PREMIUM  SAN FERMÍN

Oasis en pleno verano: la fábrica navarra que 'refresca' el inicio de San Fermín con 83.000 kilos de hielo

La fábrica Servihielo, situada en Puente La Reina, es la encargada de distribuir hielo al 95% de los bares de Pamplona tres veces al día durante las fiestas.

Imagen del proceso de fabricación de hielo en la fábrica 'Servi Hielo' de Puente la Reina. MIGUEL OSÉS
Imagen del proceso de fabricación de hielo en la fábrica 'Servi Hielo' de Puente la Reina. MIGUEL OSÉS  

Ante la llegada de la ola de calor a Navarra y la cercanía de los Sanfermines, que están a punto de comenzar, no hace falta viajar muy lejos para encontrar el paraíso dónde pasar los 40º a los que llegan los termómetros estos días en muchos lugares de la Comunidad foral, a los menos 12º.

El paraíso de estos días está en Puente La Reina y es una fábrica de hielos que ultima los preparativos para que en los próximos sanfermines a ningún bar le falte hielo para servir a sus clientes los refrescos y cubatas y soportar mejor así el calor que se avecina.

A veces los mejores negocios nacen de la propia necesidad, y esto es lo que le ocurrió a Juan Carlos Suescun Villanueva hace 25 años, cuando regentaba la discoteca Gares de Puente La Reina y veía que muchas veces el hielo que conseguía hacer desde allí con una máquina no era suficiente en comparación con lo que necesitaba, por lo que pensó que lo mismo les ocurriría a los hosteleros de Pamplona en verano y más concretamente durante las fiestas de San Fermín.

Los hermanos María, Carlos y Ana Suescun Nos, encargados de Servihielo. CEDIDA

La empresa la regentan los hijos del fundador: Carlos, María y Ana Suescún Nos. Durante el verano trabajan en la empresa 33 personas, pero es algo que se reduce en el invierno porque no hay tanta necesidad de distribución, que es en lo que más gente trabaja, por lo que es una plantilla estacional. "Es un negocio estacional porque el 70% de las ventas se producen en verano y se disparan con las olas de calor y las fiestas de los pueblos, eventos deportivos o bodas".

PROCESO DE CREACIÓN DEL HIELO

Los procesos de formación del hielo de la empresa comienzan con el agua y acaban con un hielo macizo y transparente. "El agua es del nacedero del Urredera, sale por un grifo como el de nuestras casas, llega aquí y no la tratamos para nada, sino que directamente fabricamos el hielo, después lo envasamos y lo metemos en una cámara, de ahí va al vehículo en el que se transporta al bar y de ahí a la copa", explica María Suescun.

Imagen de una máquina en la que se forman los cubitos de hielo en la fábrica Servihielo de Puente La Reina. MIGUEL OSÉS

"Es una máquina que fabrica hielo de forma peculiar, no es con moldes como en casa, sino que son unas duchas que pulverizan el agua y el hielo se va congelando de dentro hacia fuera para que sea transparante y macizo, que eso es lo que diferencia el buen hielo del mal hielo estéticamente, los hielos blancos son mal hielo porque eso depende del agua, es por el proceso de potabilización".

"Nosotros apostamos por fabricar diariamente menos, almacenar y cuando llega el verano o olas de calor estar previstos porque ya lo tenemos fabricado. Lo importante es la respuesta y el servicio que puedas dar a la hostelería, nosotros podemos distribuir en San Fermín hielo fabricado en mayo. Para los bares es más cómodo enfriar las bebidas con hielo porque es mucho más rápido", explica.

Las cámaras están a menos 16 grados para que se conserve, la conservación está a 16 grados que ahora se está muy bien. Son máquinas que trabajan 24 horas y durante dos o tres horas se envasa que es donde hay personal trabajando para que todo el proceso acabe bien. 

Una máquina produce al día 7.500 kilos pero es para almacenar, no tiene nada que ver con lo que se vende. Apostamos mucho por el almacenaje. La producción en invierno es la misma pero sin estar en venta. Cuando enchufas el vehículo empiezan a bajar los grados. 

