SAN FERMÍN

El reloj original de Kukuxumusu seguirá en Estafeta: un conocido negocio colocará la 'cuenta atrás' sanferminera

Por el momento se desconoce la fecha exacta en la que se hará efectivo el traslado, pero ya está acordado.

Fotomontaje de Carmelo Buttini, de La Casa del Libro,  junto a algunos miembros de la Comparsa.
Fotomontaje de Carmelo Buttini, de La Casa del Libro, junto a algunos miembros de la Comparsa.  

La 'cuenta atrás' más famosa de Pamplona permanecerá en la calle Estafeta después de que la tienda Kukuxumusu, situada en el número 76, anunciara su cierre y apagara uno de los símbolos más queridos por los pamplones y fotografiados por los visitantes que acuden a la ciudad año tras año.

El famoso reloj que marca el tiempo que falta para los próximos Sanfermines se trasladará tan solo unos metros más abajo y se ubicará en la misma calle, pero casi a la altura de la Bajada Javier, según ha podido confirmar este periódico.

Su nuevo hogar será un negocio con solera, familiar y vinculado a las fiestas con sabor internacional.

'La Casa del Libro', abierta desde 1943, ha logrado hacerse con este símbolo de Pamplona y continuará con esta tradición iniciada hace varios años por la marca Kukuxumusu.

Sin embargo, a esta 'joya' pamplonesa no le han faltado pretendientes.

Otros establecimientos comerciales, bares, peñas y hasta una iglesia se han interesado en adquirir el mítico reloj que finalmente lucirá en la fachada de la 'La Casa del Libro'.

De hecho, hasta el propio alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, ha suscrito los deseos de su concejal Aritz Romeo de colocar la 'cuenta atrás' en el Ayuntamiento de la ciudad o buscarle una nueva ubicación sin saber que la decisión ya estaba tomada.

Por su parte el futuro propietario, Carmelo Buttini, que lleva a San Fermín hasta en la piel ha reconocido sentir una "ilusión tremenda" al enterarse de que la firma ha apostado por él y su negocio para perpetrar esta tradición. "Casi lloro al enterarme", ha reconocido el comerciante del Casco Antiguo de Pamplona.

Buttini, al enterarse del cierre de la tienda de Kukuxumusu, decidió ponerse en contacto con ellos arengado por sus propios clientes y por comentarios de gente anónima a través de redes sociales que planteaban la idea de que el reloj fuera a parar a su negocio.

La 'cuenta atrás' supone continuar con un "sentimiento muy importante" y que ahora podrá perdurar en una de las calles más míticas de Pamplona por San Fermín.

Asimismo, Carmelo Buttini ha asegurado que el reloj se colocará en la fachada y no en el interior del establecimiento para que, como siempre, todo puedan disfrutar de él y contar los días.

Por el momento se desconoce la fecha exacta en la que se hará efectivo el traslado, pero lo que Buttini tiene claro es que "ya falta menos".

EL CIERRE DE KUKUXUMUSU

La compañía, que hasta ahora explotaba los derechos de los dibujos de Kukuxumusu (los diseños pertenecen a Kukuxumusu Ideas), presentó el citado procedimiento legal ante la determinación de la Hacienda foral de que debía hacer frente a la deuda anterior contraída por Kukuxumusu S.L. entre los años 2001 y 2014.

Esa otra firma también presentó un concurso de acreedores en su momento, que se cerró de forma definitiva, tras lo que se disolvió la empresa. Pero su sucesora no se pudo librar de esa deuda, cuyo deudor principal es la Hacienda foral.

Sin embargo, las tiendas han podido seguir funcionando debido a que el administrador que se hizo cargo de la compañía tras la solicitud del concurso de acreedores estimó que durante las fiestas de San Fermín se podrían generar importantes ingresos que posibilitaran reducir la cantidad adeudada antes de liquidar judicialmente la compañía.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El reloj original de Kukuxumusu seguirá en Estafeta: un conocido negocio colocará la 'cuenta atrás' sanferminera