PREMIUM  SOCIEDAD

Los 10 quebraderos de cabeza que han quitado el sueño a los consumidores navarros en el último año

La cláusula suelo, el cambio de compañía telefónica o los problemas con un coche de segunda mano son las reclamaciones más habituales según Consumidores Irache.

Imagen de varias personas perocupadas por las cuentas o contratos que deben afrontar. ARCHIVO
Imagen de varias personas perocupadas por las cuentas o contratos que deben afrontar. ARCHIVO  

La Asociación de Consumidores Irache ha dado a conocer cuáles han sido algunos de los problemas más habituales en Navarra en 2016. Éstos son los 10 quebraderos de cabeza más habituales entre la ciudadanía navarra en el último año:

1. SUELO HIPOTECARIO

Muchas personas han ido descubriendo que su cuota hipotecaria no bajaba al mismo ritmo que iba cayendo el valor del Euribor. Como explican desde Irache, algunos no sabían y que habían firmado un suelo hipotecario, un interés mínimo que se le cobra al usuario en cualquier caso a pesar de la bajada del Euribor y que llega a suponer miles de euros. Tras el acuerdo extrajudicial aprobado por el Gobierno y las dudas planteadas, ésta sigue siendo una de las mayores preocupaciones de los consumidores.

2. CAMBIAR DE COMPAÑÍA SALE CARO

La siempre problemática portabilidad para cambiar a otra compañía telefónica ha sido otro de los quebraderos de cabeza de muchos navarros. Una vez que ya tienen el nuevo servicio ven que la compañía anterior les sigue girando cargos de hasta 250 euros. Si el consumidor consigue contactar con ellos, le informan de que el cargo se debe a la cláusula de permanencia.

Sin embargo, debe conocerse con demasiada frecuencia que esta permanencia no existe, no se aceptó al contratar o, muy habitualmente, se aplica en su totalidad en lugar de proporcionalmente al tiempo que reste por cumplir, como marca la normativa.

3.  LA LUZ Y EL GAS, POR LAS NUBES

Al hacer cuentas, los ciudadanos se sorprenden de lo que han acabado pagando al año por la factura de luz o gas. Irache explica a los usuarios las características del contrato que han suscrito y en alguna ocasión se detectan errores en las facturas, pero lo más habitual es que el asociado haya contratado junto con el suministro unos servicios vinculados, de mantenimiento, urgencias o protección de pagos, que le pueden suponer al año más de cien euros.

4. PROBLEMAS CON EL COCHE DE SEGUNDA MANO

La compra de coches de segunda mano resulta para muchos ciudadanos más asequible de acuerdo sus posibilidades económicas. También se dan cada vez con más frecuencia personas que, transcurrido un plazo, venden el coche que compraron años atrás y compran otro usado. En ambos casos, transcurrido poco tiempo el consumidor detecta defectos del coche que no se le habían comunicado.

Si se ha comprado en un establecimiento, tiene una garantía de dos años, pero se ha podido rebajar en el contrato hasta un año. Si se ha comprado a un particular, hay que demostrar que existen vicios ocultos, es decir, que en el vehículo hay algún defecto grave que no estaba a la vista ni era posible conocerlo por el comprador en el momento de la transacción.

5. EL SEGURO NO PAGA LO ESPERADO

A pesar de los problemas para darse de baja o cambiar de seguro, el problema más habitual se suele dar cuando el consumidor sufre un siniestro: un accidente con el coche, una fuga de agua en casa o cualquier otro imprevisto. El problema comienza cuando la compañía aseguradora informa al cliente que el riesgo no está cubierto o le hace una oferta muy inferior a lo que ha costado la reparación o a lo que había previsto el consumidor.

6. VUELO RETRASADO

Especialmente después de época de vacaciones, son numerosos los casos en los que el vuelo contratado salió horas o incluso un día después de lo previsto y los consumidores quieren saber si tienen derecho a alguna compensación.

Efectivamente, la jurisprudencia europea reconoce derechos de compensación de entre 250 y 600 euros cuando el retraso sea de tres horas o más, y en función de la distancia de vuelo, siempre que el vuelo salga de un aeropuerto comunitario o si sale de un tercer país que no determina compensaciones en estos casos con destino a la Unión Europea y la compañía pertenece a uno de estados miembros.

7. SORPRESAS AL COMPRAR POR INTERNET

Las compras por internet tienen cada vez más protagonismo. Quizá por ello, crece el número de personas que acuden por problemas de este tipo. El más habitual es que se compre algo por internet y cuando llega a casa, el interesado se da cuenta de que el producto es defectuoso o no es lo que habían encargado.

En la Unión Europea, las compras por internet cuentan con la misma garantía que cualquier adquisición en establecimiento, en principio dos años. Además, el consumidor tiene catorce días para devolver el producto aunque sea conforme al contrato, por el derecho de desistimiento que le ampara en las compras a distancia. Conviene comunicar fehacientemente a la empresa la devolución y que puedo tener que pagar los gastos que suponga el envío de vuelta.

8. LA 'FALSA' REPARACIÓN DE LA LAVADORA

Las reparaciones a domicilio de electrodomésticos son un clásico en los quebraderos de cabeza que quitan el sueño a la ciudadanía. Tras los trabajos del técnico de mantenimiento, hay casos en los que el problema sigue sin solucionarse o incluso surgen otros nuevos pero el profesional no acude de nuevo o cobra íntegra la nueva reparación porque entiende que no tienen ninguna responsabilidad en el mal funcionamiento del aparato.

En principio, las reparaciones cuentan con tres meses de garantía. Hay casos en los que las quejas vienen por facturas que se entienden exageradas o porque el consumidor entiende que le está atendiendo el servicio oficial de marca cuando no es así.

9. LA PRIMA DEL SEGURO

Según explican desde la Asociación de Consumidores, este último año han sido numerosos los casos de personas que han acudido a Irache porque han descubierto que ha subido la prima del seguro o descubren varios encarecimientos en los últimos años.

Cualquier modificación en la póliza, incluida la prima, debe ser notificada al consumidor y aceptada por éste. Si se aplica la subida sin el consentimiento previo, el tomador del seguro tiene derecho a que se le apliquen las condiciones y la prima del ejercicio anterior.

10. UNA PERSONA VINO A MI CASA…

Un gran número de personas acuden a Irache preocupadas porque un agente de una compañía de luz, de gas o de telefonía ha acudido a su domicilio y no saben si la visita puede tener alguna consecuencia. En ocasiones, algunos de los usuarios firmaron documentos o llamaron por teléfono a donde les indicó el comercial. Hay muchos casos en los que, sin llegar a comprender la magnitud de su acción, el consumidor ha acabado suscribiendo un nuevo contrato aún sin entender las condiciones y abandonando de esta forma su antigua compañía.

Otras veces se trata de ventas a domicilio de todo tipo de productos, como mantas eléctricas, mantas normales u otros productos del hogar. Generalmente abundan más los afectados de edad avanzada. Debe saberse que en estos casos, el consumidor tiene catorce días para echar atrás el contrato. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los 10 quebraderos de cabeza que han quitado el sueño a los consumidores navarros en el último año