PREMIUM  SAN FERMÍN

Adiós a 40 años en San Fermín, el corredor de Cascante corneado no volverá: "Ya tengo una edad"

 Mariano Jiménez Baigorri, de 57 años, recibió el alta del CHN el pasado lunes 15 de julio, tras ser corneado en el sexto encierro de San Fermín.

Jiménez Baigorri en el suelo durante (derecha) y tras (izquierda) la cogida de 'Palmero' el 12 de julio. EFE/AS FOTOGRAFÍA
Jiménez Baigorri en el suelo durante (derecha) y tras (izquierda) la cogida de 'Palmero' el 12 de julio. EFE/AS FOTOGRAFÍA  

El vecino de Cascante, Mariano Jiménez Baigorri, de 57 años, recibió una cornada en el muslo izquierdo durante el sexto encierro de las pasadas fiestas de San Fermín. Tras alrededor de 40 años corriendo delante de los toros, el veterano garantiza que su intención es dejarlo. 

Jiménez asegura que todo pasó muy rápido, pero fue realmente consciente de esas milésimas de segundo que marcaron otro buen susto en la cuesta de Santo Domingo. Durante el momento concreto de la cogida, el corredor navarro recuerda verse involucrado en un montón de gente. "En cuanto salí a rastras, noté que me había cogido", narra. 

Según informaron el pasado 12 de julio los servicios médicos, el pronóstico de Jiménez era menos grave que el de otros casos: cuando llegó al centro médico, presentaba un corte en el muslo izquierdo provocado por asta de toro

La ganadería gaditana Núñez del Cuvillo fue la protagonista de aquel encierro. El navarro, que lleva alrededor de 40 años corriendo en las fiestas de Pamplona, recibió la cornada por parte de 'Palmero', un toro de más de 500 kilos.

A pesar del escaso tiempo que define ese instante tan concreto, el veterano garantiza riendo que una cornada como aquella "se nota"

Los familiares de Jiménez se ven más tranquilos tras la voluntad que ha expresado de cara a las futuras fiestas: no volver a correr en el encierro debido a esos 57 años que juegan cada vez más en su contra.

Por eso, el corredor destaca que el motivo de su retirada poco tiene que ver con las dos principales cogidas a las que ha tenido que hacer frente. "Toda mi intención es no volver, ya tengo una edad para decirlo", destaca. 

El natural de Cascante asegura que cuenta con "un buen corte en la pierna" y que, a pesar de que el toro no le tocó ningún órgano vital, el proceso de recuperación debe dedicar un cuidado especial a que la herida no se llegue a infectar.

Declara, además, que ahora mismo no puede llevar a cabo una vida normal debido a los fuertes dolores que condicionan su movilidad. "No ando bien y tengo miedo de que se me infecte la herida", confiesa el mozo. 

Sin embargo, y a pesar de este incidente, Jiménez ya había recibido una cornada durante el encierro del 7 de julio del año 2014. 'Frutero', de la ganadería de Torrestrella fue el responsable de la cornada, en el área pélvica izquierda, provocándole una herida de seis centímetros de longitud. 

CON PENA PERO CON RELEVO

El navarro dice encontrarse disgustado: "Me da muchísima pena dejarlo porque es lo que me ha gustado siempre". No obstante, basta con que un miembro de la familia abandone el riesgo para que otro lo asuma y le tome el relevo.

El hijo del afectado Eder Jiménez, de 23 años, se ha involucrado aún más durante los Sanfermines recientes. De hecho, su padre asegura que este ha participado en todos los encierros de este año. 

Por el momento, el navarro trata de recuperarse poco a poco. Al menos, según informa, le retirarán los puntos a finales del mes de julio. El proceso de recuperación, por lo tanto, se mantiene en la línea de la normalidad.

De esta manera, Jiménez ha dejado atrás unos 40 años de carreras dedicadas a la tradición taurina que caracteriza las célebres fiestas de la capital navarra. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Adiós a 40 años en San Fermín, el corredor de Cascante corneado no volverá: "Ya tengo una edad"