SAN FERMÍN

El Club Taurino de Pamplona: cuando los Sanfermines giran en torno a la fiesta de los toros

El club, que cumple más de 70 años, está situado en la calle Arrieta 5, a escasos metros del coso pamplonés.

Mikel Coronado, tesorero del club, y Jesús Mari Sevilla, vicepresidente, posan con uno de los astados y el cartel de San Fermín que preside el bar-restaurante del Club Taurino de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Mikel Coronado, tesorero del club, y Jesús Mari Sevilla, vicepresidente, posan con uno de los astados y el cartel de San Fermín que preside el bar-restaurante del Club Taurino de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Muy cerca de la Plaza de Toros se encuentra el Club Taurino de Pamplona, nacido hace ya 71 años con el fin de reunirse en torno a una pasión, los toros, y con el objetivo también de fomentar y difundir la tauromaquia.

A Mikel Coronado, actual tesorero del Club, la pasión por el mundo de los toros es algo que le viene desde pequeño por tradición familiar. Su abuelo, Antonio Coronado, fue socio fundador de la asociación y cronista taurino del periódico El Pensamiento Navarro.

En un primer momento, la Plaza del Castillo vio nacer su primera sede, que estaba ubicada junto al Casino Eslava. Años más tarde, continuó en la plaza pero mudándose al local situado encima del Paseo de la Jacoba, para finalmente en 2001 adquirir el espacio en el que se encuentra ubicado en la actualidad, en la calle Arrieta 5.

Bar-Restaurante Club Taurino en la calle Emilio Arrieta de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Míkel Coronado, tesorero del Club Taurino de Pamplona en la sede del club. ÍÑIGO ALZUGARAY

“Durante todo el año aquí se pueden ver las corridas de toros en la televisión, se ven antes que el fútbol, aunque otros prefieran”, dice bromeando Jose Mari Sevilla, vicepresidente del Club, al que su cargo le viene por afición propia: “Siempre he ido y sigo acudiendo a las ferias de Sevilla, San Isidro o Zaragoza”.

LOS SANFERMINES, EL MOMENTO ÁLGIDO

Sin duda, San Fermín es el momento en el que más gente se concentra para las distintas actividades que organizan, con mucha afluencia de visitantes y público. "Siempre hay alguien a quién atender”, apunta Sevilla.

“Vivimos los Sanfermines con todo lo que está relacionado con el toro”, explica Coronado. El día 4 de julio organizan una cena homenaje a los mayorales y ganaderos que acuden a Pamplona para la feria del toro, y se entrega el premio al mayoral que trajo el ejemplar más bravo a la pasada feria.

Bar-Restaurante Club Taurino en la calle Emilio Arrieta de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Mikel Coronado y Jesus Mari Sevilla durante la entrevista en el Club Taurino. ÍÑIGO ALZUGARAY

Se reparten también durante las fiestas los premios referidos a la mejor vara, banderilla y estocada. Todo esto, además del concurso fotográfico que luego sirve de portada a la revista que editan anualmente.

Por la sede del club han pasado personajes ilustres y toreros muy reconocidos como Francisco Rivera Ordóñez, Andrés Roca Rey y Juan José Padilla, que acudieron a recoger un premio, o la marquesa de Seoane, ganadera de Prieto de la Cal.

La rutina de los socios del club en Sanfermines es sencilla: el encierro se sigue desde la sede, además por la mañana acuden al apartado; por la tarde van a la corrida en la plaza y después de cada lidia vuelven al club a recibir a todo aquel que haya pasado por el coso y quiera continuar en el ambiente o comentar la corrida.

LA DECORACIÓN DEL LOCAL

Cuando se cruzan las puertas del comedor del local parece que uno se adentra de lleno en el coso pamplonés. Las paredes están repletas de fotografías, cuadros y recuerdos relacionados, cómo no, con la tauromaquia y las ferias de San Fermín.

Coronado destaca como uno de los objetos más valiosos la cabeza disecada del toro ‘Semillero’, uno de los astados de peor recuerdo, que llegó a matar a dos corredores en el año 1947.

Cuentan también con la cabeza de ‘Colorao’, el toro pelirrojo, o de ‘Revoltoso’, un astado lidiado en la Plaza de toros de Pamplona el 15 de julio de 1979.

Bar-Restaurante Club Taurino en la calle Emilio Arrieta de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Una panorámica de la pared principal del club, decorada con cabezas de astados, fotografías y carteles conmemorativos. ÍÑIGO ALZUGARAY

Además, tienen enmarcado el cartel de la única corrida que el torero Rafael de Paula ha lidiado en Pamplona o un cuadro que representa la hermandad con todos los centros taurinos de Navarra, entre ellos Tudela o Tafalla.

DURANTE EL AÑO

Aparte de San Fermín el centro taurino organiza actividades durante todo el año. Una de las más exitosas es el “Jueves Taurino” donde se celebran charlas con personajes relacionados con el mundo del toreo, como banderilleros o matadores.

El centro también sirve de lugar para presentaciones de libros y acontecimientos relacionados con esta temática. Así mismo se organizan viajes para visitar las ganaderías y los ejemplares de astados o a novilladas de otras localidades.

Otra de las iniciativas que lleva a cabo el Club Taurino es editar una revista anual en la que se recogen artículos de colaboradores externos y entendidos en materia de tauromaquia, además de socios que colaboran.

Además, el propio local se pone a disposición de los socios y los que allí se encuentren para ver las corridas de toros a través de la televisión, además de una biblioteca con libros señalados sobre la tauromaquia.

REUNIDOS EN TORNO A UNA BARRA DE BAR

Aparte de ser un centro taurino, la parte de arriba está dedicada a un bar restaurante que se administra de manera independiente.

Bar-Restaurante Club Taurino en la calle Emilio Arrieta de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

La barra del bar del Club Taurino de Pamplona. ÍÑIGO ALZUGARAY

Durante San Fermín presenta un menú especial, de 25 euros, en el que el estofado de toro es el plato estrella y es cada año el que más éxito tiene entre los comensales.

Juan José Hualde, camarero del restaurante, explica que durante San Fermín el local se llena: “Los días 6 y 7 están completos y durante el mediodía es cuando más afluencia de gente hay”.

LA FIESTA DE LOS TOROS EN PAMPLONA

La fiesta de los toros no debe mezclarse con política, dicen ambos responsables del club. “El aficionado, el dentro, es el que se llevará la fiesta por delante, no por presiones desde fuera”, aunque coinciden en que la fiesta goza de muy buena salud: “Todos los días hay gente haciendo cola para comprar abonos o entradas”.

“Mientras tengamos socios nuestra labor aquí continuará, aunque socialmente no es el mejor momento para decir que te gustan los toros”, señala Coronado.

“Actualmente contamos con algo más de 200 socios apuntados”, dice Sevilla. Pero destacan, además, que tienen lo que va a ser el futuro de la tauromaquia: un grupo de 30 socios infantiles y juveniles que es bastante activo y para los que también se organizan actividades.

Respecto al debate abierto sobre la fiesta de San Fermín, ambos coinciden en que “es difícil imaginar el escenario de una fiesta sin toros, actualmente todo gira alrededor del animal".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Club Taurino de Pamplona: cuando los Sanfermines giran en torno a la fiesta de los toros