta Garantizada logren al menos un empleo en el año posterior a su participación en el programa.

Estos resultados han impulsado al Departamento de Derechos Sociales a prestarlo en 5 de las 9 agencias de empleo de Navarra: Pamplona-Iturrondo, Tudela, Alsasua, Estella (Allo) y Santesteban; así como en 7 Servicios Sociales y los Equipos de Inserción Sociolaboral de la zona norte y Tudela.

Actualmente están siendo atendidas 14 personas y se espera finalizar el año con 60.

La consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, ha inaugurado este viernes una jornada de presentación de avances conseguidos con el nuevo modelo, dirigida a responsables y profesionales de estos servicios de empleo y servicios sociales. En ella han participado 45 personas "agentes clave en la trasferencia del modelo", ha indicado Maeztu.

"El trabajo de coordinación entre equipos, diseño y conexión de aplicaciones informáticas está siendo muy exigente y costoso, pero ya arrojan cambios en las personas usuarias. Incluso en pandemia, comprobamos que movilizan sus propios recursos y desbloquean su situación. Un camino ilusionante e innovador que está suponiendo una mejora en la calidad de los servicios y una respuesta viable y efectiva del ejercicio del derecho a la inclusión social", ha valorado la consejera.

La prestación integrada de servicios parte del proyecto de innovación social ERSISI (desarrollado en Tudela y Alsasua con 500 personas perceptoras de Renta Garantizada), promovido por Navarra con la hipótesis de que "este apoyo a la activación más intenso y coordinado, junto con el sistema de garantía de ingresos, alienta, y no desincentiva, la inserción laboral". La financiación de la Unión Europea permitió contratar personal para desarrollarlo.

Tras los resultados obtenidos, Derechos Sociales inició la extensión al resto de Navarra, a través del proyecto ERSISI-AUNA, que en esta ocasión atiende con los profesionales de los recursos ordinarios. Tras la fase de diseño, la pandemia retrasó, de abril a noviembre de 2020, la atención de casos. No obstante, los planes operativos se están cumpliendo. La previsión es evaluar nuevamente los resultados obtenidos para valorar la extensión a las cuatro zonas restantes en 2022.

En la actualidad participan las agencias de empleo de Tudela, Alsasua, Santesteban, Estella y la Agencia Integral de Iturrondo, así como los Servicios Sociales de Base de Alsasua, Tudela, Allo, Burlada, Villava, Huarte y Doneztebe-Malerreka, junto a los equipos de Incorporación Sociolaboral de Tudela y Comarca y zona norte.

MÁS ORIENTACIÓN Y MÁS CONTRATOS

La evaluación del proyecto ERSISI, todavía pendiente de cierre, determinó que las personas participantes incrementan "considerablemente" su participación en servicios de orientación (llegan a quintuplicarse y también se siguen utilizando una vez acabado el programa) y formación para el empleo.

Además, "obtienen más contratos de trabajo y la calidad del empleo es mayor, incluso un año después de finalizada la participación en el proyecto".

"Un 43,2% de las personas participantes (500), perceptoras de Renta Garantizada, lograron al menos un empleo en el año posterior al programa (en concreto fueron 629 contratos), frente al 37,6% del grupo de control que también logró al menos un contrato aunque no participó en el programa. Se aprecia por tanto un incremento de las personas insertadas en el empleo, siendo superiores los contratos indefinidos y a jornada completa en las personas participantes frente a las de control", ha destacado la consejera, quién ha recalcado que este modelo de gestión de casos se basa en "la atención centrada en la persona, con la intensidad necesaria y adaptando la respuesta a cada caso".

La jornada de este viernes ha servido para ahondar en el encaje institucional del proyecto con el Plan Estratégico de Inclusión Social, el Documento Marco de Atención Primaria de Servicios Sociales, y el próximo Plan de Empleo, así como para poner en común los avances y aprendizajes que los profesionales están consiguiendo en la implementación, a través de nuevos métodos de trabajo, coordinación, etc.

Además, un taller ha estado dirigido a extraer ideas de avance en el modelo, "puesto que la trasferencia no implica una réplica exacta de la experimentación, sino su adaptación a distintas realidades".

En este sentido, Maeztu ha destacado que "el éxito de la experiencia pasa por el fortalecimiento de las asociaciones locales para la planificación, desde lo local, de políticas activas de empleo".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
216 personas que recibían Renta Garantizada lograron un empleo tras participar en un programa del Gobierno de Navarra