PREMIUM  TOROS

Desaparece una ganadería de toros de San Fermín: el propietario manda al matadero las reses que le quedaban

"Llevaba mucho tiempo madurándolo y se decidió que cuando culminara la temporada de este año se acababa todo", confiesa el ganadero sobre su decisión. 

Una corrida en la plaza de toros de Pamplona este año. MIGUEL OSÉS
Una corrida en la plaza de toros de Pamplona este año. MIGUEL OSÉS  

La ganadería del Conde de la Maza, que estuvo presente en Pamplona por última vez en los Sanfermines de 2015, pasará a la historia en los próximos días. 

Su propietario, Leopoldo de la Maza Ybarra, ha enviado su ganadería íntegramente al matadero, excepto un lote de reses vendidas a un particular, según ha confirmado a Efe el criador por razones de ámbito privado y familiar.

"Llevaba mucho tiempo madurándolo y se decidió que cuando culminara la temporada de este año se acababa todo" ha confesado De la Maza, precisando que el proceso ya comenzó el año pasado "enviando muchas vacas al matadero y a festejos populares".

"Este año he quitado el resto" ha puntualizado el ganadero que además de lo lidiado en las plazas ha eliminado parte del ganado vendiéndolo "para las calles" y que ha añadido que "lo que me ha quedado de añojitas, eralas y todo lo que aún había por ahí se lo he vendido a un amigo mío de Sevilla que se lo llevará el viernes".

En Pamplona, su último encierro y corrida tuvo lugar el 12 de julio de 2015, plaza a la que volvían después de 34 años de ausencia. Su anterior presencia en San Fermín databa de 1981, aunque también lidió un festejo en la plaza de Pamplona en 1993 organizado por el Club Taurino. 

Su último carrera por las calles de Pamplona resultó rápida y limpia, sin heridos por asta de toro. La corrida, ya por la tarde, resultó algo deslucida, pero con el interés propio de este encaste. Eugenio de Mora cortó una oreja.  

A partir de ahora, De La Maza, que sí conservará el hierro y sus derechos ganaderos a nombre de la sociedad familiar, ha confesado que no le han quedado ganas de reemprender la carrera ganadera. 

"Estoy cansado y no me apetece. Podría haberme quedado con algunas reses y lidiar de erales pero esto es imposible. Esto está como está. Los toreros quieren torear lo que quieren torear y los empresarios quieren comprar lo que quieren comprar", ha puntualizado.

Los antecedentes de la ganadería que pastaba en el histórico Cortijo de Arenales del término sevillano de Morón de la Frontera figuran en las primeras compras de reses en los años 30 del siglo XX por parte de Leopoldo de la Maza, conde de la Maza, abuelo del último ganadero.

Fue en manos de su hijo del mismo nombre y título cuando la vacada adquirió cartel y el definitivo carácter, en especial a partir de la compra una punta de ganado de procedencia Núñez que, sumada a las anteriores reses, le dio personalidad definitiva a la ganadería, que era dirigida por Leopoldo de la Maza Ybarra desde la muerte del anterior conde en julio de 2002.

La ganadería del Conde de la Maza, que así se anunciaba en los carteles, lidió su última corrida de toros el pasado 15 de agosto en la localidad madrileña de Cenicientos, en un cartel en el que figuraban los matadores de toros Octavio Chacón, Alberto Lamelas y José Carlos Venegas.

Uno de sus últimos éxitos ganaderos en la plaza de la Maestranza fue en la corrida del Corpus de 2014, cuando un toro de su ganadería, lidiado como sobrero, propició una gran faena para el diestro palaciego Pepe Moral.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Desaparece una ganadería de toros de San Fermín: el propietario manda al matadero las reses que le quedaban