TIPOS DE HIELO

En cuanto al peso del hielo hay dos tipos: uno de 40 gramos, que es el cubito con mayor presencia en bares y restaurantes, un cubito muy versátil que se adapta a todo tipo de vaso. Hay otro hielo de 60 gramos que es el cubito especialmente fabricado para discotecas y bares de copas. Su mayor tamaño agiliza el trabajo del camarero.

Ese mismo cubito lo embalsamos en bolsas individuales de 2 kilos que son las típicas que llevamos a los toros o para venta a domicilio, ese es el formato estándar, destinado al trabajo del día a día. Cada paquete contiene 5 bolsitas de 2 Kg. para un total de 10 Kg.

Imagen de dos bolsas de hielo especiales para hostelería producidas en la fábrica Servihielo de Puente La Reina .MIGUEL OSÉS

Los saquitos de 10 Kg "son apropiados para aquellas ocasiones en las que la carga de trabajo es mayor: fines de semana, fiestas, eventos" y los sacos de 25 kg. son un formato a granel, cuya principal ventaja es que se utiliza para llenar la máquina de hielo y así el camarero no cambia su sistema de trabajo. También es el envase que menos basura genera", expresan.

"Respecto a la forma hay tres tipos de hielo: el cocktail o pilé es un tipo de hielo destinado a la preparación de cócteles o mojitos permite que tus copas se mantengan frías durante mas tiempo, el picado, cuya principal función de este tipo de hielo es ideal para el enfriamiento de todo tipo de bebidas embotelladas y en tercer lugar la escama, que tiene como función el enfriamiento de procesos industriales o la conservación de productos frescos, pescaderías, panificadoras, industria hortofrutícola".

Los bares no son los únicos que necesitan de este bien primario para su funcionamiento. "Con la ola de calor, nos piden mucho hielo las panaderías, porque la masa madre tiene que estar a una temperatura determinada y para que no fermente tienen que echar hielo, lo mismo pasa a la uva que fermenta y por eso hacemos encargos también a bodegas". 

DURANTE LOS SANFERMINES

"Nosotros lo que damos es un servicio de despreocupación y la garantía de que ningún bar se va a quedar sin él. El 95% del hielo que se vende en San Fermín es de nuestra empresa, para la hostelería el hielo es imprescindible y más en San Fermín, porque si te quedas sin él no puedes poner ni siquiera un cubata. Lo que hacemos es pasar por cada negocio en el que son clientes tres veces al día durante esa semana a reponer: a la mañana, a mediodía y a la noche para que ellos no tengan que llamar a encargar porque se perdería tiempo", cuenta.

Imagen de un camión distribuidor de la empresa Servihielo de Puente La Reina.MIGUEL OSÉS

"Tenemos 405 bares y a cada uno le llevamos un arcón para almacenar el hielo al principio de las fiestas, Serbihielo es parte de la fiesta, ya que sin hielo no hay fiesta. El que más vendemos para bares son los sacos de 25 kilos y para las tiendas de 5 kgs. Todos los bares que trabajan con nosotros en San Fermín lo hacen todos los años yh la forma de fidelizar es no fallar.

"Nos dividimos Pamplona en rutas, los repartidores recorren los bares y van entrando tres veces al día a ver que neciestan y así conseguimos que sepa que no se va a quedar sin hielo. Cuando se acaban los sanfermines si ha sobrado hielo lo recogemos y abonamosla diferencia. Los vehículos que se usan para transportar los hielos son congeladores refrigeradores", explica. 

Aunque parece que el mundo de la fiesta se acaba en Navarra una vez que terminan las fiestas en Pamplona, la verdad es que ese es solo el inicio, porque es ahí cuando comienza un intenso verano de fiestas de los pueblos.

"Es un negocio que está totalmente ligado al tiempo, porque las veces que han tocado unos sanfermines frescos, la venta baja mucho", reconoce. "Cuando acaban las fiestas de San Fermín, lo que hacemos es distribuir el hielo por las fiestas de los pueblos, tanto bares como peñas", termina.

Imagen de una bolsa de hielo en el final de la cadena de producción de la empresa Servihielo de Puente La Reina.MIGUEL OSÉS


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Oasis en pleno verano: la fábrica navarra que 'refresca' el inicio de San Fermín con 83.000 kilos de hielo