SANFERMINES

El cartel de la Feria del Toro, a debate entre autores de éxito local: Salaberri, Oroz y Guerendiáin

Los tres participaron en un coloquio organizado en Pamplona por Onda Cero y El Corte Ingles dentro del ciclo taurino de los premios Ciudadela. 

Pío Guerendiáin, César Oroz, Pedro Salaberri y Mariano Pascal, en el debate organizado por Onda Cero y El Corte Inglés.
Pío Guerendiáin, César Oroz, Pedro Salaberri y Mariano Pascal, en el debate organizado por Onda Cero y El Corte Inglés.  

"Perseguimos el arquetipo de la foto perfecta, aunque ninguno sabemos realmente cuál es", sentenció Pío Guerendiáin. 

El fotógrafo, autor del cartel de la Feria del Toro de los Sanfermines de 2016, compartió mesa redonda junto a otros dos importantes nombres de la pintura y del humor gráfico en Navarra: Pedro Salaberri y César Oroz. El pintor fue autor del cartel de la feria taurina de San Fermín en 1977, mientras que el dibujante hizo lo propio en 2006

Juntos, moderados por Mariano Pascal, participaron en una animada e interesante charla sobre el cartelismo y las fiestas impulsada por El Corte Inglés y Onda Cero y celebrada la última semana en el centro comercial con la asistencia de numerosos entusiastas. 

Pedro Salaberri reconoció que es ahora más taurino que en la etapa en la que dibujo su cartel, con el toro colocado fuera de contexto, en la Ulzama. "Creo que yo entonces era un poco ingenuo y näif y por eso hice ese toro. Ahora me he acercado más y me interesa el animal en la naturaleza. Si tuviera que hacer el cartel hoy en día, creo que lo volvería a poner en el campo, más que en la lidia", expuso Salaberri

César Oroz rompió también todos los esquemas con su cartel de 2006, en el que tres toros humanizados se preparaban para comenzar el paseíllo previo a la corrida. "Cuando me lo encargaron me sentí presionado por lo que pudieran pensar los taurinos. Preparé 6 o 7 bocetos con ideas variadas, pero en todos incidía en el toro, dándole el protagonismo. Me daba respeto el ambiente ortodoxo taurino, pero sé que luego gustó y que incluso el cartel lo tienen puesto en sitios muy taurinos", mantuvo César Oroz, dibujante en Diario de Navarra, sanferminero y peñista por excelencia. 

Pío Guerendiáin, cuyo cartel del año 2016 está causando furor hasta el punto de que está siendo solicitado desde distintos lugares del mundo, recordó que el primer año que abrió su ya famosa ventana en la curva de Estafeta los primeros corredores que pasaron le tiraron la máquina de fotos y las gafas. Incluso llegó a confesar, según recordó entre risas, al ser confundido con un sacerdote, en pleno recorrido del encierro. "Sobre el cartel de este año, a Fernando Redón le enseñé varias fotos y le encantó la escogida, porque forman un magnífico grupo escultórico, los toros parecen un tren de mercancías que te va a atropellar".

Salaberri meditó sobre lo "pictórico" del encierro y aseguró que es imposible hacer un cartel que guste a todo el mundo: "Hay que hacer cosas distintas. Hay que tener en cuenta que tanto el torero como el corredor se ponen en peligro de muerte para sentir la muerte. El encierro nos sucede a toda la ciudad y hasta que no termina no nos quedamos tranquilos". 

Oroz reflexionó sobre sus inicios y su inspiración en las pancartas de Balda y los toros humanizados. "San Fermín y el encierro es de lo poco auténtico que queda en la vida occidental. El encierro es salvaje", señaló haciendo alusión a unas palabras del cineasta Bigas Luna cuando vino a grabar a Pamplona.

Guerendiáin recordó también que hace fotos del encierro desde el año 1963 y que acude a los toros cada tarde desde que su tío, siendo él muy joven, le llevaba a la plaza.

Bajo estas líneas pueden verse los tres carteles anunciadores de la Feria del Toro de izquierda a derecha: Pedro Salaberri (1977), César Oroz (2006) y Pío Guerendiáin (2016). 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El cartel de la Feria del Toro, a debate entre autores de éxito local: Salaberri, Oroz y Guerendiáin