SAN FERMÍN

La Tasca de Don José: un local con vistas privilegiadas al Chupinazo y al encierro de San Fermín

El local cuenta con balcones tanto en la Calle Estafeta, con cabida para unas treinta personas de media, como en la Plaza del Castillo para poder disfrutar del Chupinazo.

Imagen de la terraza en la Tasca de Don José en la plaza del Castillo. NOEMÍ VERA
Imagen de la terraza en la Tasca de Don José en la plaza del Castillo. NOEMÍ VERA  

Poder ver el encierro en la Estafeta, desayunar sin moverse del balcón y tomar un sorbete de limón en plena plaza del Castillo puede ser un buen plan para disfrutar de los Sanfermines. 

La Tasca de Don José sabe lo que es combinar los diferentes momentos de un día sanferminero. "Ofrecemos algo las 24 horas del día. No estamos especializados en una franja horaria en concreto. Desde el encierro hasta la madrugada estamos en activo", comenta Irene Goñi, responsable de Recursos Humanos y Marketing de Resiruña S.L.U.

La empresa cuenta con tres establecimientos situados tanto en Pamplona como en dos centros comerciales. "En 2002, abrimos el primero en la Morea, dos años después en Itaroa y el 25 de junio de 2016 inauguramos el de la Plaza de Castillo" explica Goñi recordando cómo cuentan además con el local 'Cafés Sabina'.

El local del centro de Pamplona puede resultar engañoso a primera vista. Además de la terraza y la planta baja, "tenemos una primera planta destinada a comedor que mucha gente no sabe que existe".

En San Fermín, el bar se transforma tras las comidas, ya que mientras el interior se convierte en una pista de baile, "la terraza se destina a las cenas que no necesitan reservas". 

UNAS VISTAS AL ENCIERRO Y AL CHUPINAZO

La localización de la Tasca puede ser un disfrute por partida doble. El local cuenta con balcones tanto en la calle Estafeta como en la Plaza del Castillo. Irene Goñi cuenta cómo la gente puede empezar el día 6 con "el primer almuerzo de las fiestas mientras se asoma a ver el Chupinazo que se muestra en la pantalla colocada en la plaza".

Vistas desde los balcones de la primera planta de la Tasca de Don José. NOEMÍ VERA

El local cuenta con cuatro ventanas en la planta baja y con otros cuatro balcones en la primera. En total, "pueden llegar a estar unas 30 personas de media para ver los encierros". La responsable de recursos humanos explica cómo "nosotros los alquilamos a una agencia de viajes y ésta los subalquilan en su página web".

Además de las vistas a la calle Estafeta, los clientes de los balcones pueden disfrutar de un pequeño buffet para desayunar preparado por la Tasca. "Suelen ser en su mayoría extranjeros, pero también se interesa mucha gente de Pamplona por la disponibilidad, el precio y la opción del desayuno", puntualiza Goñi. 

NOVEDADES Y TRADICIONES

Todo bar cuenta con un producto característico. "Antes la parte baja era el bar Sevilla y la primera planta la sociedad Gazteleku con sus famosos sorbetes de limón", contaba. La Tasca ha mantenido este producto y lo sigue ofreciendo, tanto en carta como en menú, ya sea durante como unos días antes de las fiestas. Sin embargo, confiesa que "aunque le hemos dado nuestro propio toque personal, la gente sigue viniendo a comprar las jarras de sorbete".

"Después de las comidas, sobre las cinco de la tarde, las salas se convierten en pistas de baile y habilitamos una barra en cada una de las plantas con música en directo", explica Goñi. 

Planta primera del local que por las noches en San Fermín se vuelve una pista de baile. NOEMÍ VERA

Este año las noches contarán con una novedad: un DJ de bailes latinos. Goñi expone cómo "este año del domingo 7 al jueves 11 y también el día 14 va a haber en la primera planta música latina a partir de las doce de la noche". De esta forma el local ofrecerá dos espacios de fiesta para que tenga cabida un público variado. 

COCINA PERMANENTE Y PÚBLICO DIFERENTE

Los almuerzos sanfermineros son uno de los "momenticos" que caracterizan un día de fiestas. "Cuestan 22 euros y 28 con cubata. Está incluido el plato principal y el famoso sorbete así como una bebida por persona", comenta. 

La Tasca cuenta con cocina permanente que permite a los clientes poder pedir de la carta durante todo el día. "Aunque el menú solo se puede consumir a partir del mediodía, la cocina está abierta para cualquier picoteo", aclara Goñi. El bar cuenta con un menú especial de San Fermín por 32 euros y la opción de cubata y café por 39.

Picante, toques asiáticos, internacionales o comida tradicional son algunos de los adjetivos con los que Irene Goñi describe los platos. "Buscamos poder acceder a un público amplio. Mantenemos platos de siempre, como pueden ser unas pochas, pero también innovamos con opciones como un tataki", explica. 

Barra del bar Tasca de Don José en la Plaza del Castillo. NOEMÍ VERA

La cantidad de turistas extranjeros ha aumentado en los últimos años y esto lo han notado los espacios hosteleros. "Intentamos buscar personal que sepa hablar otros idiomas. Contamos con carta en inglés y francés. Aunque siempre es más cómodo para el cliente y el empleado poder comunicarse directamente", matiza Goñi. 

En cuanto al tipo de público que se acerca a estos locales, Goñi hace una clara distinción: "En los centros comerciales, la gente utiliza el local como un parada corta de descanso, mientras que aquí la gente tarde en irse de la mesa y se lo toman con más tranquilidad".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Tasca de Don José: un local con vistas privilegiadas al Chupinazo y al encierro de San Fermín